Xerox Phaser 6280 Láser color

Xerox Phaser 6280 Láser color
31 de enero, 2009

Una impresora idónea para el profesional o la pyme. Silenciosa, de diseño atractivo, de calidad sorprendente, que cumple su cometido sin problemas. No es la más barata pero sí una de las mejores que podemos encontrar en la oferta actual del mercado español. Y cuenta con la garantía de estar fabricada por Xerox, uno de los líderes del mercado de impresión especializado en el entorno de la empresa. A nosotros nos ha gustado bastante.

Cómo ha cambiado el mercado de la impresión. No hace tanto tiempo en el que plantearse el disfrute de una impresora color en entornos profesionales era un lujo, apto para segmentos específicos como agencias de publicidad. Ahora cualquier empresa u autónomo puede, en la barrera de entrada de los 300 euros, acceder a modelos que por prestaciones no tienen nada que envidiar a los que usan las grandes empresas. Y eso es lo que nos ofrece Xerox con la Phaser 6280: economía, calidad y garantía de fabricante.

Para entornos de consumo medios y sobre todo para pymes, nosotros recomendamos soluciones como la que comentamos en este test o incluso más potentes. Como demostramos en un informe sobre el coste de la impresión, dejarse llevar por el atractivo de los precios supercompetitivos de las impresoras de inyección es una trampa que a medio plazo nos puede salir muy cara pero en la que caen numerosos profesionales y empresas.

Una láser a precio (casi) de inyección

De hecho, en estos tiempos de crisis, el factor costes de mantenimiento es crítico. En este sentido ya hay fabricantes como Xerox, Kyocera -u Oki en el entorno de la pyme- que ofertan fórmulas de un fijo mensual por una cantidad determinada de impresión. Es una manera de convertir esta necesidad, básica en cualquier empresa, en un coste fijo y asumible.

Sin llegar a estas fórmulas cada vez más populares, se encuentran las impresoras láser de "entrada" en la gama aptas para un volumen comedido de impresión a cambio de un precio muy competitvo. En este contexto, La Xerox Phaser Color 6280 es una alternativa muy interesante. Con un precio de partida recomendado de 369 euros -aunque nosotros recomendamos la hermana mayor, la 6280 V/DN que por 100 euros más aporta impresión dúplex-, ofrece calidad y velocidad láser. De salida ya es más rentable que casi cualquier modelo de inyección. Y es que con un consumo de tóner moderado, esta impresora puede dar salida a unas 2.000 páginas con los tóner de fábrica. Vamos que cuesta menos, casi, que una renovación total de tóners.

Porque tarde o temprano, como en todas las impresoras y ahí radica el negocio, toca pasar por taquilla. El coste oficial de los toner varía entre 100 euros del normal con capacidad para 2.200 hojas y los 200 euros del de alto rendimiento con capacidad para 5.900 hojas. Un dinero que hay que tener en cuenta a la hora de tomar una decisión de compra y comparar con la competencia. Los tóner utilizan la tecnología EA HG de Xerox que, según el fabricante, aumenta la calidad de salida al usar más partículas y de menor tamaño. Nosotros podemos dar fe que en la impresión de imágenes con colores vivos, estos salen nítidos, alegres, con calidad. Nada que ver con la opacidad que mostraban las láser color hace tan sólo un par de años.

Puesta en marcha inmediata

Desde el momento que la sacamos de la caja, nos damos cuenta que estamos ante un producto con el sello de calidad de Xerox, uno de los grandes nombres propios en el negocio de la impresión. Y es que la compañía norteamericana sólo se dedica a esto, a imprimir y se nota y mucho en la cultura de la empresa. El acabado es de calidad y el diseño atractivo. En tonos blancos y azulados, se integra perfectamente en cualquier entorno de oficina. Es grande pero no enorme y cabe sin problemas en cualquier mesa auxiliar.

Para activarla, sólo hay que quitar el precinto a los tóner con bastante cuidado para no abrirlos y enchufar a la red. Los drivers suministrados funcionan perfectamente en entornos Mac, Windows (probado por nosotros) y Linux. Una vez activada, se autochequea y a trabajar. La conectividad es vía USB aunque permite también Ethernet y opcionalmente inalámbrica instalando un kit.

