Trucos y consejos sobre informática - MuyComputer
[ Trucos ]
Limpieza del portátil, no lo dejes para mañana

Limpieza del portátil, no lo dejes para mañana

La limpieza del portátil es una tarea de mantenimiento que merece nuestra atención y debemos realizar periódicamente. Y no nos referimos a "limpieza de bits", otra tarea imprescindible para la que ya te ofrecimos una guía para ganar espacio en disco borrando archivos, eliminando aplicaciones, limpiando el registro o desfragmentando el disco duro. Aquí hablamos de una limpieza a fondo "pura y dura" que además de mejorar el aspecto y salubridad del portátil es importante para su funcionamiento. Se ven por esos mundos de Dios unos equipos... que tela marinera. Merece la pena invertir media hora cada cierto tiempo y darle un respiro a ese compañero con el que muchos trabajamos a diario. Vale, ya estoy convencido ¿Cómo lo hacemos? Vamos con una pautas esenciales para realizar correctamente una limpieza del portátil. Consideraciones previas Recopilamos el material que vamos a necesitar y del que hablaremos en cada capítulo. Entre ellos, unos paños de microfibra, una cubeta con agua tibia, cepillos, un bote de aire comprimido o un pequeño aspirador. Podemos utilizar material que tengamos en casa o comprar kits comerciales para portátiles, kits especializados para las pantallas (cuidado con el líquido que empleamos) o las gomas "mágicas" para el teclado. Hay una amplísima oferta. Despejamos la mesa de trabajo y colocamos el portátil no sin añadir un paño debajo para evitar arañazos. Lo desconectamos de la red eléctrica y retiramos la batería si es extraíble. También todos los periféricos. Pulsamos sobre el botón de encendido para descargar energía sobrante. Limpieza de las rejillas de ventilación Un apartado importante porque la suciedad o polvo localizada en estas aberturas puede disminuir el rendimiento del equipo, obligar a que los ventiladores estén permanentemente conectados e incluso apagar el equipo si sube de temperatura por encima del límite de seguridad. El mini aspirador comentado y el bote de aire comprimido (teniendo cuidado con la presión para no dañar los componentes) son el material a utilizar. Pueden retirarse algunos paneles para dejarlos más accesibles pero solo en caso extremos y teniendo en cuenta que hay que tener ciertos conocimientos y que algunos fabricantes pueden anular la garantía si se abre el portátil. Si sabes y puedes desmontarlo perfecto. Si no, aspira toda la suciedad que puedas de todas las aberturas, rejillas, puertos y ventiladores del portátil y mete aire a presión por los conductos para limpieza del interior. Limpieza del teclado Dicen que un teclado típico contiene más gérmenes que un cuarto de baño por lo que es importante limpiarlo a fondo. Comenzaríamos por retirar polvo y restos entre las teclas con el bote de aire comprimido y/o un mini aspirador especial para teclados. Suelen incluir un cepillo limpiador para accesos a zonas difíciles. Después haríamos la limpieza simplemente con agua tibia con algunas gotas de un gel neutro y un paño bien escurrido tipo microfibra que no deje pelusas. Evitamos que la humedad se cuele por debajo de las teclas y afecte a la electrónica. Limpieza de la pantalla La limpieza de la pantalla es más delicada ya que no está diseñada para entrar en contacto con la humedad y debemos tener especial cuidado para no rayarla. Podemos utilizar productos especializados como espumas u otros líquidos, o utilizar soluciones caseras simplemente con agua. Una solución que funciona es un líquido mezclando al 50% agua destilada y vinagre blanco. A partir de ahí utilizaríamos un paño muy suave para limpiarla y otro para secarla, asegurándonos que no queden restos. Limpieza del chasis Es una tarea simple y sencilla utilizando productos especializados u otros que todos tenemos a mano en casa, como el citado bol de agua tibia con algunas gotas de un gel neutro, un paño de microfibra bien escurrido y otro para secarlo. Vía | Movilidad Profesional Imagen | Shutterstock  
10 comentarios
22/05/2015
Cómo asegurar tu pendrive USB con BitLocker To Go

