Web Analytics
Conecta con nosotros

Noticias

UE capitula ante EE.UU, dice Snowden del Privacy Shield

Publicado el

Privacy Shield es el nuevo acuerdo provisional suscrito entre la Unión Europea y Estados Unidos para reemplazar la normativa de transferencia de datos denominada “Puerto Seguro” (Safe Harbour), anulada por el Tribunal de Justicia de la Unión Europea. 

Recordarás como el activista de privacidad austriaco, Maximilian Schrems, denunció a Facebook en Irlanda acusándola de utilizar sus centros de datos en ese país para enviar datos de los usuarios de la Unión Europa a Estados Unidos. Schrems citó las actividades de espionaje masivo de la NSA para asegurar que la normativa estadounidense no garantizaba la protección de los datos enviados. La denuncia llegó al alto tribunal europeo y éste la estimó anulando la norma “Safe Harbor”.

A partir de ahí era necesario un nuevo acuerdo que por un lado garantizara el cumplimiento de la normativa europea de tratamiento y transferencia de datos y por otro, garantizara la seguridad jurídica de las grandes tecnológicas estadounidenses que trabajan en Europa.

El acuerdo (preliminar) ha llegado con este Privacy Shield. Desde la UE aseguran que “supone una gran mejora respecto a Safe Harbour” porque incluye garantías que éste no ofrecía. Incluirá una especie de “defensor del pueblo” y será revisado anualmente.

El problema es que ni los mismos diputados europeos se fían de que este compromiso sea jurídicamente vinculante: “Si los estadounidenses son serios acerca de esto tendrían que aprobar una ley y no creo que lo sean”, aseguró la diputada holandesa Sophie in ‘t Veld.

Por su parte, la secretaria de Comercio de Estados Unidos aseguró que Privacy Shield “ofrece certidumbre que ayudará a crecer la economía digital asegurando que miles de empresas europeas y estadounidenses y millones de personas continúan teniendo a acceso a los servicios digitales”.

O sea. Buen negocio pero compromisos legislativos para garantizar la privacidad de los datos personales de los europeos cuando lleguen a EE.UU, ninguno. No es extraño que Edward Snowden publicara anoche en Twitter un comentario que fue retuiteado por el activista Maximilian Schrems, donde aseguraba que “la UE había capitulado totalmente”.

Los vergonzantes programas de vigilancia masiva de la NSA y el comportamiento de las grandes tecnológicas que lo permitieron (por acción, omisión u obligadas por Ley), no ayudan a mejorar la necesaria confianza de que nuestros datos estén protegidos en Estados Unidos. Si no cambian allí la normativa de protección de datos y la colocan a la altura de la europea, tendremos que dar la razón al tuit de Snowden por mucho acuerdo de nombre rimbombante como Privacy Shield que se firme.

Coordino el contenido editorial de MC. Colaboro en medios profesionales de TPNET: MCPRO, MuySeguridad, MuyCanal y Movilidad Profesional.

Lo más leído