Monitores UltraWide, características, ventajas y guía de compra

Monitores UltraWide, características, ventajas y guía de compra
29 de marzo, 2016

Los monitores ultrawide (o de pantalla ultra ancha) es otra de las apuestas actuales de la industria para impulsar las ventas de estos periféricos, imprescindibles en cualquier escritorio informático.

La característica que define estos monitores ultrawide es su relación de aspecto, una medida de proporción entre el ancho y alto de la pantalla. Se calcula dividiendo el ancho por la altura de la imagen visible en la pantalla y se expresa generalmente como “X:Y”, aunque también pueden nombrarse de otra forma como luego veremos.

En los antiguos monitores (y televisores) de rayos catódicos (CRT) la proporción más extendida era 4:3 (4 píxeles de ancho por 3 píxeles de alto). La llegada de los modelos LCD y TFT ofreció otros formatos que hasta entonces solo veíamos en pantallas cinematográficas: 15;9, 16:10 o 16:9 que es el más extendido en la actualidad.

Por otro lado, una parte de usuarios emplea en la actualidad sistemas multimonitor con varios modelos conectados al mismo PC, que mejoran la productividad aumentando la cantidad de información en pantalla o de forma similar, al ejecutar videojuegos, en ambos casos aumentando la información o extendiendo la visualización de la misma.

Este tipo de configuraciones exige un gran espacio en el escritorio, mayor consumo, mayor potencia hardware para alimentarlos, mayor precio y una estética en general, poco conseguida por los marcos entre pantallas, si bien hay modelos específicamente destinados para estos usos, con bases de montaje adicionales.

Características monitores ultrawide

Para ofrecer algunas de las ventajas de aumento de cantidad de información (a lo ancho) de los sistemas multipantalla, la industria comenzó a ofrecer un formato 21:9, que es el estándar usado en las mayoría de grabaciones de películas y su exhibición en salas de cine. Su estreno en consumo se produjo en 2009 con la comercialización de un televisor de Philips con esta proporción, que ofrecía visualización de películas sin las rayas negras habituales en otras proporciones.

monitores_ultrawide_2

Desde ahí llegó al mercado de monitores aunque su presencia masiva es relativamente reciente. Vaya por delante que los Monitores UltraWide no son para todos y por el momento ocupan un nicho específico. El usuario tendrá que valorarlo frente a otros formatos. No es mejor ni peor, simplemente distinto y adecuado a las necesidades de cada consumidor.

Relación de aspecto real

La denominación de monitores UltraWide corresponde como hemos visto al formato 21:9, una denominación comercial utilizada por marketing y que en realidad se define más correctamente por su proporción real 2.37:1. Como verás, la pantalla es ancha, muy ancha, frente al 16:9, el más utilizado del mercado por su uso en televisión de alta definición y en la mayoría de monitores informáticos, y con proporción real 1.77:1. 

Tamaños y Resoluciones

Los tamaños de estos monitores se califican como todos los demás por el tamaño en pulgadas de su diagonal. Las resoluciones nativas más extendidas son 2560 × 1080 o 3440 × 1440 píxeles (aunque puede haber otras) y siempre dependiendo del tamaño de la pantalla. Como siempre, cuanto más mejor, aunque guardando proporción entre tamaño y resolución.
monitores_ultrawide_3

Ventajas monitores ultrawide

Los defensores de este tipo de formato para el escritorio informático, valoran el mayor espacio de visualización en vertical lo que permite ver un mayor número de ventanas abiertas, mayor inmersión en videojuegos y experiencia perfecta a la hora de ver películas.

No todo son ventajas. Se pierde espacio visible horizontal lo que puede afectar por ejemplo en la navegación web o trabajando con una hoja de cálculo. En videojuegos, es cierto que es una gozada en juegos con soporte para el formato, especialmente en simuladores de conducción o vuelo o en alguno de estrategia, pero en otros, ni es soportado ni el escalado es correcto y te puedes encontrar en un FPS que no ves el hub… Puedes revisar la lista de juegos que mantiene wsgf.org y herramientas de mejora para el formato como Flawless Widescreen.

monitores_ultrawide

En la visualización de películas sí que las ventajas son enormes frente a las insufribles barras negras. La industria del cine se mueve hoy entre el 21:9 (2.33:1) y el 12:5 (2.39:1), por lo que la visualización de películas es prácticamente perfecta en este tipo de monitores.