Cómo asegurar tu pendrive USB con BitLocker To Go

BitLocker To Go es una característica de protección de datos incluida en la edición Profesional, Ultimate y Enterprise de Windows 7 y sus equivalentes de Windows 8. Es la variante del BitLocker genérico para protección de unidades fijas como discos duros. Está destinado a unidades de almacenamiento externos como pendrives USB. Impide el acceso no autorizado a los archivos almacenados cifrando la unidad y sus archivos, haciendo frente a su robo o extravío, algo demasiado frecuente en estas unidades de bolsillo. La idea es que aunque perdamos el pendrive al menos los datos queden a salvo. Su uso es muy sencillo siguiendo los siguientes pasos en Windows 7 u 8: - Accedemos al Panel de Control-Bitlocker y veremos como podemos activar BitLocker To Go en las unidades extraibles o discos externos que tengamos conectados al equipo. Activamos BitLocker To Go en la unidad extraible, en este caso un pendrive USB. Podemos personalizar el desbloqueo de la unidad mediante contraseña o usando una tarjeta inteligente: Elegimos el tipo de almacenamiento para la clave de recuperación en caso de olvido de contraseña o pérdida de la tarjeta inteligente: Y eso es todo. La aplicación se encargará de cifrar la unidad en un tiempo variable dependiendo de su capacidad: Una vez tengas el pendrive protegido, los nuevos archivos se cifran automáticamente cuando los agregues a una unidad que usa BitLocker. Sin embargo, si copias estos archivos a otra unidad o a un ordenador diferente, se descifran automáticamente. También puedes configurar la unidad para que se desbloquee automáticamente al iniciar sesión en el ordenador. Siguiendo estos mismos pasos, con el cifrado de unidad BitLocker puedes cifrar también la unidad de disco donde está instalado el sistema operativo u otras unidades de discos internos que tengas en tu equipo portátil o de sobremesa. Te dejamos con una guía para hacerlo en Windows 8 aunque es el mismo método que en Windows 7 y similar al que hemos visto de este BitLocker To Go que permite proteger nuestro pendrive sin utilizar otras herramientas externas al sistema operativo, del mismo fabricante o de terceros.
6 comentarios
20/05/2015
¿Estás preparado para el robo del portátil?

¿Estás preparado para el robo del portátil?

El robo o extravío de ordenadores portátiles, tablets o smartphones está a la orden del día. Circular por aeropuertos, estaciones de tren u otros centros de transporte; seminarios o conferencias, restaurantes, hoteles y en general zonas públicas, se está convirtiendo en un factor de riesgo y en una oportunidad para los "amigos de lo ajeno" ante el gran valor de los equipos. El robo de tu equipo informático o móvil puede suponer dejar en manos de terceros nuestros datos profesionales, financieros o personales, o las contraseñas para accesos a servicios de Internet. Un gran daño además del propio del coste del hardware. Aunque podemos pensar que "a nosotros no nos va a tocar" nadie está a salvo del robo del portátil o de su extravío y los datos de pérdidas de equipos informáticos móviles se cuentan por millones de unidades anuales en todo el mundo. Por ello, nos ha parecido interesante recordar las medidas de protección que ofrecen desde HP BusinessNow España para al menos minimizar su impacto o en su caso, tener oportunidad de recuperarlo. Suerte para no tener que utilizarlo... Guarda la factura de compra como el comprobante imprescindible para presentar la correspondiente denuncia en caso de robo o extravío. Anota todos los datos del equipo portátil o dispositivo móvil, especialmente su número de serie y la dirección MAC, un identificador que identifica de forma única a una tarjeta o dispositivo de red. Puedes hacer una marca discreta en tu equipo y guardar una fotografía de la misma para demostrar inequívocamente que es de tu propiedad. También puedes incluir una pegatina con tu nombre y teléfono móvil para que puedan ponerse en contacto contigo en caso de perdida. Si no lo estás utilizando, nunca dejes tu equipo a la vista en sitios públicos que son donde ocurren la mayoría de robos y extravíos de equipos móviles y portátiles. Asegúrate de realizar copias de seguridad de todos tus datos en caso de viajes o si eres un usuario de negocio móvil. Mantén tus archivos más valiosos en carpetas cifradas y, si utilizas servicios de almacenamiento online, guarda las contraseñas a buen recaudo. Utiliza sistemas avanzados de protección de datos. Activa los sistemas de seguridad integrados de tu equipo, como una contraseña de desbloqueo o el lector de huella digitales. Bloquea el acceso a la BIOS y a la cuenta de administrador con una contraseña lo más fuerte posible. Utiliza los sistemas de anclaje para asegurar tu equipo, especialmente en seminarios, conferencias o bibliotecas. Valora la contratación de un seguro específico para el caso de robo o extravío. Un seguro estándar no suele incluir el robo en las coberturas. Utiliza servicios gratuitos como Prey para intentar recuperar computadoras perdidas o robadas rastreando su ubicación.
7 comentarios
15/05/2015
Cinco herramientas de recuperación de datos

