Mozilla y el ballot screen

Mozilla y el ballot screen
19 de agosto, 2009

Mozilla no termina de ver claro que la última propuesta de Microsoft implementando una pantalla de elección del navegador web en Windows 7, sea la solución para ofrecer verdaderas alternativas en la plataforma y evitar que Internet Explorer se aproveche del puesto de privilegio que ocupa Windows, instalado en el 90 por ciento de los ordenadores de consumo mundiales. Es por ello que han iniciado una campaña para explicar al regulador antimonopolio de la Unión Europea su punto de vista. 

 

Mitchell Baker, la responsable ejecutiva de la Fundación Mozilla que dirige el desarrollo de Firefox y el responsable de asuntos legales de la misma, han expresado sus cautelas (o intereses) respecto a la propuesta de Microsoft para evitar las acusaciones de abuso de posición dominante de mercado de Internet Explorer, mediante una pantalla de elección que permitiría instalar los navegadores web más populares en Windows 7, y también en anteriores versiones de Windows como Vista y XP.

 

 

Esta propuesta debería ser aprobada por las autoridades antimonopolio de la Comisión Europea para terminar con la investigación abierta sin la adopción de medidas contra Microsoft. Desde Redmond lo consideran un simple trámite a la vista del anuncio de abandonar la iniciativa de distribuir Windows 7 sin Internet Explorer en Europa.

 

Sin embargo sus rivales, no lo tienen tan claro y algunos como Mozilla -que forma parte del caso como acusación particular- plantearán sus objeciones a la U.E. “En principio, la propuesta de Microsoft con la pantalla de elección suena bien, pero en la práctica, la forma de aplicación marcará la diferencia, indica la CEO de la Fundación Mozilla, Mitchell Baker.

 

 

“Aunque la propuesta se lleve a cabo, Internet Explorer seguirá disfrutando de una situación de privilegio injusta en las instalaciones de Windows. Aunque el usuario elija otra opción, IE continuará con una presencia importante en el sistema (derivado de su concepción y relación con otras aplicaciones y el núcleo del sistema), además de la posibilidad de descargar e instalar mediante Windows Update”, para la que Baker pide que se modifique la propuesta para impedir que desde el actualizador de Microsoft se pueda instalar Internet Explorer.

 

“La importancia de la multitud de detalles hace que sea muy difícil predecir la eficacia de las solución propuesta o la magnitud de efectos secundarios”, explica. Tengamos en cuenta que aunque el usuario elija un navegador web alternativo, Internet Explorer seguirá presente ya que viene “de serie” desde el mismo núcleo del sistema y relacionado con otras aplicaciones.

 

Mozilla pide además, el compromiso de Microsoft para trabajar directamente con los proveedores de navegadores a la hora de implementar la propuesta. Propuesta sobre la que la Comisión Europea debería pronunciarse a la mayor brevedad con una decisión final que no sabemos si agradará a todos y que llegaría antes del lanzamiento de Windows 7.

 

  • Share This