Envía fichero con borrador Gmail

Envía fichero con borrador Gmail
6 de julio, 2009

En ocasiones nos habrá pasado que al enviar un fichero a través de Gmail nos ha aparecido un error. Pues si ese fichero nos lo queremos mandar a nosotros mismos, el propio error puede servirnos de ayuda. Veremos cómo utilizar los borradores de Gmail para enviar ficheros como ejecutables y descargarlos en otro ordenador entrando en nuestra cuenta de correo electrónico. De esta forma salvaremos la limitación del ciente de correo para el envío de archivos.

Una de las soluciones para este tipo de ficheros se llama Dropbox un servicio para compartir y sincronizar tus ficheros de forma online, sería algo así como un disco duro virtual global al que podrás acceder desde cualquier sitio del mundo permitiéndote compartir hasta 2GB, fácilmente ampliables a 3GB simplemente recomendándolo a tus amigos.

Si realmente necesitas más espacio de disco, ofrece dos opciones de 50GB y 100GB pero no gratuitas. Una vez hayas instalado este programa, en tu ordenador aparecerá una carpeta que tu visualizarás como si fuera cualquier otra carpeta del sistema llamada Dropbox. Todo lo que guardes en ella se irá "colgando" en la red automáticamente, por lo que si instalas el programa en otro ordenador con la misma cuenta de usuario, verás exactamente lo mismo. Será como tener una carpeta en red entre los ordenadores que tú desees pero sin necesidad de configurar esta red.

También podrás compartir cualquier documento o carpeta al completo con cualquier persona aunque no tenga Dropbox. Todo lo que pongas en tu carpeta llamada Public podrá ser enviado por correo, Twitter o cualquier otro servicio a través de un enlace. Cuando tus amigos hagan clic sobre él accederán a tu contenido.

Otra cosa a tener en cuenta es que si adjuntamos cualquier archivo a un nuevo correo y le damos a guardar borrador, Gmail subirá el archivo al servidor, pudiendo recuperarlo desde cualquier otro ordenador conectado a internet. La ventaja de hacerlo así y no enviarnos un correo a nosotros mismos es que al guardar el borrador, el servidor no comprobará el archivo que subes, simplemente lo almacenará. De este modo podremos almacenar archivos no permitidos por Gmail (ejecutables por ejemplo).

Pero si lo que realmente queremos es enviar el archivo, tal y como hemos explicado con anterioridad, Gmail nos dirá que por motivos de seguridad no podemos hacerlo. El truco de siempre es renombrarlo a xxxx.doc (documento de word) y avisar al destinatario para que le ponga la extensión que tenía antes.

Por otro lado cabe señalar que a partir de ahora a través de nuestra cuenta de Gmail se podrán enviar archivos de hasta 25 Mbytes, 5 Mbytes más de lo que se podía hasta la fecha.

  • Share This