Cinco herramientas de recuperación de datos

El mercado ofrece un amplio elenco de herramientas que prometen recuperar archivos borrados (accidentalmente, por virus u otras causas) de las unidades de almacenamiento, sean discos duros, pendrives o unidades extraíbles de smartphones o cámaras. 7Tutorials ha probado cinco soluciones gratuitas para Windows con el objetivo de probar dónde llegan este tipo de herramientas en la recuperación de datos, su rapidez y eficacia. La prueba real se realizó sobre un pendrive formateado en el que copiaron 67 archivos en total de todo tipo de formatos (pdf, doc, docx, rtf, epub, azw3 (Kindle eBooks), iso, mp3, jpg, nef, pptx, exe, avi, mp4 , 7z, tar y zip).  Los archivos fueron borrados, copiando a continuación 10 nuevos archivos que ocuparan parte del espacio del disco ya que la sobreescritura es un factor esencial para recuperación de datos. Las soluciones gratuitas utilizadas fueron: Piriform Recuva Disk Drill PC Inspector File Recovery Puran File Recovery Wise Data Recovery Todas las soluciones funcionan de la misma forma. Realizan un escaneo previo de la unidad de almacenamiento y muestran el estado de los archivos borrados que podrían ser recuperados en una interfaz clara y sencilla de entender y manejar: Como verás en la imagen siguiente con los resultados, ninguna de ellas fue capaz de recuperar todos los archivos borrados y algunos de los recuperados estaban corruptos. También se ven diferencias en el tiempo de recuperación. En un pendrive puede ser relativamente rápido pero en un disco duro pueden tardar bastante tiempo. Resultados aceptables en eficacia y en tiempo de recuperación de Recuva y Puran, los dos recomendados aunque hay que tener en cuenta que se trata de soluciones gratuitas y es probable que aplicaciones comerciales sean capaces de ofrecer una mayor eficacia, sin llegar a servicios profesionales que aplican técnicas forenses pero que se salen fuera del mercado de consumo. En general, la mejor recomendación ante una pérdida de archivos en el disco, sea por borrado accidental, por virus u otras causas, es cesar de inmediato el uso de esa unidad para tener más posibilidades de recuperación. La sobreescritura en los espacios del disco donde se han borrado los archivos es la causa principal para que no podamos recuperarlos mediante este tipo de herramientas. Y por supuesto, no nos cansaremos de recomendar el uso de la función de copias de seguridad, una tarea imprescindible para un usuario y profesional que pretenda proteger la información personal y corporativa de un equipo informático. Ningún equipo está a salvo de la pérdida de datos, por un problema físico en las memorias, por una corrupción del sistema operativo, por una infección de malware o por un borrado accidental de archivos. Utilizar esta función de backup permitirá mantener a salvo los datos más preciados y evitaremos tener que utilizar estas herramientas de recuperación de datos (gratuitas) que no son tan efectivas como nos gustaría. - Vía | 7Tutorials - Imagen de portada | Shutterstock  
7 comentarios
11/05/2015
Google Chrome: cómo reducir uso de memoria, CPU y consumo de batería

