Web
Analytics
Conecta con nosotros
Hackintosh Hackintosh

Guías

Guía Hackintosh, con macOS High Sierra y actualizada a enero de 2018

Publicado el

Comenzamos el año en el apartado de clónicos Mac con una nueva guía Hackintosh actualizada a la última versión macOS High Sierra y con hardware compatible disponible en enero de 2018.

El objetivo de esta guía Hackintosh es la de costumbre. Seleccionar los componentes de hardware más compatibles y revisar las técnicas necesarias para ejecutar sistemas operativos OS X en máquinas no fabricadas por Apple. Tomamos como base la información actualizada ofrecida por nuestro sitio de referencia, tonymacx86, aunque al final del artículo seleccionamos otro buen número de recursos de páginas web especializadas en la creación de estos clónicos Mac.

Cuestiones legales

Como siempre que hablamos de hackintosh conviene realizar las debidas consideraciones legales previas. Apple no licencia sus sistemas operativos a terceros desde 1997 y además, batalla en los tribunales contra cualquiera que comercialice equipos con sus sistemas preinstalados, como el fabricante de clónicos estadounidense Psystar o el europeo PearC, que terminó cancelando su oferta de Mac.

Tampoco autoriza el uso de OS X en equipos fuera de los suyos propios ni por supuesto soporta de ninguna manera este tipo de técnicas e instalaciones, incluso aunque compres o tengas licencias de sus sistemas operativo. Si bien no creemos que a los de Cupertino le importe que a nivel de usuario final se pruebe OS X en una máquina no Apple, y de hecho, no existen demandas contra los portales especializados que documentan e informan de estas técnicas, conviene dejar claro que la responsabilidad legal de su uso es de cada usuario.

Hardware para Hackintosh

Desde que Apple cambió la arquitectura de sus computadoras desde Power PC a Intel, la tarea de construir un Mac Clónico se ha facilitado enormemente. Hoy en día, aunque algunos medios separen erróneamente un PC de un Mac entendiendo que el primero solo puede utilizar Windows, un Mac no deja de ser un PC, muy similar al que podemos comprar o crear con Windows y Linux si bien está personalizado, integrado y optimizado por Apple.

Teniendo claro lo anterior, la base para hackintosh pasa por elegir los componentes más compatibles, que suelen ser los que utiliza la propia Apple en sus Mac. No todo el hardware funciona igual de bien y otro no lo hace en absoluto. De ahí la importancia de emplear los componentes más adecuados como recomienda Tonymacx86 al actualizar su guía de compra de enero de 2018.

La combinación general pasa por el uso de procesadores de séptima generación Core de Intel, “Kaby Lake” y placas base con chipsets serie 200 de Intel y -en su caso- gráficas dedicadas GeForce de NVIDIA, la combinación hardware actualmente mejor soportada y que puede dar menos problemas en hackintosh.

Guía Hackintosh

El medio ofrece otras guías para manejar la cuarta, quinta y sexta generación de procesadores Core, por si tienes un equipo con ellos y quieres utilizarlos. También disponibles otras para chipsets y versiones de OS X anteriores. Ten en cuenta que cuanto más atrás te remontes, más probados estarán los controladores y -en general- mejor funcionará el clónico. También existe hackintosh sobre AMD pero no suelen funcionar igual de bien.

Señalamos tres ejemplos prácticos con máquinas de distinto nivel para crear el clónico Mac más actual. Sus componentes funcionan perfectamente con Windows y Linux por si, como hacemos muchos, quieres utilizar OS X junto a otros sistemas operativos.

Mac Mini – ITX y Deluxe

El componente más importante a la hora de construir tu Mac clónico es la placa base. La recomendación general sigue siendo utilizar los modelos de GIGABYTE, en este caso con chipset de la serie 200. En cuanto al procesador, utilizaríamos los Kaby Lake, Core i3 en el modelo económico ITX y un Core i5 para la configuración avanzada. También podrías utilizar cualquiera entre ellos o escalar a un Core i7.

En modelos Mini no utilizaríamos gráfica dedicada. La integrada en el procesador es totalmente compatible. Memoria RAM podemos utilizar casi cualquiera aunque los modelos Crucial funcionan muy bien en hackintosh. Para almacenamiento, disco duro o mejor SSD, chasis, fuente de alimentación o ventiladores, puedes utilizar lo que quieras. La placa propuesta tiene soporte para Bluetooth y Wi-Fi, pero si utilizaras otra y necesitaras tarjeta Wi-Fi adicional, puedes utilizar la TP-LINK TL-WDN4800.

