Fusion de AMD: ¿vaporware?

Fusion de AMD: ¿vaporware?
18 de septiembre, 2008

Hace meses que se venía hablando del futuro procesador de AMD que teóricamente plantearía una alternativa a Intel Larrabee. Sin embargo AMD ha cambiado de golpe el sentido de esta palabra para usarlo como campaña de márketing. Aunque las intenciones de la empresa parecen buenas, reutilizar el nombre de un proyecto tan interesante nos parece equivocado, y la primera prueba tangible de Fusion, ya disponible, es casi ridícula.

 

Hace tiempo que la estrategia de márketing de AMD parece ir por unos derroteros algo extraños: desde que los Athlon se impusieran como marca que equivalía a un rendimiento y una relación precio/prestaciones inigualables, los responsables de esta división de AMD parecen no haber dado una a derechas. El lanzamiento de Barcelona fue un desastre a nivel funcional pero también a nivel de comunicación, y ha pasado algo similar con los Phenom y sobre todo con las plataformas Spider y Puma.

 

 

Curiosamente AMD elige nombres “pegadizos” para sus nuevas iniciativas y plataformas, pero el significado de dichos conceptos acaba perdiéndose. A esta empresa no le gusta que se utilicen dichos nombres para designar a sus soluciones. Pasó con Spider, la plataforma para jugones de AMD que combina el uso de procesador, gráfica y chipset pero que AMD se esforzó en diluir. Y volvió a suceder con Puma, el nombre en clave que no estaba recomendado usar, ya que la idea de AMD era la de que medios y usuarios utilizaran en su lugar esa infumable frase de “Next Generation Mobile platform“.

 

 

Y lo mismo con Fusion. Teóricamente este era el nombre de un nuevo concepto de procesador híbrido con núcleos de propósito general específicamente dedicados a ciertas tareas. La idea hacía pensar en un rival de Larrabee, pero en lugar de crear otro nombre en código para una nueva campaña de márketing, AMD ha preferido reutilizar el nombre de Fusion para esta nueva campaña de márketing que no parece tener mucho sentido sobre el papel.

 

AMD no parece haber renunciado a la idea de un procesador híbrido, aunque haya reutilizado el nombre en clave de este proyecto

 

La difusa idea de AMD es la de impulsar la marca en tres sectores: el trabajo, el hogar y los juegos, y para ello ha desarrollado un sitio web con casos de éxito y un vídeo en el que hablan del difuso concepto de Fusion como si se tratase de una revolución en todos los campos que nosotros no acabamos de ver. No necesitamos ideas, necesitamos producto, y eso es precisamente lo que AMD no acaba de ofrecer. Los Intel Core i7 están a punto de aparecer, y AMD lo tendrá difícil para competir incluso con la llegada de sus nuevos núcleos de 45 nanos. Y en lugar de tratar de dedicarse a levantar su negocio de microprocesadores, que está pasando por malos momentos, AMD sigue dedicando demasiado esfuerzo a sus confusas campañas de márketing.

 

De hecho, la primera prueba tangible de Fusion es casi de risa: se trata de una utilidad llamada “Fusion for gaming” que únicamente se encarga de cerrar los procesos que corren en segundo plano (antivirus, programas de VoIP o mensajería instantánea como Skype, etc) y ofrecer una extensión de overclocking basada en su utilidad Overdrive. Con esta pequeña utilidad se supone que los juegos correrán más rápido, pero lo cierto es que si esta es la idea de AMD a la hora de revolucionar la informática actual, están muy equivocados.

 

  • Share This