Google Chrome: cómo reducir uso de memoria, CPU y consumo de batería

Google Chrome se convirtió en referencia en el sector de navegadores web por su interfaz minimalista y su gran rendimiento. Sin embargo, hace tiempo que perdió el concepto de navegador mínimo convirtiéndose en una plataforma completa de aplicaciones. Ello se traduce en un aumento significativo de recursos, que se suma al gran uso de memoria RAM y CPU al ejecutar pestañas por separado, y con todo ello en un ávido drenador de batería cuando utilizamos un ordenador portátil. Abre el administrador de tareas y podrás comprobar lo que ocupa Chrome para funcionar a poco que tengas unas cuantas pestañas abiertas: Sin embargo, hay tareas que podemos realizar para minimizar el consumo de recursos en Google Chrome que hoy repasamos: No ejecutes aplicaciones en segundo plano La conversión en plataforma de aplicaciones de la que hablábamos permite seguir ejecutando aplicaciones en segundo plano permanentemente incluso al cerrar Google Chrome, aumentando el consumo de recursos. Lo verás activo en la barra de herramientas. Si no lo necesitas, accede a Configuración-Sistema y deshabilita la opción. Elimina extensiones del navegador Algunas son muy útiles pero son una de las características que más aumentan el consumo de recursos. Accede a Configuración-Extensiones y deshabilita o elimina las que no sean absolutamente necesarias. Elimina las páginas en segundo plano Una página en background que se utiliza para permitir el acceso a documentos, hojas de cálculo, presentaciones o dibujos de Google Drive en modo sin conexión. Si no lo utilizas ve a la página de configuración de Google Drive y deshabilita la función: Selecciona la ejecución de plug-ins Accede a Configuración-Privacidad-Configuración de contenido-Complementos y marca la opción permitirme decidir cuándo ejecutar contenido de plugins. Ello evitará que plugins de gran consumo como Adobe Flash se cargue automáticamente en segundo plano en todas las páginas. La función se denomina Click-to-Play y puede utilizarse en otros navegadores como Firefox o Internet Explorer. Cuida el número de pestañas abiertas Ya hemos comentado que la ejecución por Chrome de cada pestaña en un proceso separado obliga a gastar más recursos. Y muchos como verás en la imagen del administrador de tareas, llegando incluso a bloquear el equipo con hardware poco potente. Si quieres ahorrar RAM y CPU selecciona el número de pestañas abiertas. Prueba un navegador diferente Si después de todo lo expuesto no reduces el consumo de recursos de Google Chrome, las alternativas están ahí aunque conviene recordar que el número de pestañas abiertas o los complementos cargados, influyen también en el rendimiento de cualquier otro navegador. A la espera de lo que ofrezca la versión final de Microsoft Edge, puedes probar otros como el mismo Internet Explorer, Opera o Firefox, el navegador libre que es seguramente el preferido por los que optan a cambiar Chrome.    
19 comentarios
06/05/2015
Cómo probar la velocidad de conexión de un servicio de Internet

Cómo probar la velocidad de conexión de un servicio de Internet

Has contratado un servicio de Internet de banda ancha fija que te ofrece una cantidad de megas determinadas o una conexión de datos móviles que promete el 4G más rápido del mercado. ¿Se acerca la velocidad de conexión real de un servicio de Internet a lo que hemos contratado? Con honrosas excepciones es probable que no. El proveedor ya se cuida de citar que lo ofertado es la velocidad máxima y que la velocidad de conexión real depende de múltiples factores, de la zona donde estés, si se trata de fibra o cobre, de la congestión de las redes, de la recepción de la señal, de tu propia configuración interna, y bla, bla, bla. Como puede haber tantas situaciones como usuarios, al menos sí podemos conocer cuál es la velocidad real que podemos obtener en nuestro caso particular y comparar con lo que tenemos contratado. Usuarios noveles tienden a emplear la velocidad de descarga directa de un archivo o la conseguida en redes de pares como la velocidad de conexión de su servicio de Internet. Puede ser una aproximación pero no podemos confiar en ese tipo de medidas porque dependerá del ancho de banda del servidor remoto, de su estado de congestión, los saltos entre routers hasta que llega hasta nuestro equipo, etc. En la imagen anterior podemos comprobar la velocidad de descarga de la última versión de prueba de Windows 10. A pesar que Microsoft sirve un ancho de banda brutal (de lo mejor del mercado) no conseguimos aprovechar el máximo de la conexión (en este caso ONO 60/6). Podríamos aumentarlo utilizando aplicaciones específicas para descargas directas pero en cualquier caso no podemos confiar en este tipo de mediciones para conocer nuestra velocidad de conexión. Speedtest En su lugar, podemos utilizar herramientas disponibles en Internet que nos ofrecen mediciones más precisas. Una de las más populares es el test de Speedtest.net tan sencilla de utilizar como podrás comprobar: Simplemente cargamos su página en cualquier navegador web y veremos cómo la herramienta nos ofrece la IP pública, su localización y el proveedor de Internet. Comenzamos el test con un simple clic contando con la posibilidad de elegir el servidor desde el que pretendemos hacer la prueba. En general, el más cercano ofrecerá los mejores resultados. La herramienta devolverá la velocidad máxima alcanzada de bajada y de subida así como el Ping obtenido. El resultado estará a la vista y tenemos la posibilidad de guardar una imagen del mismo, para compararlo posteriormente o incluirlo en nuestro perfil de foros y similares. Algunas consideraciones Para obtener la velocidad máxima utiliza una conexión cableada Ethernet en el equipo que tengas más cercano al router. Si tienes varios routers conectados o puntos de acceso, desconéctalos para las pruebas utilizando el router principal. Evita que ese equipo u otros de la red estén ocupando ancho de banda con otros servicios abiertos, especialmente P2P que pueden distorsionar el test. Igualmente para pruebas de redes inalámbricas Wi-Fi. Aquí las diferencias pueden ser mayores dependiendo de los terminales, localización, la norma inalámbrica utilizada o el canal al que está conectado. Intenta localizar un canal lo menos saturado posible. Lo mismo podemos decir para pruebas sobre redes de banda ancha móvil. Lo ideal sería localizar un área despejada y con buena señal del proveedor aunque no siempre es posible. La aplicación Mobile de Speedtest está disponible gratuitamente para iOS, Android y Windows Phone y soporta redes LTE, 4G, 3G, EDGE y EVDO. Efectúa varias mediciones para obtener una media y a distintas horas del día. Puede sorprenderte las diferencias que puedes obtener.
20 comentarios
05/05/2015
Cómo mejorar la autonomía de un smartphone

