Opera en el iPhone, rapidísimo

Opera en el iPhone, rapidísimo
18 de febrero, 2010

Opera ha desarrollado una versión específica de Opera Mini para el iPhone, con una demostración que tuvo lugar en el Mobile World Congress y que demostró una velocidad prodigiosa en la carga de páginas. El secreto de este navegador es el de usar los servidores de Opera como intermediarios para acelerar el renderizado y transferencia de las páginas, y el resultado es espectacular, con velocidades 5 veces superiores a las de Safari en el iPhone. Habrá que ver si la aceptan en la App Store.

Ese es precisamente el único inconveniente al que se enfrenta Opera Software, que tiene su navegador Opera Mini preparado completamente en su versión para el iPhone. El rendimiento del mismo es sorprendente, y en las pruebas que se pudieron ver en el Mobile World Congress se comprobó que la carga de la página de The New York Times era cinco veces más rápida que en el navegador Safari nativo del iPhone.

De hecho, las páginas web cargan rápidamente, pero además son interactivas -podemos pinchar en cada enlace y elemento- sin que se haya completado la carga de toda la página. Eso sí, no hay gesto táctil de pinza para hacer zoom, sino que se hace con una doble pulsación en la pantalla.

El rendimiento de esta aplicación se debe a cómo funciona Opera Mini. El renderizado no se realiza localmente, sino que se hace en los servidores de Opera, que luego envían el resultado ya renderizado al iPhone.

En Engadget indican que en la demostración no se permitió tomar fotos o vídeos, lo que ha hecho imposible captar imágenes demostrativas de su rendimiento, pero puede que con un poco de suerte acabemos pudiendo ver la aplicación disponible en la App Store.

Sin embargo, Apple suele prohibir cualquier aplicación que "duplique funcionalidades" del iPhone, y el navegador es probablemente una de las soluciones que cumpla con esa restricción. La teoría de la conspiración de Engadget es interesante, ya que creen que todas estas demostraciones están dirigidas a un objetivo: que si Apple prohibe su distribución en la App Store, Opera les demande por prácticas anticompetitivas, algo que ya han hecho con éxito con el caso de IE8 en Windows 7.

  • Share This