Intel Light Peak, redes 100 Gbps

Intel Light Peak, redes 100 Gbps
24 de septiembre, 2009

Esta nueva tecnología de Intel con nombre en clave Light Peak permite implantar redes de conexión de equipos que alcancen tasas de transferencia de 10 Gbps, con el potencial de llegar a los 100 Gbps en la próxima década. La tecnología se basa en el uso de cables ópticos y permite la utilización de conectores más pequeños además de cables más largos, más delgados y más flexibles que los existentes actualmente. Además, su aplicación se puede implantar a todo tipo de sistemas y periféricos.

 

Como indican en el propio documento informativo de Intel, los cables actuales que se utilizan para transmitir datos están llegando a sus límites en lo que se refiere a las tasas de transferencia que éstos pueden alcanzar. Entre los problemas: la longitud de los cables, la citada velocidad de las transferencias, y también las interferencias electromagnéticas (EMI) que pueden afectar a esos procesos.

 

 

Para evitar esos problemas Intel ha desarrollado una tecnología con nombre en clave Light Peak que permite solucionar esas limitaciones y que hace uso de cables ópticos en los que es la luz la protagonista, y no la electricidad, como en los cables tradicionales.

 

 

Light Peak consiste en un chip controlador y en un módulo óptico que deben integrarse en las plataformas que soporten la tecnología. El módulo óptico realiza la transformación de la electricidad a la luz y viceversa, usando láseres en miniatura y detectores fotónicos. Se espera que dichos componentes estén disponibles para su aplicación práctica en 2010, lo que permitiría disponer pronto de productos reales que darían acceso a tasas de transferencia sostenidas de 10 Gbps.

 

 

Eso permite por ejemplo transferir una película en Blu-ray Disc en tan solo 30 segundos entre dos puntos, y la idea es la de poder ofrecer dicha conectividad a todo tipo de dispositivos, desde PCs a dispositivos móviles.

  

  • Share This