Cómo mejorar la autonomía de un smartphone

La autonomía de un smartphone sigue siendo una cuenta pendiente en la industria. La mejora de rendimiento de los móviles inteligentes es una constante generación a generación. Del móvil "tonto" destinado exclusivamente a realizar llamadas de voz hemos pasado a computadoras en miniatura y ello ha penalizado el apartado de la autonomía. El aumento de tamaño de pantalla, de la resolución, de la potencia de su motor de procesamiento y gráfico o de su conectividad, unido a la tendencia imparable de diseñar móviles cada vez más delgados, ha provocado que un smartphone actual a duras penas aguante un día de uso a poco que lo utilices. A la espera que los fabricantes desarrollen nuevas tecnologías de baterías, el usuario puede aumentar la autonomía y de paso prolongar la vida de la batería con unos sencillos pasos que hemos comentado en nuestro blog de movilidad profesional y que te recordamos: Ajusta el brillo de la pantalla. Las pantallas multitáctiles son el componente que más consume en un smartphone. Ajustar su brillo puede marcar la diferencia en términos de autonomía. Apaga la pantalla. Apaga/bloquea la pantalla siempre que no la utilices, ajustando al mínimo el tiempo de suspensión por inactividad. Desactiva el GPS. Si no lo necesitas, desactiva el módulo del sistema de posicionamiento global y también las aplicaciones que hacen uso de los servicios de localización hasta que vayas a utilizarlos. Desactiva Bluetooth. Otro módulo de radio que utilizamos menos del tiempo que lo tenemos conectado y que conviene desactivar por defecto si queremos ahorrar aún más batería. Utiliza el modo ‘avión’. Será difícil que no necesitemos estar conectados pero en situaciones críticas de batería deshabilitar las funciones inalámbricas te ofrecerá un interesante plus de autonomía. Selecciona instalaciones. Los widgets y fondos de pantalla son habituales en los dispositivos de movilidad. Selecciona su instalación y uso porque son grandes drenadores de la batería. Desactiva automatismos. Desactiva las notificaciones automáticas y la sincronización automática de correo electrónico u otras aplicaciones siempre que sea posible, aumentando el intervalo de actualización u obteniéndolas de forma manual. Pausa servicios de copia de seguridad o nube. Son tareas importantes y conviene pensar cuando podemos prescindir de ellas pero su desactivación temporal puede liberarnos de algo de batería. Cuida la temperatura. Los cambios de temperatura es uno de los aspectos más perjudiciales para la batería. Evita temperaturas extremas altas y bajas siempre que sea posible teniendo en cuenta que el funcionamiento ideal se calcula en 22 grados. Cuida la recarga. Cada ciclo de recarga desgasta la batería. Es preferible pequeñas recargas que completas. Resetea las estadísticas de los niveles de batería para una información precisa.
3 comentarios
03/05/2015
Guía para eliminar el Bloatware

