Web Analytics
Conecta con nosotros

A Fondo

10 momentos destacados de los 20 años de la Estación Espacial Internacional

Publicado el
20 años de la Estación Espacial Internacional

Corría el 20 de noviembre de 1998 cuando un cohete ruso Protón colocó en órbita el módulo Zaryá, la parte principal y más grande, encargada de proporcionar la energía y capacidad de propulsión iniciales de la Estación Espacial Internacional.

Fue la “primera piedra” para cumplir el sueño de astrónomos, ingenieros y científicos, cooperando juntos en una coalición internacional sin precedente para construir una estación espacial tripulada única, que fusionara proyectos similares previstos previamente, como la Mir-2 rusa; la Freedom estadounidense y otros módulos, el europeo Columbus y el japonés JEM.

20 años de la Estación Espacial Internacional

Desde entonces, la nave espacial más grande jamás construida y el mayor objeto artificial en órbita terrestre ha ido creciendo en tamaño y potencial, con tripulación permanente desde el año 2000, rotando equipos de astronautas e investigadores de las cinco agencias del espacio participantes -Agencia Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio (NASA), la Agencia Espacial Federal Rusa (FKA), la Agencia Japonesa de Exploración Espacial (JAXA), la Agencia Espacial Canadiense (CSA) y la Agencia Espacial Europea (ESA)- y recibido a los primeros turistas espaciales.

No ha sido sencillo llegar hasta aquí y no sabemos su futuro porque la estación solo tiene financiación confirmada hasta 2024. A modo de homenaje, te dejamos diez momentos destacados del que está considerado como el mayor logro humano en ingeniería.

1.- 1984: Reagan propone la EEI (sin Rusia). La estación espacial originalmente iba a ser un esfuerzo de los Estados Unidos, pero pronto se convirtió en una colaboración con Canadá, Japón y Europa, excluyendo a la entonces URSS. Las relaciones eras tensas y aunque muchos en la propia industria espacial hubieran preferido trabajar juntos desde el principio, el clima político no lo permitió. Sin embargo, en esa fecha comenzaron los trabajo iniciales.

2.- 1993: Clinton agrega a Rusia. El colapso de la Unión Soviética y la posterior mejora de las relaciones internacionales llevaron al presidente Bush a incluir a Rusia en el proyecto, pero de manera limitada, como proveedor y como invitado en una misión del transbordador. Fue el presidente Clinton el que anunció que Rusia sería un socio de pleno derecho. Fue una decisión técnica y política. La participación de Rusia ahorraría miles de millones de dólares, pero también ayudó a que Rusia se involucrara en otros temas, como los esfuerzos de eliminación de la proliferación de misiles balísticos intercontinentales, ICBM. Los diseños de la estación, finalmente comenzaron a construirse.

3.- 1998: Primeros componentes en órbita. Aunque Rusia (como URSS) era inicialmente persona non grata, tuvo el privilegio de lanzar el primer componente central de la estación espacial. El 20 de noviembre de 1998, el aniversario que celebramos, un cohete Protón puso en órbita el módulo ruso Zaryá para dotar de propulsión y energía a la estación. 12 días más tarde, el transbordador espacial Endeavour puso en órbita el primer módulo de NASA, el nodo Unity. Todavía están ahí arriba, juntos, como base de un gigante mecánico de 110 metros de largo.

4.- 2000: Llegan los primeros ocupantes. Casi un año después de la puesta en órbita de Zaryá, los primeros ocupantes humanos llegaron a la Estación Espacial Internacional. Bill Shepherd de NASA y los cosmonautas Yuri Gidzenko y Sergei Krikalev, tuvieron el honor de ser los primeros de 230 humanos que hasta ahora han pasado por su estructura. Estuvieron 141 días. En abril de 2001, los socios del proyecto autorizaron la presencia del primer turista espacial, el financiero estadounidense Dennis Tito que estuvo seis días en la estación.

5.- 2003: El desastre de Colombia retrasa la expansión. La tragedia del transbordador espacial Columbia en su reingreso después de su 28ª misión fue una tragedia suficiente para que el proyecto de transbordadores de NASA fueran cancelado durante más de dos años. La responsabilidad pasó a la agencia rusa Roscosmos, hasta que NASA reanudó los lanzamientos de lanzaderas en 2005. Los vuelos tripulados no se reanudaron hasta mediados de 2006.

6.- 2007: Llega Kibo. La estación está compuesta por miles de piezas a modo de mecano gigante en órbita terráquea, pero ninguna es tan grande como Kibo (“esperanza”), la contribución japonesa al proyecto. Es un laboratorio (módulo de experimentación) con presión y composición de aire similares a las terrestres, lo que permite experimentos y observaciones astronómicas de larga duración. Es el mayor módulo en tamaño de la EEI y necesitó varias misiones espaciales para completarlo, además de la expansión inicial del sistema de energía solar de la estación.

7.- 2010: Cupola. Si Kibo es el componente más grande, la “cúpula” es probablemente el módulo más famoso. Entregada por la Agencia Europea tras su fabricación en Italia, es una burbuja gigante de 7 ventanas que permite observar y dirigir las operaciones en el exterior de la estación. Contiene terminales de trabajo y otro hardware de control del brazo robótico, pero la conocemos mejor por las fantásticas fotografías tomadas desde sus ventanales. Dicen que no hay mejor puesto de observación de la Tierra y las imágenes lo demuestran.

8.- 2015: Uno de los récords espaciales de EEI. Durante su quinto vuelo al espacio, Gennady Padalka estableció un récord mundial de estancia. Cuando regresó a la Tierra, había estado un total de 878 días. Muy por delante de la competencia, que es casi exclusivamente rusa, aunque Peggy Whitson de la NASA tiene 666 días en tres misiones.

9.- 2016: China llama, EEI contesta. El astronauta chino Jing Haipeng, grabó un conmovedor mensaje de vídeo desde la estación espacial china Tiangong-2, saludando a la tripulación de la EEI y alabando la cooperación mundial que hace que todo esto sea posible. Lo mejor que podría pasar al mundo es que China se uniera al resto de agencias para las misiones espaciales del futuro. 

10.- 2019: ¿Primera misión comercial tripulada? Este mismo año, un cohete Soyuz tuvo un fallo grave en una misión tripulada a la EEI que a punto estuvo de acabar en tragedia. Rusia ha asumido la responsabilidad exclusiva de todos los lanzamientos con tripulación durante los últimos años. Y menos mal porque con el cierre del programa de transbordadores no había otra cosa. EE. UU. planea separarse de esta dependencia mediante el fomento de una nueva generación de cápsulas con capacidad de tripulación que pueden cumplir y superar la seguridad y confiabilidad del sistema Soyuz. SpaceX y Boeing planean los primeros vuelos tripulados en 2019.

Top 5 Cupones

Lo más leído