El futuro: música en la Web

El futuro: música en la Web

El nacimiento hace unos días de Spotify (todo aquel que tenga Twitter sabrá de lo que hablamos) hace que nos preguntemos sobre el futuro de las canciones en Internet. ¿Descargas o streaming? Ésa es la cuestión. Poco a poco, proyectos consagrados como YouTube o Last.fm y nuevas iniciativas como Spotify están arriconando a las descargas tanto ilegales como legales de música para dar paso a una forma diferente de consumo.

El bombardeo de anuncios durante estos días del nuevo lanzamiento de Spotify mediante Twitter ha sido impresionante. Este programa, que dispone de una interfaz muy similar a iTunes, permite escuchar CDs completos de forma legal desde la propia aplicación. La aplicación se debe descargar al ordenador y desde ahí se pueden gestionar las canciones y reproducir vía streaming ultra rápido.

Este iniciativa que a priori puede parecer pequeña ya cuenta con el apoyo de cuatro de las grandes discográficas como son Universal, Sony BMG, EMI y Warner, y además se han firmado acuerdos con empresas como Merlin o The Orchard que distribuye 1,3 millones de canciones a tiendas digitales. Por ello, cabe pensar que el futuro de la música pueda estar en este campo.

Precisamente, muchos analistas apuntan a la nueva era de la música en streaming. Un cambio de paradigma que es necesario para que la música siga siendo un negocio que da beneficios. De hecho, los datos corroboran las expectativas. El 83% de sus usuarios europeos no suelen comprar música digital y cada vez son más los que prefieren consumir música en streaming, según un artículo de The Guardian. "Los jóvenes piensan en YouTube y MySpace como los lugares donde oír música al instante, y los nuevos dispositivos son capaces de ofrecer acceso a lugares como Pandora o Last.fm, que funcionan como radios personalizadas", afirma Eliot Van Burskik, de Wired.

Aunque las descargas no desaparecerán, dentro de unos años, cuando las conexiones a Internet se popularicen más aún en nuestro país, puede que hablemos de ellas como lejana manera de oír música. La era de la música streaming puede que esté más cerca de lo que pensamos.

  • Share This