Web Analytics
Conecta con nosotros

Noticias

El minado de criptodivisas encarece el coste de la electricidad

Publicado el
El minado de criptodivisas encarece el coste de la electricidad 30

Las consecuencias del minado de criptodivisas se están dejando notar en muchos frentes. Ya hemos visto cómo han incrementado el precio de las tarjetas gráficas y el impacto que han tenido en el sector científico y profesional, pero también han tenido efectos negativos en el coste de la electricidad.

El alto consumo energético que representa el minado de criptodivisas es uno de los temas más preocupantes, ya que como vimos en este artículo ha alcanzado los mismos niveles que una economía del G20 y con el paso del tiempo irá cada vez a más.

Esta realidad ha llevado a muchos países a considerar la implantación de medidas concretas para limitar el impacto del consumo energético derivado del minado de criptodivisas. Actualmente uno de los países más afectados es China, ya que en él se encuentran las mayores granjas de minado de monedas digitales como Bitcoin, pero lo cierto es que ni siquiera las pequeñas ciudades se libran de los mineros.

Plattsburgh es uno de los mejores ejemplos y un reflejo claro de la actitud «aprovechada» que mantiene el sector del minado de criptodivisas. Esta pequeña ciudad de Nueva York es conocida por ofrecer electricidad a un precio muy bajo, lo que la convierte en todo un «caramelo» para los mineros, que no han dudado en aprovechar la situación para montar en dicha zona grandes instalaciones dedicadas a la minería de criptodivisas.

La situación se ha vuelto insostenible ya que Plattsburgh tiene un límite energético que estaba siendo sobrepasado por los mineros, lo que acababa encareciendo en gran medida el coste de la electricidad en cantidades que rondaban entre los 100 y los 200 dólares por factura.

Para poner fin a esta situación sin tener que tomar medidas drásticas el gobierno de la ciudad ha dictado una moratoria de 18 meses que afecta a todos aquellos que intenten establecer nuevas granjas de minado de criptodivisas, un primer paso que deja un poco de margen a al ejecutivo para valorar la adopción de futuras medidas que pongan fin a la problematica que ha generado el desembarco «masivo» de empresas en la zona, que no buscan otra cosa que aprovechar los bajos costes de la electricidad sin pensar en nada más.

Más información: Motherboard.

Editor de la publicación on-line líder en audiencia dentro de la información tecnológica para profesionales. Al día de todas las tecnologías que pueden marcar tendencia en la industria.

4 comentarios
  • st.UART

    Si hombre, es lo que faltaba, que se sumen las eléctricas a la excusa de la minería.

    Por cierto, ¿no será «desembarco»?

  • Álvaro Lázaro Laín

    Las criptodivisas consumen electricidad, -está claro utilizan las gráficas más potentes- y todo más potente. Por lo menos en los ordenadores gaming de Sobremesa se utiliza esa energía para calentar la habitación..

  • Alexander Mendoza

    Creeme, mi pc calienta tanto aunque esta bien refrigerada que tengo que gastar mas electricidad con el aire acondicionado.

  • Marcos Mora

    un poquito de economía: lo normal es que si la demanda de un bien aumenta, su precio aumente.

    En este caso la electricidad, quien vende la electricidad en esa ciudad? por lo que veo en el artículo, la vende la administración pública? eso está mal, porque no hay nada más ineficiente que la administración pública, que para «resolver» todo, lo único que se le ocurre es regular y penalizar a los productores.

    Volviendo a la economía, cuando un bien sube de precio la reacción decente es producir más de ese bien, en este caso, producir más electricidad, o construir nuevas líneas de transmisión desde el sitio productor.

    Lo mismo va a pasar con las memorias RAM y GPU que están coyunturalmente costosas por la alta demanda: es una señal para aumentar la producción, y para que entren nuevas empresas a producir, y con eso, el precio tenderá a bajar de nuevo en el futuro.

    Lo mismo aplica para la electricidad de esa ciudad, si los reguladores lo permiten, claro.

Lo más leído