Mac PC ATX

Para un ordenador de sobremesa estándar con placa base ATX, las placas GIGABYTE serie 200 vuelven a ser las más recomendables por su compatibilidad, aunque también funcionan otras. Subiríamos el nivel con un procesador Core i7 aunque sirven otros Kaby Lake. El resto de lo comentado para la Mac Mini vale para ésta. La gráfica dedicada es opcional. La integrada de Intel funciona perfectamente.

Mac PC ATX PRO

Todo lo que hemos hablado anteriormente funciona para este PC de mayor rendimiento que los anteriores, en el que puedes seleccionar una gran cantidad de opciones con base siempre en Gigabyte. Una de las múltiples configuraciones posibles sería:

Instalación de OS X

Una vez creado o actualizado el equipo con los componentes anteriores necesitamos una copia del sistema y una herramienta que sea capaz de instalarlo.

Guía Hackintosh

La herramienta que más nos gusta es UniBeast recientemente actualizada a la versión 8.1.0. Un “todo en uno” muy completo que nos deja todo preparado para instalar OS X desde un pendrive USB. El problema de UniBeast es que se trata de una aplicación nativa que necesita un Mac para preparar la instalación y si estamos preparando un Mac Clónico seguramente no tengamos acceso a una máquina de Apple.

La solución aquí pasa por virtualizar Mac en una máquina Windows con aplicaciones como VMware y de la misma forma que utilizamos para probar Windows 10. Puedes seguir tutoriales como el que utiliza Virtual Box e iAtkos. Otras opciones (menos legales aunque ningún Mac clónico está soportado legalmente por Apple) es utilizar distribuciones ya preparadas como Niresh siguiendo tutoriales como este de ONE Digital.

Si tienes acceso a un Mac o puedes virtualizarlo, Unibeast es ideal, siguiendo este paso a paso actualizado para instalar la última versión de OS X, macOS High Sierra:

Paso 1. Obtener OS X

  • El sistema operativo es gratuito para cualquiera que haya comprado un equipo anterior compatible con macOS Sierra. Si es tu caso, descárgalo con tu ID Apple desde la Mac App Store
  • OS X también se puede adquirir cargado en un USB, a la venta en las Apple Store

Paso 2. Crear una unidad de arranque USB

  • Inserta tu pendrive de capacidad mínima 8 GB (recomendable 16 GB)Abre en el Mac /Aplicaciones/Utilidades/Utilidad de Disco y selecciona el pendrive.
  • Haz clic en la pestaña particiones, luego enCurrent y selecciona 1 Partición. Luego haz clic en opciones y selecciona la tabla de partición GUID.
  • Pon el nombre que quieras al USB pero selecciona el formato Mac OS Extended (Journaled).
  • Solo resta pulsar sobre aplicar y partición para formatear el pendrive.
  • Descarga y ejecuta UniBeast (tendrás que estar registrado en Tonymacx86).
  • En destino selecciona USB y en en la opción de sistema operativo escoge tu copia de macOS Sierra.
  • Selecciona UEFI Boot Mode o Legacy Boot Mode en las opciones del cargador de arranque según el que use tu BIOS.
  • Opcionalmente elige tu chip gráfico en las opciones de configuración gráfica.
  • Verifica las opciones, introduce tu contraseña y haz clic en Install. El proceso de creación durará alrededor de 10-15 minutos.

Guía Hackintosh

Paso 3. Configuración de la BIOS

  • Si has utilizado la placa base Gigabyte que te hemos recomendado no tendrás problemas con la BIOS UEFI de AMI realizando los siguientes ajustes.
  • Entra en la BIOS y carga los valores predeterminados optimizados.
  • Si tu CPU lo soporta desactiva VT-d y CFG-Lock.
  • Desactiva también el modo de arranque seguro.
  • Activa USB como primer dispositivo de arranque.
  • Guarda la configuración.

