Web Analytics
Conecta con nosotros

Noticias

Los límites de Twitter

Publicado

el

Los límites de Twitter

Antes de empezar creo que necesario aclararlo, aunque seguramente ya lo hayas deducido al ver la etiqueta Basics en la imagen superior: vamos a hablar de los límites de Twitter relacionados con el uso de las funciones del servicio, es decir, aquellos que son cuantificables y que tienen límites. Algunos fijos y otros dinámicos, pero siempre asociables a un número en particular. Dicho de otra manera, no hablaremos sobre los tipos de contenido que incumplen las reglas de Twitter y demás, principalmente porque no existe un número o una fórmula que determine si un mensaje es o no es aceptable.

No, aunque ese tema es interesante, y da juego para un debate que puede extenderse mucho (nota mental: publicar próximamente una entrada para abrir un debate sobre esos otros límites de Twitter), en esta ocasión nos vamos a centrar en un pequeño pero interesante conjunto de números, que nos ayudará a entender mejor el uso que podemos hacer de esta red social, y a no extrañarnos si, en algún momento, vemos un mensaje que nos indica que hemos excedido el límite de la cuota (no es fácil ojo).

Twitter es una red social sencilla. No tanto como en sus orígenes cuando parecía una oda al minimalismo, pero sigue siendo razonablemente sencilla y, en consecuencia, la lista de los límites de Twitter, los mesurables, es bastante corta. Y además, los límites son bastante flexibles, especialmente para cuentas particulares, así que mejor no te propongas excederlos, pues al final eso puede acabar siendo un trabajo a tiempo completo.

Los límites de Twitter

El primero de los limites de Twitter es el número de tweets que puedes publicar por día: 2.400. Seguro que has hecho el cálculo de cabeza en un momento y sí, eso significa que tendrías que publicar 100 tweets por hora durante un día entero para alcanzar ese límite. Si es tanto lo que necesitas contar, quizá sea mejor recurrir a otras herramientas, como las futuras Twitter Notes… o a un blog de toda la vida.

Otro de los límites de Twitter que inquieta a los usuarios más parlanchines es el límite de mensajes directos diarios: 1.000. Para usuarios que emplean los mensajes directos de Twitter como alternativa a los servicios de mensajería instantánea, este límite puede resultar un poco más ajustado. ¿Solución? Emplear un servicio de mensajería instantánea, que para eso están.

¿A cuántas cuentas puedes seguir? En este casos nos encontramos con dos límites de Twitter, el diario y el total, pero con una importante diferencia entre ambos, ya que el primero es un valor fijo, mientras que el segundo es dinámico. Twitter nos permite seguir un máximo de 400 cuentas por día, y este es el límite fijo, que además se complementa con las reglas que prohíben el seguimiento masivo. Y en cuanto al total, parte de las 5.000 cuentas, pero en este caso es dinámico, y se calcula en base a los ratios de cada cuenta, así que no te extrañes si ves cuentas con una lista de seguidos de un valor muy superior.

Un límite menos conocido es el de actualizaciones por día, es decir, la cantidad de veces que puedes recargar tu timeline para buscar mensajes nuevos,, tu lista de notificaciones, etcétera. En este caso se repite un número que ya hemos visto anteriormente: 2.400, si bien en este caso Twitter los divide en intervalos de media hora. Es decir, cada 30 minutos podrás buscar actualizaciones un máximo de 50 veces, más de una por minuto. Si ese límite se te queda corto, quizá necesites una tila, una valeriana o ambas cosas.

Y el último de los límites de Twitter es, posiblemente, el que más me sorprende, aunque entiendo que debe estar ajustado pensando en fallos que se puedan cometer durante el proceso. Y es que Twitter te permite cambiar la cuenta de correo electrónico asociada a la cuenta de Twitter hasta cuatro veces por hora. Si a alguien se le queda corto ese límite, de verdad, necesito conocer esa historia.

 

Más información: Centro de ayuda de Twitter

Si me dieran una cana por cada contenido que he escrito relacionado con la tecnología... pues sí, tendría las canas que tengo. Por lo demás, música, fotografía, café, un eReader a reventar y una isla desierta. ¿Te vienes?

Lo más leído