Web Analytics
Conecta con nosotros

Noticias

Cómo construir tu arcade casera por menos de 80 euros

Publicado el

En la era de los gráficos 4K, las promesas incumplidas y las mecánicas de juego complejas muchos usuarios echan de menos aquellos tiempos donde bastaban unos pocos píxeles y una música chillona para ofrecer horas y horas de diversión; tanto si te sientes de la vieja escuela como si quieres probar títulos clásicos el siguiente artículo te interesará: os vamos a enseñar a construir el emulador definitivo por menos de 80 euros.

Para seguir este tutorial no es necesario tener conocimientos avanzados pero sí que es importante seguir los pasos que indicamos para evitar errores. Ofrecemos enlaces para comprar los componentes que necesitáis en Amazon porque es donde hemos encontrado la mejor relación calidad/precio, pero podéis encontrarlos en cualquier distribuidor o, mejor, aprovechar algo de lo que ya tengáis.

A partir de la base que proponemos, que no supera los 80 euros, podéis diseñar montajes muchos más avanzados; existen empresas especializadas que venden kits de madera para montar tu propia bartop o recreativa de tamaño estándar o podéis adquirir por separado un chasis con palanca y botones con espacio para integrar nuestro montaje en el interior. En cualquier caso, parte de la diversión es aprender a construir la máquina así que os animamos a experimentar y probar hasta construir la arcade de vuestros sueños.

world-heroes

Antes de empezar, esto es lo que necesitas

El corazón de nuestro proyecto será la Raspberry Pi, el mini-ordenador que casi todos conocéis, en su versión más potente, junto con un pad de consola muy similar al que tenía la mítica Super Nintendo. Además nos hará falta una tarjeta de memoria de, al menos, 16 Gbytes (no es necesario que sea muy buena, podéis usar cualquiera que tengáis por casa).

Para hacer funcionar este hardware utilizarmos recalboxOS, una distribución de GNU/Linux especialmente orientada a la emulación que destaca por ser muy fácil de configurar (Retropie también es una gran opción, de la que hablaremos más adelante). Esta es la lista de la compra recomendada.

Estos son los componentes que recomendamos pero podéis variar esta configuración en función de vuestras necesidades y presupuesto. Personalmente, no os recomiendo nada por debajo de la Raspberry Pi 3 y el kit de disipación viene muy bien con vistas a futuro o por si es necesario hacer algo de overclock para ganar rendimiento en algunos emuladores. En cuanto al pad podéis encontrarlos más baratos en tiendas de importación china, pero su calidad deja bastante que desear; es una parte importante de la diversión, así que yo no ahorraría mucho en ese punto.

La tarjeta de 16 Gbytes es más que suficiente para el sistema y miles de ROMs pero por poco más podéis encontrar una de 64 Gbytes que os garantiza que no tendréis problemas de espacio en el futuro; como veréis, una vez montada es muy fácil añadir nuevas ROMs a la máquina.

Recalbox OS, un sistema para emularlos a todos

Recalbox es una distribución de GNU/Linux diseñada para funcionar en dispositivos Raspberry. Su gran ventaja es que viene con todo lo necesario para emular una gran cantidad de sistemas y que es compatible con todo tipo de pads y mandos de control; gracias a su vistosa interfaz gráfica, cualquier usuario puede hacerse con el sistema en muy pocos minutos.

Con recalboxOS puedes emular máquinas arcade, Game Boy, NES, Super Nintendo, Mega Drive, PlayStation, Master System y un montón de sistemas más. El proyecto está en continuo desarrollo y se actualiza periódicamente; además, hay un gran comunidad de usuarios que ofrecen todo tipo de contenidos, trucos y ayuda.

Además, con recalboxOS puedes convertir tu Rasberry Pi en un centro multimedia gracias a KODI, que viene integrado en el sistema y al que podéis acceder de forma muy sencilla. Tenéis muchísima información sobre qué podéis hacer con KODI en su web oficial.

raspberry-pi-3

Cómo montar tu arcade casera paso a paso

Descargar e instalar recalboxOS

1.- Prepara tu nueva tarjeta SD formateándola con el programa SD Card Fromatter (puedes descargarlo aquí). También se puede hacer desde el sistema operativo pero con determinados modelos de tarjetas o en función del uso que le hayamos dado puede dar problemas.

2.- Después, accede repositorio oficial de recalboxOS en GitHub y descarga la versión más reciente (4.0.0 en el momento de publicar este artículo). Cuando termine el proceso verás una carpeta con varios archivos; descomprime recalboxOS.zip y copia todos los contenidos a la tarjeta SD.

