El informe sobre piratería que la UE no quiere que leas

El informe sobre piratería que la UE no quiere que leas
22 de septiembre, 2017

La Comisión Europea encargó en 2014 un informe sobre piratería a la consultora holandesa Ecorys por el que pagó 360.000 euros. El estudio fue concluido en 2015 y entregado a la Comisión, pero nunca fue publicado como denuncia en su blog Julia Reda, eurodiputada por el Partido Pirata.

La razón de esconderlo en un cajón fue que el estudio no encontró evidencias que apoyara la idea de que la piratería tenga un efecto negativo en las ventas de contenido con derechos de autor, con la excepción de grandes éxitos cinematográficos en los primeros momentos de su exhibición.

Es más, el informe encontró que en algunos segmentos como el videojuego, la piratería tiene un efecto positivo en el sector. La explicación es que el jugador prueba un juego pirata y si le gusta, termina comprándolo en una plataforma legal como Steam, para tener acceso legal a su contenido, actualizaciones, expansiones gratuitas o a modos multijugador.

Por otro lado, hace mucho que se conoce que los “piratas” son también los que más contenido “legal” adquieren. Un estudio de American Assembly en 2012, indicó que los usuarios de redes P2P eran responsables de un 30% más de compras legales de compras de música en comparación con los usuarios que no hacen uso de estos servicios. No te sorprendas. Hay mucho estudio en este sentido, pero ha convenido obviarlos.

¿Por qué interesó enterrar este informe sobre piratería?

Reda ha conseguido (y publicado) una copia de este informe sobre piratería no sin obstáculos, teniendo que esgrimir la Ley de libertad de información en un caso claro de ocultación de un trabajo pagado con dinero de todos los europeos.

El objetivo lo conoces sobradamente. Las políticas de derechos de autor se basan generalmente en el supuesto subyacente de que la infracción del copyright tiene un efecto negativo directo sobre los ingresos de los titulares de derechos. Así, los informes de piratería publicados a bombo y platillo y pagados por una parte de la industria han proclamado “récord tras récord” en los niveles de piratería y mostrado unas cifras alucinantes de “pérdidas”.

Apoyados en estos “informes” se ha criminalizado de forma general a los usuarios; se han fijado políticas al designio de lobby del copyright sin escuchar al resto; se ha aprovechado para recortar derechos en Internet; se han implementado tecnologías como el DRM; se ha “fomentado” piratería de software para llegar a controlar mercados; se han bloqueado servicios de acceso y determinadas aplicaciones como clientes de redes P2P y un largo etc.

La industria ha perdido un tiempo (y volumen de negocio) precioso durante una década persiguiendo a sus potenciales clientes y no impulsando nuevos modelos de distribución de contenidos, asequibles y accesibles, que en los últimos meses se han revelado como las verdaderas “armas contra la piratería”, véase la explosión de los servicios de streaming.

Y no aprendemos. Este informe sobre piratería no es el primero que no encuentra evidencias de las “enormes pérdidas” por piratería, pero nunca se tienen en cuenta para desarrollar las normas como las próximas -restrictivas- en las que está trabajando la UE al dictado de una parte de la industria.

Al menos, ahora podemos acceder al informe sobre piratería que la UE no quiso que conociéramos. Más información e Informe | Blog de Julia Reda

  • Share This