Guía para eliminar el Bloatware

A pesar del escándalo de Lenovo con Superfish y las promesas para limitar la instalación de Bloatware, los fabricantes siguen "castigando" al usuario con software basura pre-instalado en equipos nuevos. Con algunas excepciones interesantes tipo herramientas específicas del sistema propias del fabricante en cuestión, la inmensa mayoría del software pre-instalado no vale para nada. O hay alternativas gratuitas mejores, o son redundantes con lo que ya ofrece el sistema operativo o son aplicaciones comerciales trial a prueba que ocupan memoria y espacio en el equipo, afectando a su rendimiento, en otros casos a su funcionamiento y estabilidad y hasta comprometiendo la seguridad en algunos casos, como Superfish. A la espera que los fabricantes tomen conciencia de las peticiones de los usuarios para eliminar este tipo de software (ofreciéndolo -por ejemplo- como descarga alternativa a petición del usuario) o que la misma Microsoft ponga coto al ofrecer Windows 10 gratis a los OEM, exigiendo de alguna manera la pre-instalación de una copia del sistema operativo completamente limpia, las posibilidades del usuario pasan por la desinstalación de este bloatware. Otra opción es más radical y la utilizamos muchos nada más recibir el equipo nuevo: formateo total e instalación limpia. Como este método necesita tiempo y cierto conocimiento, hoy te proponemos un camino intermedio más sencillo para eliminar este tipo de software. Estas herramientas no son la panacea pero facilitan la tarea aún sin llegar a la efectividad de un formateo completo. PC Decrapifier Es una de las herramientas de referencia para eliminar Bloatware. Gratuita, se puede descargar y utilizar sin instalación. Comienza analizando la computadora para ofrecer las aplicaciones detectadas bajo tres grupos: Recomendada para eliminar, Cuestionable y todas las demás. PC Decrapifier utiliza su amplia base de usuarios y resultados para realizar las recomendaciones sobre lo que es y no es software basura. Siempre es el propio usuario el que las elige. Marca las aplicaciones a eliminar y el mismo programa se encarga de ello no sin recomendar la creación de un punto de restauración del sistema. Muy recomendable hacerlo por si eliminamos alguna útil o si hay algún error en el proceso. SlimComputer Similar en concepción a la anterior, también utiliza la valoración comunitaria para mostrar los resultados. Si son conocidos y claros bloatware se pueden eliminar directamente o a través de una sección uninstaller para desinstalación. Cada usuario tiene diferentes necesidades por lo que más allá del rating informativo que ofrece la aplicación, valora sin prisas.   Decrap Funciona de la misma forma y seguramente sea más potente aunque más peligrosa si no andamos con cuidado. Después de analizar el equipo muestra en listas separadas Inicio automático de Software, Elementos del escritorio, Drivers, elementos del menú Inicio, Software de Terceros y Software relacionado Windows. Con excepción de controladores y otro software probablemente importante, selecciona automáticamente las otras listas para su eliminación. Como en el resto, lo ideal es fijar un punto de restauración del sistema para poder volver a él en caso de problemas. Y siempre, prestar atención a las aplicaciones marcadas para eliminar. Alternativas Como alternativas a las herramientas anteriores, podemos utilizar directamente el desinstalador de Windows, ejecutando el comando "desinstalar un programa" o accediendo desde el Panel de Control. Ahí también podemos activar o desactivar características del mismo Windows. Otras posibilidades son utilizar herramientas comerciales de desinstalación de software. Algunas competentes son IObit Uninstaller, Ashampoo Uninstaller o Revo Uninstaller Pro.
21 comentarios
24/04/2015
Cómo activar arranque dual Windows y Linux o varios Windows en un solo PC

