2009: ventas de PC en negativo

2009: ventas de PC en negativo
9 de febrero, 2009

Las cifras presentadas por las empresas más importantes del sector del PC en el último trimestre de 2008 están haciendo que las consultoras revisen sus previsiones para ventas de ordenadores en 2009. Unas ventas que podrían experimentar un crecimiento negativo este año. Otros efectos como la llegada de Windows 7 y el éxito de los netbooks pueden afectar no solo a las ventas sino a los márgenes de los fabricantes.

La crisis está cambiando el panorama de negocio de la venta de ordenadores personales y más rápido de lo previsto. Los malos resultados de empresas como Lenovo, cuarto fabricante mundial de PCs, NEC, que abandonará Europa con sus ordenadores, y otros nombres importantes están haciendo que las consultoras revisen sus previsiones. En un artículo del Financial Times podemos leer como un responsable de IDC reconoce que sus previsiones de un aumento de un 4% de las ventas de PCs en 2009 no se van a cumplir y que a medida que se van conociendo las cifras de negocio del final de 2008 y principios de este año, más parece factible que la cifra se torne en negativa.

Microsoft también ha dado la voz de alarma, advirtiendo que el principio de este año será aún más flojo que el final del año anterior cuando se preveía un aumento en ventas de ordenadores de hasta el 12% que no se ha alcanzado ni de lejos. Algunos analistas apuntan a que las ventas en mercados emergentes no están terminando de despegar mientras que las empresas de países desarrollados ajustan el gasto en tecnología más de lo previsto. Una tendencia que han sabido prever empresas como IBM, que han fundado sus buenos resultados en volcarse en soluciones de outsourcing.

Según los expertos, como los analistas de la consultora Gartner, el efecto balsámico que suele suponer para la venta de ordenadores una nueva versión de Windows, que se espera para finales de año, no va a ser tan importante como en otras ocasiones. Microsoft ha insistido en que el nuevo sistema exige menos requisitos que Vista y que funcionará en ordenadores menos potentes. Eso hará que se contenga el gasto en hardware, sobre todo en entornos corporativos. Por otro lado el éxito de los netbooks podría canibalizar una buena parte de las ventas de portátiles, con los sobremesa en plena caída libre. Esto va a suponer una importante reducción de los márgenes para los fabricantes tanto de equipos como de componentes.

  • Share This