Optimiza tu netbook con W7

Optimiza tu netbook con W7

La nueva generación de netbooks que están desembarcando en las estanterías de las tiendas especializadas comienzan a traer Windows 7 starter preinstalado. En esta guía mostraremos cómo sacar el máximo partido a esta combinación. Veremos cómo superar las limitaciones de la versión Starter de Windows 7, cómo sacar el máximo partido a los escuetos recursos de hardware de nuestro netbook o simplemente cómo instalar Windows 7 en él. Toda una guía de supervivencia para tu netbook con Windows 7.

 

Si aprovechar los recursos es importante en cualquier ordenador personal, en un netbook se convierte en algo fundamental. Si por un lado destacan por su bajo precio y portabilidad, las reducidas especificaciones técnicas hacen que a veces tengamos dificultades para trabajar con ellos en condiciones. En esta guía de supervivencia vamos a ver algunos consejos para sacar el máximo partido de tu netbook con Windows 7, el sistema que están instalando la mayoría de los nuevos modelos.

 

1- Instalar Windows 7 en un netbook

 

Si tu netbook no dispone de Windows 7 es posible que te interese instalar el nuevo sistema operativo. Microsoft ha insistido en que parte del trabajo de diseño del sistema se ha enfocado en hacer que el nuevo Windows funcione a la perfección con las reducidas posibilidades de un netbook para sustituir a XP como sistema operativo de estos dispositivos.

 

 

 

El problema que nos encontramos es que los netbook no disponen de unidad óptica externa. Por esa razón o bien instalamos un lector DVD externo o instalamos el sistema desde una llave USB. Para esto último necesitamos en primer lugar una llave USB con capacidad suficiente. Normalmente un modelo de 4 Gbytes será suficiente para realizar la operación.

 

Lo siguiente es conseguir que la llave USB pueda funcionar como disco de instalación de Windows 7. Obviamente necesitaremos para ello una copia del sistema operativo para realizar la operación. Luego podemos seguir el método que hemos descrito en nuestra sección práctica o utilizar el programa que ha desarrollado Microsoft a tal efecto. También es posible descargarse directamente Windows 7 desde la Microsoft Store e instalarlo desde el disco duro.

 

 

 

Luego tendremos que configurar la BIOS del netbook para que utilice el almacenamiento USB como disco de arranque. Lo siguiente será seguir los pasos habituales para la instalación del sistema igual que si lo hiciéramos desde un disco normal.  Aunque es posible instalar cualquier versión de Windows 7, recomendamos la Home Premium (que por cierto es la más económica).

 

2- Limpieza de  tu netbook nuevo

 

Si acabas de comprarte un netbook con Windows 7 habrás descubierto que se trata de una versión especial llamada Starter. Es una edición que no puede adquirirse por separado y que instalan directamente los fabricantes de los equipos. Además del sistema, los fabricantes suelen instalar una serie de programas como utilidades, aplicaciones con licencia de pruebas con fecha de caducidad

 

 

Es lo que se denomina Crapware, aplicaciones que no necesitamos y que ralentizan el arranque del ordenador además de molestar con mensajes de compra o actualización. Podemos eliminar de forma automática todos estos programas con la aplicación PC Decrapifier. Una vez descargada e instalada, podemos elegir qué programas eliminar y éstos se desinstalaran sin que tengamos que intervenir más que cuando se nos consulte. Notaremos mucha diferencia de velocidad, sobre todo al arrancar el PC.

 

Hay que ser cuidadosos y no desinstalar algunas de las aplicaciones que haya incorporado el fabricante para tareas como copias de seguridad o actualización del sistema. A menos que prefiramos utilizar las herramientas de Windows o las que nosotros elijamos.

 

3- Actualiza controladores

 

Tanto si hemos actualizado el sistema de nuestro netbook como si hemos adquirido uno nuevo, una de las formas de aprovechar al máximo el hardware es el de mantener siempre al día los controladores de los componentes del ordenador. Para comprobar si existen actualizaciones para los controladores algunos fabricantes incorporan una utilidad específica.

 

 

 

Si  no es así abriremos el administrador de dispositivos (podemos escribir administrador de dispositivos en el buscador del botón de inicio) y haremos clic con el botón derecho sobre los dispositivos que queramos actualizar. A continuación elegiremos la opción actualizar software de controlador y especificaremos a continuación cómo queremos que se realice la actualización.