Paso 4. Instalar OS X

  • Colocamos el pendrive arrancable en un puerto USB (más compatible si es 2.0) y arrancamos la máquina.
  • En la pantalla de inicio seleccionamos Boot Mac OS X from USB.
  • Elegimos idioma
  • Para una nueva instalación de OS X, debemos borrar y formatear la unidad de destino de acuerdo con los siguientes pasos.
  • Abre la Utilidad de discos en Utilidades.
  • Selecciona el disco duro en la columna de la izquierda.
  • Selecciona la pestaña partición y selecciona GUID Partition Method.
  • Escribe el nombre que quieras (por ejemplo macOS Sierra) y en formato selecciona Mac OS Extended (Journaled). Aplica y cierra la utilidad de disco cuando termine.
  • Sigue los pasos del instalador de Apple, seleccionando la partición que hemos creado.
  • Reinicia tu ordenador cuando complete la instalación.

Paso 5. Después de la instalación

La instalación está completa pero la unidad no es arrancable. Por ello tenemos que volver a arrancar con el pendrive UniBeast y seleccionar la partición de macOS Sierra. 

Hackingtosh_4

Para solucionar este problema tendremos que instalar el conocido paquete todo en uno MultiBeast, que permite el arranque desde el disco duro e instala soporte de audio, red y gráficos, entre otros, de la siguiente forma:

  • Reinicia con el USB y en la pantalla de inicio escoge arrancar  el mac OS X High Sierra.
  • Completa el setup y ya desde el navegador Safari descarga estas herramientas de post-instalación
  • Ahí tendremos dos instaladores Clover personalizados (para sistemas basados en UEFI y para otros más antiguos basados en BIOS), así como los kexts esenciales (carpetas que actúan como drivers en OS X).
  • Ejecuta uno de ellos para solventar el arranque desde el disco duro y completar la configuración.

Es posible que quieras instalar más drivers para habilitar ethernet, el sonido o gráficos según la configuración de tu equipo. En caso de problemas, tonymacx86 tiene un foro de soporte donde hay cientos de problemas comunes ya solucionados.

Guía Hackintosh

Hemos comentado en otras ocasiones que este tipo de técnicas no son sencillas para un usuario novel pero quien quiera experimentar conseguirá crear una máquina no fabricada por Apple capaz de ejecutar sistemas operativos OS X. Volvemos a repetir que la elección de componentes es fundamental para conseguir un hackintosh funcional en un equipo que es totalmente compatible para instalar Windows y/o Linux en arranque dual. Finalizar recordando las cuestiones legales comentadas al comienzo y enlaces a un buen número de páginas especializadas.

Recursos Hackintosh

Coordinador editorial de MC y colaborador habitual en varias webs del grupo TPNET. Al día de todas las tecnologías que pueden marcar tendencia en la industria.

Guías

Grandes ventajas de una ROM Android personalizada y algún inconveniente

Publicado

el

ROM Android

Las ROM Android personalizadas son uno de los grandes activos de la plataforma de Google. Son desarrollos realizados por terceros aprovechando las posibilidades de Android como sistema de código abierto, lo que permite a sus creadores obtener el código, modificarlo y/o añadir funciones y soporte para un determinado modelo de smartphone o tablet.

La oferta de ROM Android es muy amplia y portales como xda-developers es una auténtica fuente de sabiduría para los probadores compulsivos (como el que suscribe) y para cualquier tipo de usuario que quiera utilizarlas. El sitio es la mayor cocina ‘mundial’ de este tipo de desarrollos y además de ROMs, ofrece kernels, mods, instaladores, rooteadores, temas, iconos, herramientas, tutoriales, y en general, una amplísima cantidad de recursos con todo lo necesario para instalar las imágenes del sistema. Foros como el de HTCMania, son de gran ayuda para los que solo se manejan en español.

No todo es positivo. Los fabricantes añaden interfaces sobre la oficial de Android, apps personalizadas, componentes cuyo soporte es cerrado en la mayoría de ocasiones y cargadores de arranque que complican la creación de estos desarrollos. Las ROM Android personalizadas no están disponibles para todos los modelos y su instalación no suele ser sencilla para un usuario de a pie, aunque varía mucho según la ROM y dispositivo.

Ventajas de una ROM Android personalizada

Una vez te hagas “con los mandos” de este arte, no vas a parar (sea por gusto o necesidad) hasta que encuentres el desarrollo que mejor trabaje en tu móvil o tablet. Teniendo en cuenta la estrategia de la mayoría de fabricantes, seguramente sea la única manera de actualizar el dispositivo y con ello extender su vida útil.