3.- Inserta la tarjeta en la Rasberry Pi 3, conecta el cable de alimentación y el HDMI; deberías ver la pantalla de inicio de recalboxOS en unos segundos.

Configurando el sistema y añadiendo las primeras ROMs

1.- En el primer arranque verás como el sistema comienza a descargar los archivos necesarios, así que solo tienes que esperar unos minutos y aprovechar para conectar el pad. Tras un reinicio automático, verás la pantalla de inicio de recalboxOS y detectará el pad automáticamente. Deja pulsado el botón A para comenzar la configuración de cada tecla y en caso de no querer configurar algún botón de los que se ofrecen solo tienes que dejar pulsado la tecla A.

Los mandos compatibles de manera nativa con recalboxOS se detectan automáticamente (puedes consultar la lista aquí) pero, si quieres conectar otro solo tienes que enchufar un teclado USB que tengas por casa, pulsar Intro e ir a la opción Configure Inputs (tienes más información sobre el proceso aquí)

2.- Añadir nuevas ROMs es tan sencillo como copiarlas dentro de la tarjeta SD, dentro de su carpeta correspondiente. La forma más sencilla es sacar la tarjeta SD de la Raspberry y copiarlas con el ordenador pero también puedes acceder a través de la red; primero ve a configuración de red y conecta el sistema por WiFi o a través de un cable Ethernet; después, accede desde tu ordenador tecleando en el navegador http://recalbox y copia los archivos en remoto. Si te pide contraseña, los valores por defecto son “pi” para el usuario y “raspberry” como contraseña. Evidentemente, es buena idea cambiarlos.

roms

Algunos trucos para sacar el máximo partido a tu nueva arcade

Hay algunas combinaciones que te permitirán disfrutar más de los juegos; todas se activan pulsando el botón que hayas elegido como “Hotkey” en la configuración (nosotros hemos elegido el Select, pero puedes poner el que quieras).

  • Select + Y → Guardar partida.
  • Select + X → Gargar partida.
  • Select + Start → Salir.
  • Select + B → Ir al menú.
  • Select + Cruceta arriba → Ranura de partida anterior.
  • Select + Cruceta abajo → Ranura de partida siguiente.
  • Select + L1 → Capturar pantalla.
  • Select + Cruceta derecha → Acelerar el juego.
  • Select + Cruceta izquierda → Rebobinar el juego.
  • Select + R2 → Filtro gráfico siguiente.
  • Select + R2 → Filtro gráfico anterior.

¿Es mejor recalboxOS o RetroPie?

Seguro que más de un lector se pregunta por qué hemos elegido recalboxOS en lugar de RetroPie, probablemente la distribución más conocida por los amantes de los juegos retro. La razón fundamental es que resulta más fácil de configurar para el usuario con menos conocimientos.

RetroPie tiene soporte para más sistemas, soporte para Bluetooth y hay más información para “trastear” probando nuevos emuladores a cambio de una instalación un poco más complicada. Si os animáis a probarla tenéis mucha información en su web oficial.

¿Dónde puedo conseguir nuevas ROMs?

Desde un punto de vista estricto no es legal descargar o distribuir ROMs de videojuegos que están protegidos por los derechos de propiedad intelectual, razón por la que comprenderéis que no podemos poner enlaces de descarga sin más. No es este el lugar para debatir hasta qué punto es ético descargar y utilizar este tipo de archivos en ámbito personal, así que lo dejamos en manos de cada uno.

En sitios como PDRoms podéis descargar muchos juegos freeware, open source o que ya son de dominio público. También merece la pena mencionar a Abandonia, que conserva una gran recopilación de juegos abandonware que podéis descargar sin problemas. Por supuesto en redes P2P (especialmente Torrent) y webs especializadas en ROMs (basta una búsqueda por Google) podéis encontrar recopilaciones con miles de juegos de forma muy sencilla, así que no merece la pena detenerse mucho más en este punto.

Como habéis visto, podéis tener una arcade lista para funcionar en muy poco tiempo y sin gastar mucho dinero. En unas semanas publicaremos otro especial para hacer algo parecido con nuestro ordenador, una forma fantática de sacar partido a hardware que ya no ofrece un buen rendimiento con software actual y una de las mejores formas de disfrutar de los clásicos del videojuego. Por supuesto, os animamos a completar este artículo con vuestras opiniones y comentarios.

Más información | Recalbox

Me encargo de traer innovación y nuevo negocio al grupo TPNET. Además colaboro en varios de nuestros sitios como MC y MCPRO.

Lo más leído