Web Analytics
Conecta con nosotros

Noticias

AVM y domótica: interoperabilidad como valor para el usuario

Publicado el

La domótica está viviendo una etapa de crecimiento muy importante. En este artículo de MuyComputer Pro ya os contamos que su valor había superado los 70.000 millones de euros y que las perspectivas a corto y medio plazo son muy buenas. Sin embargo también tuvimos ocasión de ver uno de los desafíos más importantes que enfrenta el sector: la interoperabilidad.

Los dispositivos para domótica despliegan todo su potencial cuando se conectan con diferentes electródomésticos, y también cuando trabajan con otras soluciones. Pues bien, la interoperabilidad es la que permite que esos dispositivos funcionen sin problemas con soluciones de diferentes fabricantes, algo que sin duda es beneficioso para el consumidor, no sólo porque le da una mayor libertad de elección, sino porque además le permite aprovechar las soluciones que ya tiene en casa.

Sin un estándar abierto y unificado no podríamos utilizar un router con diferentes enchufes inteligentes y termostatos, y lo mismo ocurre con otros productos como los altavoces inteligentes. Fabricantes como AVM son conscientes de la importancia que tiene esto para el consumidor, y por ello han apostado por el protocolo HAN FUN del estándar ULE (Ultra Low Energy).

¿Qué supone esto para mi?

Pues que no tendrás que preocuparte por posibles problemas de compatibilidad al utilizar soluciones de diferentes fabricantes. AVM tiene un ecosistema de productos muy completo que está apuntalado por el sistema operativo FRITZ!OS, pero se preocupar por dar al usuario libertad de elección y está actuando en consecuencia para mejorar la compatibilidad entre sus productos y los de otros fabricantes. Un ejemplo lo tenemos en los teléfonos DECT de Panasonic, que funcionan sin problemas con las soluciones de AVM.

El mundo de la domótica seguirá evolucionando y mejorando durante los próximos años, pero la idea de un estándar que permita esa interoperabilidad entre distintos productos de diferentes fabricantes seguirá siendo un pilar básico que los consumidores no deben olvidar.

Todo el control que necesitas

Una de las ventajas más importantes que ofrece la domótica actualmente es la posibilidad de controlar de forma remota diferentes electrodomésticos. Uno de los mejores ejemplos lo tenemos en el FRITZ!DECT 210, un enchufe inteligente pensado para exteriores que cuenta con certificación IP44 (resistencia al polvo y al agua).

Con él podemos programar horarios de encendido y apagado de las luces, de activación y desactivación de electrodomésticos y también fijar programas concretos de riego en exteriores. Esto lo convierte en una solución todoterreno que podremos controlar en remoto a través de la aplicación gratuita MyFRITZ!App.

También podemos visualizar datos tan importantes como el consumo y las temperaturas durante diferentes periodos de tiempo, lo que nos permitirá obtener información que nos ayudará a fijar los planes más apropiados para ahorrar energía.

AVM también ha ampliado recientemente su catálogo de soluciones de domótica con el FRITZ!DECT 301, un termostato inteligente con pantalla integrada que podemos controlar también en remoto a través de MyFRITZ!App.

Contenido ofrecido por AVM FRITZ!

Editor de la publicación on-line líder en audiencia dentro de la información tecnológica para profesionales. Al día de todas las tecnologías que pueden marcar tendencia en la industria.

Top 5 Cupones

Lo más leído