Cómo activar arranque dual Windows y Linux o varios Windows en un solo PC

Muchas veces entramos en batallas sobre la conveniencia de utilizar uno u otro sistema operativo. Batallas estériles porque cada uno tiene sus ventajas. ¿Por qué no aprovecharlas instalando varios sistemas en el mismo equipo? Es lo que te proponemos con base en una entrada de How-To Geek que muestra lo básico para activar arranque dual Windows y Linux. Las combinaciones son múltiples e incluyen la posibilidad de usar OS X de Apple (aunque con sus peculiaridades) o instalar varios Windows, por ejemplo ahora que estamos de prueba con Windows 10. La idea es instalar varios sistemas operativos en el mismo equipo, juntos pero no revueltos. Para utilizar uno u otro simplemente tenemos que reiniciar el equipo y elegir el sistema en un cargador de arranque. Cada uno ocupa su espacio en la unidad de almacenamiento (partición o en una segunda unidad), es accesible siempre que lo necesitemos y aprovechando toda la potencia del equipo, lo que a veces no es posible utilizando otros métodos como la virtualización. Vamos con ello sin más preámbulo. Instalar Windows en primer lugar La idea básica es esa. Instalar Windows siempre en primer lugar y después Linux para utilizar el cargador de arranque de este último. Si tienes un equipo con Windows ya instalado tienes la primera parte hecha. Si comienzas desde cero, ya sabes, siempre Windows en primer lugar. Hacer espacio para Linux u otros sistemas Si tienes Windows instalado es probable que tengas ocupado todo el disco duro o SSD. Necesitaremos espacio libre para instalar Linux u otros sistemas. Hay herramientas especializadas para hacerlo y también se puede realizar en el mismo proceso de instalación de Linux. Sin embargo, lo más sencillo es desde el primer Windows que tengamos instalado. Para ello introducimos el comando "diskmgmt.msc" en el cuadro de búsqueda/ejecución del menú de inicio y accederemos al Administrados de discos. Ahí podrás reducir el tamaño de volumen de cualquiera de tus particiones con máximo en el espacio no usado. (en el ejemplo 282 GB) Siempre dependerá de tus necesidades y del tamaño de tu disco duro pero con 100 GB (por ejemplo) tendrás suficiente. También puedes utilizar un segundo disco duro vacío para instalar otros sistemas. En cualquiera de los casos dejamos el espacio como vacío sin formatearlo porque es un proceso que haremos mejor en la instalación de Linux. Instalar Linux Nunca ha sido más sencillo instalar una de las múltiples distribuciones GNU/Linux que tenemos gratuitamente a nuestro alcance. Descargamos la distribución que deseemos (como una de las cinco que te recomendamos para usuarios de Windows) y creamos un CD/DVD o USB arrancable mediante nuestra herramienta favorita (Universal USB Installer, UNetbootin, LinuxLive USB Creator...). Reiniciamos el equipo y si no lo tenemos hecho entramos en la BIOS para fijar como primer dispositivo de arranque la unidad óptica o los puertos USB desde donde vayamos a instalar. Arrancamos desde nuestro medio de arranque eligiendo para la instalación el espacio de la unidad de almacenamiento que hemos dejado libre en el paso anterior. Si no tienes experiencia puedes revisar esta guía básica de instalación de Ubuntu de nuestros compañeros de MuyLinux, pero recuerda no utilizar la opción de borrar el disco porque acabaremos con Windows. La idea básica siempre es ocupar el espacio libre que tenemos en disco para hacer convivir Windows y Linux. Lo dicho, juntos pero no revueltos. El instalador de Linux creará un gestor de arranque que se activará al inicio del equipo y que nos permitirá arrancar Windows o Linux. Gestores de arranque como Grub se pueden personalizar aunque sin hacer nada lo mínimo es lo comentado, un cuadro en modo texto para elegir el sistema a iniciar Instalar otros Windows Ahora que estamos de prueba con Windows 10, podemos utilizar este tipo de arranque dual para instalarlo, conservando el Windows 7 u 8.1 que ya tengamos instalado. El proceso es idéntico al de Linux. Dejamos espacio libre en el disco duro, descargamos la ISO de Windows 10, la montamos en un CD/DVD o USB con herramientas como Windows 7 USB/DVD Download tool e instalamos en el espacio libre. Windows añadirá una entrada del segundo sistema a su gestor de arranque y cuando reiniciemos podremos elegir entre uno u otro. Tanto el sistema iniciable por defecto como el tiempo de espera para el arranque lo podemos personalizar ejecutando desde el configurador del sistema accesible mediante el comando "msconfig". Otras combinaciones De la misma manera que la señalada podemos añadir otros Windows u otros Linux teniendo en cuenta siempre que Linux sea el último sistema a instalar para facilitar la tarea. Hay cargadores de arranque de terceros que podemos utilizar pero lo más sencillo es lo señalado. Problemas con UEFI Como sabes, el nuevo sistema de entrada/salida UEFI (sustituto de la clásica BIOS) incluido en los nuevos equipos con Windows 8, obliga a firmar el firmware y el software del proceso de arranque lo que protege de malware en el proceso pero impide instalar otros sistemas operativos, como Linux. Ya hace tiempo que Linux Foundation publicó un UEFI Secure Boot System para distribuciones GNU/Linux (entregada por Microsoft en dos archivos PreLoader.efi y HashTool.efi) que permite a desarrolladores independientes crear su distribución con soporte para este modo seguro y arrancar sin problemas en equipos con UEFI y Windows 8 instalado.  Las distribuciones GNU/Linux más populares soportan el Secure Boot System de UEFI pero si tienes problemas para instalar porque el fabricante del equipo lo haya bloqueado o por cualquier causa, tendrás que acceder a la configuración de UEFI para deshabilitarlo. Si es tu caso y tienes un equipo con Windows 8, accede a las funciones avanzadas del sistema, reinicia el equipo y entra en la pantalla de configuración de UEFI. El objetivo es deshabilitar el Secure Boot System para poder instalar otros sistemas operativos. No podemos ser más preciso porque la interfaz de UEFI no está estandarizada y cada fabricante aplica las características a su manera.
35 comentarios
23/04/2015
Cómo habilitar Intel VT-x para virtualización