Acceder a la última versión de Android

Es la razón más clara para que un usuario acuda a estos desarrollos. Con honrosas excepciones (o si adquieres terminales con programas específicos como Android Go o Android One) la mayoría de fabricantes tardan semanas, meses o años en actualizar sus dispositivos a las últimas versiones de Android. O simplemente no lo hacen nunca por motivos comerciales (vender nuevos terminales), incluso cuando el smartphone está en uso y dispone de hardware para soportarlo.

Algunas de las grandes ROM personalizadas ofrecen incluso una vez instaladas actualizaciones automáticas con un simple clic. Mención especial para los Nexus, que Google sí se encarga directamente de sus actualizaciones en cuanto están disponibles nuevas versiones de Android aunque incluso en este caso, si Google no lo hace con equipos viejos, una ROM Android personalizada puede ser la solución para darle nueva vida al terminal.

Reemplazar las interfaces de los fabricantes

Todos los grandes fabricantes personalizan sus terminales con una interfaz de usuario a modo de capa superior sobre la oficial de Android que conocemos como stock. Algunas están bien conseguidas y trabajadas o tienen aplicaciones útiles para el usuario. Otras lo son menos y además, penalizan el rendimiento. Hay de todo. A algunos usuarios les gustan y no a otros Lo bueno es que las ROMs de terceros te ofrece la posibilidad, además de actualizar el sistema, de probar, mantener o quitar este tipo de interfaces.

Eliminar Bloatware

Igual que pasa cuando compras un PC con Windows, la cantidad de aplicaciones basura que instala el fabricante es notable. Aplicaciones que ni has pedido ni seguramente necesitas y que te quita capacidad de almacenamiento, memoria y rendimiento, por no hablar de aquellas que invaden tu privacidad por ejemplo almacenando datos personales en las nubes de los fabricantes sin que tú lo hayas decidido expresamente. Hay otras formas para eliminar este bloatware pero la más efectiva es instalar una ROM personalizada.

Características adicionales y mayor personalización

Otro de los puntos fuertes de las ROM Android es el añadido de nuevas características que no están disponibles o están tan escondidas que no son usables en el sistema de los fabricantes. También ofrecen ajustes adicionales para mejorar prácticamente todas las opciones de gestión del terminal, incluyendo el aumento de rendimiento o autonomía según necesidad. Temas, pieles, iconos, desbloqueo y un largo etc, se añaden en este capítulo.

Cuestión aparte es la mejor gestión de permisos que suelen ofrecer estos desarrollos, aunque las últimas versiones Android han mejorado y mucho en este aspecto. Por último, citar las mayores posibilidades para decidir el uso o no de las apps de Google. En las versiones stock oficiales es cuasi imposible quitárselas de encima, mientras que algunas de los fabricantes se empeñan en que uses las suyas. Con una ROM personalizada decides tú.

Inconvenientes de una ROM Android personalizada

No todo son ventajas, si bien como decíamos depende mucho del dispositivo y de la ROM que utilicemos, pero en general nos podemos encontrar con problemas como:

  • Estos desarrollos no están cubiertos por la garantía de los fabricantes y pueden ponernos problemas en caso de avería. No es lo común, pero asegúrate que puedes volver a la ROM original.
  • Algunas ROM optimizan el rendimiento pero pueden agotar la batería de forma más rápida que la oficial. No son todas y otras apuestan precisamente por todo lo contrario, aumentar la autonomía
  • Los desarrolladores no tienen acceso a todos los controladores y no pueden soportar cada componente del terminal, lo que puede resultar en hardware que no funcione tan bien como debería. Estos bugs suelen estár citados en las notas de versión de cada ROM
  • La ROM personalizada no ha sido probada de la forma y recursos que lo hace el fabricante por lo que puede sufrir  errores no especificados, inestabilidades o reinicios. La nota positivas es la facilidad con la que podremos probar kernels y ROM hasta dar con la más adecuada para nuestro dispositivo.

No te asustes. Las ventajas superan por muchísimo a los pocos inconvenientes, inevitables por otra parte. No hay un método único para instalar estas ROMs, que básicamente pasa por desbloquear el cargador de arranque, rootear el terminal en su caso e instalar la imagen personalizada. Recordaremos algún paso a paso con dispositivos determinados en un próximo artículo como te hemos ofrecido en el pasado.

