Intel Atom vs VIA Nano

Dos portales técnicos muy especializados han realizado sendas comparativas enfrentando a estos dos procesadores destinados a netbooks y nettops, y los resultados demuestran que el VIA Nano es más potente, aunque Atom no defrauda. El procesador de Intel no saca demasiado partido de la inclusión del HyperThreading, pero sí que destaca en un apartado importantísimo: la eficiencia energética, vital para la autonomía. 

 

Tanto PC Perspective como Hot Hardware han realizado un análisis de rendimiento de estos dos desarrollos de Intel y VIA que pretenden revolucionar el mercado de la informática portátil y que de hecho lo están consiguiendo (sobre todo, en el caso de Intel) gracias al éxito de los netbooks, los ultraportátiles de bajo coste que comenzaron a extenderse con el ASUS Eee PC 701 y que desde hace apenas un mes han comenzado a integrar estos nuevos procesadores de bajo consumo.

 

 

El Intel Atom ha sido la opción elegida por la mayoría de los fabricantes de estos equipos, pero eso no es óbice para que el VIA Nano, el primero producto de la serie Isaiah de este fabricante, demuestre sus ventajas. De hecho y tal y como comentan en estos análisis, el Nano de VIA es un diseño superescalar que utiliza múltiples unidades de decodificación y ejecución de instrucciones, siguiendo la línea de los modernos procesadores de sobremesa y portátiles de Intel y AMD. Curiosamente el Intel Atom funciona de forma distinta, y se trata de un micro mucho más simple que tiene como objetivo el de lograr una gran eficiencia energética, y no tanto una potencia elevada.

 

 

Eso se nota claramente en las pruebas de rendimiento: aunque en ambos casos se pasaron varios de los benchmarks que se utilizan para procesadores tradicionales, los resultados demostraron que ambas propuestas, con sus limitaciones, son realmente notables. La solución de VIA ganó en prácticamente todas las pruebas a la de Intel (es cierto que también funciona a mayor frecuencia, 1,8 GHz frente a 1,6 GHz, pero aún así la ganancia es notable), de modo que aquellos usuarios que valoren más el rendimiento de sus equipos deberían optar por el VIA Nano. Eso sí, los que busquen las mejores garantías para que la autonomía de las baterías sea máxima harán mejor en apostar por el Intel Atom: incluso con cargas de trabajo elevadas su consumo es bajísimo, y esto es vital para que los netbooks aguanten el máximo tiempo funcionando con la batería suministrada.

 

 

 

Uno de los apuntes más interesantes reside en el hecho de que Intel está cerrando mucho los diseños que pueden integrar Atom: las placas base sólo pueden tener ranuras PCI (no PCIe) y una ranura de memoria DIMM, lo que limita de forma considerable las posibilidades de expansión. En PC Perspective destacan el hecho de que los diseños de referencia de VIA son mucho más versátiles, y es posible encontrar placas Mini-ITX con ranuras PCIe, e incluso con slots para tarjetas CF y miniPCI, aparte de dos ranuras de memoria y un buen montón de conectores SATA USB. Sin duda esto representa una diferencia muy notable para aquellos que busquen equipos escalables.

 

 

  • Share This