Memoria racetrack de IBM

Unos investigadores de IBM han desarrollado una nueva tecnología llamada racetrack (pista de carreras) que se basa en pequeñas corrientes que circulan por un nanocable. Lo más interesante de esta tecnología es que aplicada al mundo del almacenamiento podría abaratar los costes, aumentar la capacidad, disminuir el consumo de energía e incrementar la durabilidad de los sistemas de almacenamiento.

Frente a la memoria Flash (que puede ser leída muy rápidamente y no posee partes móviles, pero que su escritura es más bien lenta y tiene un tiempo de vida limitado) y los discos duros (con gran capacidad y precio atractivo, pero con partes móviles que los vuelven más vulnerables al movimiento), las memorias racetrack aúnan lo mejor de los dos mundos: capaces de leer datos en menos de 1 nanosegundo, pueden almacenar 100 veces en un mismo volumen que las memorias actuales, no tiene partes móviles, su consumo de energía menor y son más baratas de producir.

  • Share This