Continuar leyendo

Guías

¿Cómo funciona un disco duro inalámbrico? Guía de compra (Agosto 2018)

Publicado

el

Disco duro inalámbrico

Un disco duro inalámbrico es un dispositivo de almacenamiento externo que utiliza una conexión inalámbrica (Wi-Fi o Bluetooth) para permitir el acceso a su contenido almacenado.

Este tipo de soluciones permite almacenar contenido al que podemos acceder desde un ordenador o dispositivo móvil conectado sin necesidad de cables y es una solución ideal para satisfacer nuestras necesidades de almacenamiento de archivos a medida que nos alejamos del escritorio en plena era de movilidad y bajo cualquier sistema operativo.

Leer artículo completo

Continuar leyendo

Guías

Diez juegos remasterizados que merecen una segunda oportunidad

Publicado

el

Juegos Remaster

Los juegos remasterizados están de moda y es comprensible, ya que permiten a las desarrolladoras y a las publicadoras volver a obtener ingresos con títulos ya existentes haciendo un esfuerzo que en ocasiones puede llegar a ser mínimo, todo lo contrario a lo que ocurre con un remake.

Cuando hablamos de un remake estamos haciendo referencia a un juego que ha sido rehecho desde cero y adaptado a las consolas de nueva generación o al hardware de PC más actual. El juego puede mantener la esencia del original en mayor o menor medida, pero desde el punto de vista técnico se trata de algo totalmente nuevo.

Por contra los juegos remasterizados parten de la base del título original y mantienen todas sus claves, aunque cuentan con una puesta al día a nivel técnico que normalmente se centra en las siguientes claves:

  • Adaptación para funcionar en plataformas actuales.
  • Mejoras gráficas menores: dependen de cada título, aunque en algunos casos pueden ser muy marcadas.
  • Pequeños cambios en la jugabilidad.
  • Nuevos extras y modos de juego.

Para que se entienda mejor la idea nos basta con poner dos ejemplos sencillos y directos: Resident Evil HD Remaster es como su propio nombre indica una edición remasterizada del Resident Evil original que llegó a GameCube, y éste es un remake completo del original que debutó en PS1, Sega Saturn y PC.

Las diferencias son sustanciales. El título de GameCube fue una reconstrucción total del original partiendo desde cero que sin embargo mantuvo su historia, su jugabilidad, sus personajes y casi todas sus mecánicas, mientras que la versión remasterizada para PS3, Xbox 360, PS4, Xbox One y PC fue una puesta al día que mejoró resolución, texturas, efectos de luces y sombras y adaptó el juego a los formatos de pantalla actuales.

Ahora que tenemos claras las diferencias entre juegos remasterizados y “rehechos” (remake) podemos saltar al núcleo central de este artículo, en el que os dejaremos una selección con diez juegos remasterizados a los que deberíais dar una segunda oportunidad.

1-Resident Evil Origins Collection

Es un pack que incluye las ediciones remasterizadas de Resident Evil y Resident Evil Zero. Ambos nos cuentan los orígenes del virus T, culpable de la infección que asoló Raccoon City en Resident Evil 2.

Las mejoras a nivel técnico que incluyen frente a los juegos originales que llegaron a GameCub y Wii son notables, tanto que consiguen colocarlos en un nivel muy cercano de lo que podríamos considerar como un título de nueva generación, pero mantienen las mecánicas de los originales y con ello todo su encanto.

Está disponible en PC, PS3, Xbox 360, PS4 y Xbox One.

2-Call of Duty 4: Modern Warfare Remastered

Generó una cierta polémica en sus inicios porque sólo se pudo comprar durante un tiempo junto a Call of Duty: Infinite Warfare, pero la verdad es que se trata de uno de los mejores juegos remasterizados que existen actualmente.

Cumple con todo lo que podemos esperar de un juego de este tipo: mantiene intacta su jugabilidad pero introduce mejoras gráficas muy marcadas que hacen que el juego luzca de maravilla, hasta tal punto que os costará creer que estáis ante un simple “remaster”.

Está disponible para PC, PS4 y Xbox One.

3-Crash Bandicoot N. Sane Trilogy

Sé que es complicado encuadrar este título como un remaster puro, pero sus propios desarrolladores lo han calificado como una edición “remasterizada+ (plus)”, y por tanto vamos a respetar su criterio y a incluirlo en esta lista.