Cómo habilitar Intel VT-x para virtualización

La virtualización es un método rápido, cómodo y seguro para ejecución de software, especialmente para testeo como vimos en las pruebas con Windows 10. Requiere un cierto nivel hardware de la máquina pero es un recurso tecnológico muy valioso utilizado desde los años 60 para virtualizar hardware, software, sesiones de usuarios, dispositivos de almacenamiento o redes, y que ha tomado impulso en los últimos años como componente fundamental en infraestructuras de computación en nube. Si su uso es claro a nivel de servidores y redes, también podemos emplearlo en nuestras máquinas de usuario, PC de sobremesa o portátil de cierta potencia. Para ello, las CPUs modernas incluyen características de virtualización de hardware que ayudan a acelerar aplicaciones de máquina virtual como VirtualBox, VMware, Hyper-V, y otras. En procesadores AMD, la característica se denomina AMD-V y está activada por defecto en modelos compatibles. Con procesadores Intel es diferente y lo habitual es que el Intel VT-x venga desactivada por defecto, provocando errores a la hora de utilizar aplicaciones de virtualización como el típico que ves en la imagen siguiente: Habilitar Intel VT-x La solución es sencilla y pasa por entrar en la BIOS del equipo o en la configuración del firmware UEFI habitual en equipos nuevos desde Windows 8. En cualquiera de los casos solo es cuestión de activar esta característica VT-x Intel. Como la interfaz de BIOS y UEFI son diferentes en cada placa, es difícil decir donde encontrarás esta función pero habitualmente la encontrarás en las pantallas de "Chipset", "Northbridge", “Advanced Chipset Control", "Advanced BIOS", "Security" o “Advanced CPU Configuration". Busca directamente por "Intel VT-x" o por denominaciones como "extensiones de virtualización" o "tecnología de virtualización de Intel". En algunos casos (pocos) el fabricante ha bloqueado la función por lo que tendrás que buscar una actualización de la BIOS/UEFI específica para tu placa o preguntar en la página de soporte. Directamente no podrás utilizar esta función en procesadores antiguos que no lo incluyan. Problemas con el Hyper-V de Microsoft Hyper-V es la aplicación de virtualización que Microsoft incluye en sus sistemas servidores o en las versiones Pro o Enterprise de Windows 8 o superior. Si lo has instalado, Hyper-V gestiona las características de virtualización de hardware y es común que provoque errores de Intel VT-x si pretendes utilizar otras aplicaciones como VirtualBox o las soluciones de VMware. La solución es desactivar el Hyper-V desde el Panel de control de Windows-Programas y características-Activar o desactivar las características de Windows. 
3 comentarios
14/04/2015
Cinco herramientas de diagnóstico para la batería de un portátil

Cinco herramientas de diagnóstico para la batería de un portátil

La batería de un portátil es un componente esencial para un profesional o usuario móvil. Conocer su funcionamiento y estado es fundamental para aumentar su rendimiento y vida útil. Hoy te proponemos algunas herramientas de monitorización y diagnóstico útiles para conocer su potencia, carga, tensiones y en definitiva su estado de salud. BatteryInfoView. Una utilidad sin florituras visuales pero gratuita e informativa de los valores esenciales. Los resultados se pueden exportar a un archivo de texto que actúa como registro permanente de su rendimiento. BatteryMon. Más enfocada a la monitorización, controla la capacidad de la batería de un portátil y la velocidad de descarga y presenta resultados en un gráfico a tiempo real. BatteryCare. Otra herramienta gratuita, informativa y especializada para realizar calibraciones, una de las funciones recomendadas a realizar cada cierto tiempo y para la que los desarrolladores informan en detalle.  BatteryBar. Es una utilidad para barra de herramientas mucho más completa que la que ofrecen la disponible en el sistema operativo. Informa de lo más importante sin ocupar demasiado espacio y recursos. Dispone de versión básica gratuita y una "Pro" de 4 dólares.  Battery Saver Windows 10. El nuevo sistema operativo de Microsoft incluye una nueva herramienta integrada más útil que en versiones anteriores del sistema y que básicamente limita el uso de procesos para exprimir al máximo en rendimiento. Frente a las anteriores listadas es un complemento pero puede ser útil y por lo que vemos va a ser mejorada en la versión final del sistema. A este respecto comentar que, además de herramientas informativas, el usuario tiene mucho que decir a la hora de aumentar la autonomía y rendimiento siguiendo alguna de las guías que te hemos ido ofreciendo. No hay milagros; cuando la batería dice basta se acabó y la pérdida de rendimiento comienza nada más utilizar pero siempre podremos lograr aumentar su vida útil. Más información: Aumentar la autonomía de tu portátil 15 consejos para cuidar la batería de un portátil Vía | makeuseof
5 comentarios
13/04/2015
[ ]