El panel de control es muy simple de usar como podéis ver en la imagen. Desde aquí gestionamos todas las funciones de la impresora: desde la opción dúplex (si la tenemos) muy aconsejable tenerla activada de serie, hasta el consumo del tóner. La verdad que, al no ser multifunción, es sota, caballo y rey. Porque la Xerox 6280 está concebida para imprimir. Y eso lo hace muy bien.

El panel también muestra un gráfico con la impresora, muy útil para detectar problemas o papeles atascados. En su honor debemos decir que después de usarla intensivamente durante quince días no nos dió ningún problema.

Como hemos comentado, está diseñada para entornos medios de trabajo, aunque el fabricante afirma que puede con cargas de hasta 70.000 impresiones/mes. Obviamente no lo hemos probado, pero creemos que para esos volúmenes hay que optar por modelos mucho más potentes y económicos en el terreno del tóner.

La bandeja normal, accesible por abajo, tiene una capacidad de 400 hojas aunque se puede aumentar la carga con un kit especial de hasta las 950 hojas. Para olvidarse de cargarla durante una buena temporada.

Trabajadora y discreta

En modo stand by, uno no se da cuenta que la Xerox 6280 está encendida. Y trabajando, sólo se ha mostrado ruidosa en el arranque de la impresión. Después se tranquiliza y se integra en los típicos ruidos de ambiente de oficina. Tampoco desprende mucho calor y su consumo está en la media de estos dispositivos, cumpliendo todos los estándares habituales. De hecho, este es uno de los aspectos donde se ha mejorado y mucho en la última generación de modelos láser en general.

En faena, destaca por la velocidad de impresión en las primeras páginas o documentos sueltos. Los digiere con soltura. Eso sí, cuando soltamos una sólida presentación tarda sus buenos cinco minutos en imprimir, en modo calidad, unas treinta páginas. Para agilizar este proceso, Xerox comercializa un disco duro de 40 Gbytes adicionales muy útil. La calidad de salida es de 600 x 600 x 4 ppp y, como ya hemos dicho antes, se nota.

El tratamiento del papel también es eficiente. Tanto en modo dúplex como normal no nos ha producido ninguno de los molestos enganches. Eso sí, recomendamos airear los folios antes de cargar el papel.

Respecto a formatos, trabaja con el formato A4 e inferiores. Con papepes especiales podemos hacer tarjetas de visita, cartelitos…. Obviamente podemos poner papeles algo más gruesos pero con riesgo a jugarnosun atasco. Y es que está diseñada para imprimir documentos, ni más ni menos.

Jubila tu vieja impresora: ahorrarás dinero

En resumen, estamos ante una impresora que a pesar de su precio comedido (las hay incluso más baratas en el mercado) no debemos ni mucho menos menospreciar sus prestaciones. Una impresora que huye del concepto todo en uno tan de boga en estos modelos de entrada y que opta por hacer, y muy bien por cierto, la función para la que ha sido diseñada: imprimir. Si a esto sumamos, su diseño atractivo, su robustez para soportar los maltratos típicos de oficina y la garantía de un fabricante como Xerox, es una opción muy a tener en cuenta para renovar nuestra vieja láser o meter en el trastero ese modelo de inyección de hace un par de años que ya nos ha hecho un agujero en el bolsillo de tanto comprar cartuchos.

Porque haz números de lo que cuesta renovar cuatro tóners en tu vieja impresora y a lo mejor te sale a cuenta estrenar un modelo de última generación. Y es que además de ganar en calidad y en diseño, también ahorrarás colateralmente en papel. Porque en MuyComputer somos defensores acérrimos de la impresión dúplex, eficaz para la mayoría de la documentación interna (por eso aconsejamos hacerse con el modelo que la integra). Además, la Xerox 6280 integra una función de ahorro de páginas en blanco. Y es que el dispositivo detecta cuando un documento tiene páginas sin contenidos para no imprimirlas.

La garantía que oferta Xerox para este modelo es de 12 meses, algo corta para lo que se estila hoy en día sobre todo en fabricantes nipones, pero hay que tener en cuenta de que es en casa del usuario.

  • Share This