Web Analytics
Conecta con nosotros

Análisis

Wiko View3 Pro, análisis: potencia bruta y gran autonomía

Publicado el

Durante las últimas semanas hemos tenido la oportunidad de probar y exprimir al máximo, el nuevo tope de gama de la firma francesa Wiko: el Wiko View3 Pro. Como muchas otras firmas en los últimos tiempos, la marca se apunta al fenómeno de ofrecer más por menos, situando su nuevo terminal por debajo de los 300 euros.

Por este precio, Wiko nos ofrece un smartphone todopantalla de 6,3″ (2.340 x 1.080 píxeles), triple cámara fotográfica (12+5+13 megapíxeles), 6 GB de memoria RAM, 128 GB de almacenamiento interno ampliables con tarjetas microSD, batería de 4.000 mAh y procesador MediaTek Helio P60. Es decir, sobre el papel todo lo que necesitamos para un smartphone más que solvente, prometiéndonos una autonomía por encima de la media.

Como extra, señalar en este apartado que a diferencia de lo que ofrecen muchas marcas asiáticas en este rango de precios, el Wiko View3 Pro sí que ofrece conectividad NFC, por lo que aquellos que quieran poder pagar con el móvil y no invertir demasiado en un teléfono, aquí tienen un buen candidato a considerar.

De forma similar a la mayoría de los terminales de este tipo, lo nuevo de Wiko no hace demasiados esfuerzos en diferenciarse de su competencia en el terreno del diseño, apostando por una configuración «clásica» para los tiempos que corren: lector de huellas en la parte trasera, bordes redondeados, inclusión de conector USB-C y un jack de auriculares que cada vez más, parece relegado a las gamas medias. Como toque premium sin embargo, este Wiko se permite una trasera de cristal que muestra un bonito azul degradado que cambia de tonalidad en función de la luz y que aunque luce estupendo, puede resultar un auténtico imán para las huellas si no utilizamos una funda protectora.

El resto del terminal, construido en policarbonato, ofrece resistencia y durabilidad ante caídas y golpes y consigue aligerar el peso del teléfono, que con 184 gramos consigue una sensación realmente cómoda en la mano. En la parte anterior, Wiko apuesta por el consabido notch de gota (si bien podemos cambiar cómo se muestra en «opciones de pantalla»).

En el terreno del software, el Wiko View3 Pro ofrece Android 9.0 Pie prácticamente «out of the box». La capa de personalización en este sentido es mínima y se limita a algunos ajustes, un toque diferente a algunos iconos y la integración con su funda inteligente «Smart Folio». En este terreno hace tiempo que decimos que compañías como Huawei o Samsung pueden aprender bastante de pequeñas empresas como Wiko que se esfuerzan por entregar versiones de Android realmente limpias.

Rendimiento y autonomía

Para este terminal, la firma francesa ha hecho especial hincapié en subrayar el carácter PRO del mismo. No tanto en este caso para posicionarlo entre un público profesional, como para resultar un reclamo para aquellos que escogen utilizar su smartphone como plataforma para jugar o aquellos que necesitan una gran autonomía.

Para ello pone toda la carne en el asador. Nada menos que 6 GB de memoria RAM y 128 GB de almacenamiento interno. Nuestra duda es si optar por MediaTek y no por Qualcomm en un producto que se presenta como premium no iba a cobrarse su peaje en términos de rendimiento. La buena noticia es que no lo hace. La configuración de ocho núcleos del Helio P60 (cuatro de ellos destinados al ahorro energético) permite trabajar con solvencia con todo tipo de aplicaciones pesadas y no hemos notado problemas a la hora de ejecutar los juegos más populares de la plataforma.

Pese a ello, notamos que la ejecución de las aplicaciones no siempre es inmediata y en ocasiones la multitaarea se arrastra un tanto, aunque no de forma preocupante.  Dicho de otra forma, el procesador aprueba con nota pero desde luego la ejecución y gestión de aplicaciones no se salva de algunos «tirones» que en cualquier caso son perfectamente asumibles en este rango de precios. En el apartado gráfico, su GPU Mali-G72 MP3 permite como hemos indicado jugar con solvencia a los principales títulos del mercado, si bien deberemos tener en cuenta que en los más pesados no podremos hacerlo a la máxima calidad.

¿Y en cuánto a la autonomía? Gracias a sus 4.000 mAh y a sus procesadores destinados al ahorro energético, Wiko promete dos días completos en los que podremos olvidarnos del cargador. Y es así hasta cierto punto. Si nuestro uso es «ligero», desde luego podemos llegar al final de nuestra jornada con hasta el 70% de la batería a nuestra disposición.

Por supuesto si consumimos contenidos multimedia, utilizamos mucho la cámara, jugamos o «nos pasamos» con el tiempo de pantalla, la autonomía baja. Con todo este es sin duda uno de los apartado en los que el teléfono cumple con mejor nota. Si queremos salir de casa y olvidarnos por completo de cables y puntos de carga, el Wiko View3 Pro nos va a dar bastantes alegrías.