Vicarious Visions no lo considera como un remake y la verdad es que puedo llegar a entenderlo, ya que aunque en términos de calidad gráfica presenta un avance enorme frente a los juegos originales lo cierto es que esta trilogía mantiene intactas las claves y la esencia de aquellos.

Está disponible para PC, PS4 y Xbox One.

4-Halo: The Master Chief Collection

Es una colección que incluye las cuatro primeras entregas de la conocida franquicia creada por Bungie, adaptadas y mejoradas para aprovechar el mayor potencial de Xbox One, la consola de nueva generación de Microsoft.

Los chicos de 343 Industries han hecho un excelente trabajo con esta colección, en la que podemos destacar la impresionante puesta al día del apartado técnico de Halo: Combat Evolved, Halo 2 y Halo 3. Para quitarse el sombrero, aunque sin soltar el aguijoneador.

Está disponible para Xbox One.

5-Starcraft Remastered

Ha sido uno de los juegos remasterizados más esperados del momento, y también uno de los mejor ejecutados. Blizzard ha introducido mejoras claras a nivel gráfico que se dejan notar en la resolución de pantalla y en la definición y nitidez de los escenarios, de las construcciones y de los personajes.

La jugabilidad no se ha visto afectada pero la puesta al día ha sido clara y se deja notar en su mayor soporte e integración con la plataforma en la nube de Blizzard, así como en la posibilidad de moverlo en resolución 4K y en la calidad de su banda sonora.

Está disponible para PC (Windows y Mac).

6-Dark Souls Remastered

Es una importante revisión del título original que ha cumplido con todas las expectativas que había generado, ya que no sólo viene con mejoras a nivel gráfico sino que también corrige algunos errores y acaba con los problemas de rendimiento que sufría en ciertas zonas.

A nivel técnico disfrutaremos de una mayor resolución, texturas más definidas y efectos de luces y sombras mejorados. La jugabilidad se mantiene intacta, pero se ha ampliado el modo multijugador a un máximo de 6 personas y se han integrado servidores dedicados.

Está disponible para PS4, Xbox One y PC. Llegará también a Nintendo Switch.

7-The Last of Us: Remastered

En mi opinión es uno de los mejores juegos remasterizados de la nueva generación y todo un ejemplo del excelente trabajo que hizo Naughty Dog con el original de PS3, un título que llevó a dicha consola al límite de sus posibilidades.

La edición remasterizada trae tantas mejoras gráficas que en algunos aspectos llega a estar al nivel de lo que podríamos esperar de un título de nueva generación. Esto se traduce en una mayor inmersión y en una experiencia de juego mucho más rica.

Está disponible para PS4.

8-Grim Fandango

El original fue considerado como uno de los mejores juegos de la extinta LucasArts y la edición remasterizada ha subido el listón de lo que antaño parecía inmejorable.

A nivel técnico ha recibido un importante lavado de cara que se deja notar en todos los sentidos, aunque destaca especialmente la mayor nitidez gracias al aumento de resolución, la calidad de las texturas, los efectos de luces y sombras y su banda sonora.

Está disponible para PS4, Xbox One, PC (Windows y Linux), Mac, PS Vita, Android y iOS.

9-Gears of War: Ultimate Edition

Esta edición remasterizada del original que debutó en Xbox 360 y posteriormente llegó a PC tiene una cara y una cruz. La cara la tenemos en la versión para Xbox One, que raya a un nivel sobresaliente en todos los sentidos.

Las mejoras a nivel técnico son enormes, tanto que en algunas ocasiones nos parecerá más un remake que un remaster, y encima es capaz de funcionar de maravilla sobre el modesto hardware de Xbox one. La cruz es que la versión para PC está mal optimizada y a pesar del tiempo que tiene encima todavía da problemas de rendimiento incluso en equipos muy potentes.

Está disponible para Xbox One y PC.

10-Shadow of the Colossus

El original para PS2 fue una obra de arte y la edición remasterizada es simplemente impresionante, tanto que difumina la delgada línea que separa los conceptos de remaster y remake.

A nivel técnico el salto que presenta es tan grande que de no ser porque mantienen la misma base y las mismas mecánicas podrían pasar por dos juegos distintos. Sin duda uno de los mejores juegos remasterizados que se han lanzado hasta el momento.

Está disponible para PS4.

Enlaces de interés: guías MC.

Continuar leyendo

Lo más leído