¿Qué hardware necesito?

Otro aspecto a tener en cuenta es el hardware necesario para funcionar, especialmente en la tarjeta gráfica, si bien todas las guías que te hemos ofrecido te valen porque más allá del formato lo que cuenta son los píxeles que haya que mover. Lo mismo de siempre, cuánto mejor gráfica dedicada mejor. En 2560 × 1080 píxeles ya necesitas como mínimo una buena de gama media y para 3440 × 1440 píxeles hay que apostar por la gama alta sí o sí, como veíamos en monitores 4K.

¿Pantalla curvada o plana?

Si hay un formato donde puede tener sentido la pantalla curvada es en 21:9. En diagonales pequeñas las ventajas de una pantalla curva se disipan pero en este tipo de pantallas de ancho bestial, facilitan la visualización precisamente en los extremos y ofrecen una gran inmersión.

81gaezcz5ZL._SL1500_

En un escritorio informático estaremos situados casi siempre en el punto ideal, permitiendo disfrutar de un campo de visión más amplio y con menor distorsión en los bordes de la pantalla. Tendremos menos reflejos y la percepción del tamaño de pantalla es aún mayor que en una plana. Entre los inconvenientes, se citan su mayor grosor, la dificultad de colgarlo en la pared y en general su mayor precio.

Oferta Monitores UltraWide

La oferta es interesante aunque se va a incrementar notablemente este año con los anuncios recientes de modelos de todos los fabricantes. Como siempre recomendar no dejarse llevar solo por el formato o las curvas y valorar otros aspectos igual de importantes (tipo de panel, tamaño, resolución, tasa de refresco, brillo, contraste, tiempo de respuesta, tecnologías de sincronización para juegos, etc) en la compra del periférico más importante de nuestro ordenador personal.

  • LG 25UM57-P – Monitor IPS de 25″ (Ultrawide 21:9, multi tarea, resolución WQHD 2560 x 1080 píxeles). Pertenece a una generación anterior pero es de lo más económico que vas a encontrar con panel IPS, 190 euros.
  • LG 29UM57-P – El mismo modelo que el anterior pero en 29 pulgadas por 281 euros.
  • LG 34UM67-P – Gama actualizada. IPS de 34″ (ultrawide 21:9, Gaming, resolución WQHD 2560 x 1080 pixeles). 459 euros. También lo tienes en 29 pulgadas por 334 euros y con mayor resolución con 34 pulgadas por 666 euros.
  • Acer CB290C 29″ Black Full HD – Monitor (LED, IPS, 2560 x 1080 Pixeles) por 382 euros.
  • ASUS PB298Q – Monitor IPS WLED de 29″ (2560 x 1080 píxeles) por 470 euros.
  • Dell UltraSharp U2913WM – 29 pulgadas con resolución nativa de 2560 x 1080 píxeles. 477 euros.
  • NEC MultiSync EA294WMi – IPS con 29 pulgadas y resolución de 2560 x 1080 píxeles por 604 euros.
  • Samsung S29E790C – Monitor de 29″ (LED, 2560 x 1080, 4 ms, DisplayPort), por 581 euros.
  • HP Envy 34c Media Display – Monitor de 34″ IPS curvado, 3440 x 1440 píxeles, por 819 euros.
  • Samsung S34E790C – Monitor de 34″ IPS con 3440 x 1440 píxeles. 864 euros.
  • BenQ XR3501 – Monitor de 35″ curvado (4 ms, 2560 x 1080 píxeles) por 899 euros.
  • Acer Predator X34 – Monitor de 34″ 1440 x 3440 con panel curvado IPS – 1.308 euros. Acer Predator XR341CK por 1.093 euros.
  • Share This