Por supuesto esta enorme batería se cobra su precio y aunque la firma promete incorporar un sistema de carga rápida, lo cierto es que si hemos agotado hasta el último amperio, nos llevará casi tres horas realizar la recarga.

Cámara y acción

Como hemos comentado con anterioridad, lo último de Wiko incorpora un sistema fotográfico compuesto por tres cámaras: sensor principal de 12 megapíxeles, sensor gran angular de 13 megapíxeles y sensor de profundidad ToF de 5 megapíxeles. Además incorpora una cámara frontal de 16 MP con el que la firma nos promete los mejores selfies.

Wiko tiene por lo tanto grandes argumentos en este apartado…que sin embargo se malogran un tanto por culpa del software. Para empezar, en la aplicación de cámara hay margen para mejorar. No solo porque los controles y menús pueden resultar algo confusos (si por ejemplo estamos acostumbrados a utilizar la cámara de Google), sino sobre todo porque el rendimiento del disparador no está a la altura: en el mejor de los casos es lento, cuando no impreciso o tan confuso que puede llevarnos a creer a que hemos hecho una foto cuando en realidad no ha sido así. Esto provoca por ejemplo, hasta que nos acostumbramos, a que algunas fotos salgan movidas.

Dicho lo cual, la cámara cumple dignamente en escenas diurnas. Los colores son correctos, la saturación es buena y no quema colores o sombras. En cambio falla a la hora de prestar atención al detalle y no hace falta ampliar demasiado para percibir bordes recortados y más ruido del habitual en los smartphones que solemos encontrar en estas gamas. Por supuesto, echar mano del zoom en estas circunstancias, salvo para circunstancias excepcionales queda completamente descartado.

Esta carencia la suple en parte con la incorporación de un gran angular que no se suele ofrecer en este rango de precios. La cámara en este caso cumple con bastante solvencia y aunque en algunas imágenes vamos a obtener un «efecto curvatura» algo pronunciado, lo cierto es que en términos generales podemos afirmar que el  Wiko View3 Pro salva este apartado.

Suspende sin embargo claramente en el modo retrato. La mayoría de las veces no recorta adecuadamente los sujetos encuadrados y sufre incluso en encuadres fáciles en el que los contrastes son altos. Por otro lado incluso si el retrato pasa el corte, los colores se muestran algo quemados. Aquí esperamos sin embargo que una futura actualización de software le permita salvar la cara. Por último y para nuestra sorpresa, mejora su rendimiento en escenas nocturnas. No es por supuesto la mejor del mercado, pero teniendo en cuenta su precio y su irregular rendimiento en otros aspectos, nos ha sorprendido gratamente.

Conclusiones

El Wiko View3 Pro se presenta como una de las apuestas europeas más sólidas para la gama media. Para convencer a los usuarios ofrece un diseño cuidado todo pantalla, un look and feel ligeramente premium y sobre todo especificaciones muy interesantes como  128 GB de almacenamiento interno o una autonomía que puede llegar hasta los dos días.

En una liga en la que tiene que competir con Huawei, Xiaomi, Oppo y tantos otros, la propuesta francesa sin llegar a destacar sobre ellas, sí que ofrece en cambio un conjunto equilibrado de prestaciones, a las que pocas pegas se le pueden poner si exceptuamos el campo de la cámara. Aquí aunque se comporta de forma digna, nos encontramos con un teléfono con un amplio margen de mejora, tanto en usabilidad de la misma como en apartados concretos como el modo retrato.

Con todo, muchas de las carencias que puede presentar este Wiko View3 Pro, se compensan en un terminal muy interesante para la mayoría de los usuarios que no hagan de la cámara un factor decisivo a la hora de la compra y que en cambio, prioricen aspectos como el rendimiento general del terminal, la duración de la batería, poder contar con una buena pantalla o extras como la posibilidad de realizar pagos móviles.

Valoración final
8.1 NOTA
NOS GUSTA
Gran autonomía.
Sistema operativo muy limpio.
Extras interesantes como NFC.
Almacenamiento interno de 128 GB.
A MEJORAR
La cámara podría ser mucho mejor.
El sonido de los altavoces es demasiado metálico.
Mediatek cumple pero sigue sin estar a la altura.
RESUMEN
El Wiko View3 Pro se presenta como una de las apuestas europeas más sólidas para la gama media. Para convencer a los usuarios ofrece un diseño cuidado todo pantalla, un look and feel ligeramente premium y sobre todo especificaciones muy interesantes como 128 GB de almacenamiento interno o una autonomía que puede llegar hasta los dos días.
Diseño y construcción7.5
Pantalla8
Rendimiento8.5
Cámaras7
Software8.5
Autonomía9

Top 5 Cupones

Lo más leído