Actualiza firmware de DVD y HD

Actualiza firmware de DVD y HD
23 de noviembre, 2009

En muchas ocasiones puede ser útil actualizar el firmware de nuestra unidad óptica para resolver algún conflicto o problema que haya reconocido el fabricante, y adaptar sus características a nuevos formatos o sistemas operativos. El firmware es una pequeña secuencia de instrucciones que, grabado en una memoria de tipo no volátil, permite ejecutar a cualquier dispositivo electrónico su cometido. En pocas palabras, es el intermediario entre un dispositivo y sus componentes electrónicos.

 

En el caso de un dispositivo de almacenamiento como el DVD o el disco duro es de utilidad actualizarlo para mejorar sus prestaciones o resolver algunos conflictos que se pueden presentar. Peculiarmente se trata de un componente hardware al hallarse en una memoria física, al tiempo que es software por proporcionar una secuencia de acciones para permitir su funcionamiento e interacción con el sistema. En cierta medida puede recordarnos a la actualización de BIOS, lo cual es lógico si consideramos que la BIOS es un sistema de arranque que en sí es un firmware para nuestra placa base.

Más habitual que la actualización del firmware de nuestro disco duro es la de la unidad de DVD/CD ROM, ya que es ésta la que suele tener conflictos con algunos programas o formatos o necesitar actualizaciones para poder leer o escribir algunos tipos o marcas de discos, y de hecho es más habitual que sea una solución útil cuando tenemos problemas con esta unidad.

 

 

La actualización del firmware de nuestros componentes la podemos obtener de varias formas, la principal es a través de la página web del fabricante de nuestro ordenador (ya sea HP, Fujitsu, Acer, Asus, Packard Bell, Samsung, Sony, Toshiba…), que señalará cuándo las hay las actualizaciones oportunas.

 

Por otro lado podemos averiguar a través del administrador de dispositivos o en BIOS la marca y modelo del dispositivo que nos interesa, sea disco duro o lector de CD/DVD para acudir directamente a la web de su fabricante. Podemos también acudir a alguna de las numerosas web expertas en descargas de este tipo de actualizaciones; de elegir esta vía conviene asegurarse de la autenticidad del archivo a descargar.

 

Hemos de tener en todo momento en cuenta que se trata de una operación muy delicada, aunque sencilla, ya que suele ser un simple archivo ejecutable o como mucho un archivo ISO que se tenga que grabar en CD. Para realizarla hemos de tener la total certeza de descargar la opción correcta, una vez iniciada no interrumpirla bajo ningún concepto, puesto que al escribir la memoria del dispositivo podríamos crear un daño irreversible, por ello no debe ser esta nunca nuestra primera opción en caso de que nuestro disco duro o unidad de CD no funcione correctamente y realizarlo solo en los supuestos en que lo recomiende el fabricante.

 

 

  • Share This