 

Si tenemos dificultades con algún componente podemos descargar los controladores manualmente. Para hacerlo acudiremos al administrador de dispositivos y haremos clic con el botón derecho sobre el dispositivo. Luego eligiremos propiedades y luego Detalles. En la ventana que aparece haremos clic en Propiedad y elegiremos ID de hardware. Elegiremos el segundo valor con el botón derecho y haremos clic en Copiar. Solo queda utilizar un buscador de Internet, descargar el controlador e instalarlo.

 

4- Amplía la memoria

 

Uno de los talones de Aquiles de los netbook es sin duda la memoria RAM. Suelen disponer, salvo modelos más avanzados, de 1 Gbyte de RAM apliable a 2 Gbytes. La ampliación es muy sencilla, pero tiene el inconveniente que tenemos que sustituir la memoria del portátil por otra de mayor capacidad, es decir, no podemos sumar otro Gbyte sino tenemos que cambiar el chip de memoria.

 

 

 

En primer lugar tendremos que adquirir una ampliación de memoria compatible comprobando las características de la misma. Muchas páginas web que comercializan estas ampliaciones tienen una lista de modelos de portátil compatible con la ampliación. En la página web de Kingston, por ejemplo, podemos buscar por fabricante y modelo de netbook para localizar el módulo que necesitamos. Una vez adquirida la ampliación la instalación en nuestro netbook es muy sencilla.

 

 

 

Simplemente localizaremos la tapa que oculta la ranura de expansión de memoria en la parte inferior del netbook. Ésta suele estar fijada por dos tornillos que retiraremos. Quedará al descubierto la memoria insertada en la ranura de expansión. Sólo queda retirar el módulo instalado por el nuevo de 2 Gbytes y volver a cerrar la tapa con los tornillos para completar la ampliación.

 

Una ampliación de 1 a 2 Gbytes se notará mucho sobre todo si estás acostumbrado a trabajar con varias ventanas a la vez o con programas que consumen mucha memoria como los de edición de imágenes o de vídeos. También notarás que el sistema recurre mucho menos a menudo al disco duro y que su funcionamiento será más rápido

 

 

5- Usa ReadyBoost

 

Para paliar la falta de memoria de algunos ordenadores, y como hemos mencionado los netbook son un ejemplo de esto, Windows ha implementado desde Windows Vista la aplicación ReadyBoost. Este sistema, mejorado en Windows 7, permite utilizar un pendrive o memoria SD para que funcione como memoria intermedia en vez de acudir a la memoria de intercambio del disco duro.

 

 

 

Para utilizar ReadyBoost simplemente insertaremos el pendrive o memoria SD en la ranura correspondiente y aparecerá un menú en el que podemos activar directamente esta función eligiendo Aumentar la velocidad del sistema. Luego se pueden modificar los parámetros de funcionamiento de esta utilidad haciendo clic con el botón derecho sobre la unidad con la que estamos utilizando ReadyBoost y eligiendo Propiedades y a continuación la pestaña ReadyBoost.

 

6- Elimina el archivo de hibernación

 

Además de escasez de memoria RAM, los netbook también suelen disponer de discos duros de capacidad reducida comparada con la de otros ordenadores. Por esta razón más que nunca tendremos que tener cuidado con el uso que hacemos de este espacio. Una de las posibilidades si tenemos problemas de almacenamiento es la de no utilizar la opción de hibernación.

 

 

 

Se trata de una función muy útil que permite apagar el ordenador pero grabando el estado de la memoria. De esta forma al volver a encender el ordenador, éste retornará al estado en el que estaba al entrar en hibernación. Es una función muy útil, pero que ocupa algo de memoria. Por eso lo mejor es no activar esta opción y optar por la suspensión o el apagado, menos efectivo pero que no ocupa espacio.

 

Además tendremos que eliminar el archivo de hibernación, un espacion en disco que se reserva para esta opción. Para hacerlo es necesario abrir una ventana de línea de comandos escribiendo símbolo del sistema en el buscador del menú inicio y lo ejecutaremos como administrador haciendo clic con el botón derecho. Luego escribemos el comando powercfg -h off. Esto eliminará el archivo de hibernación y a la vez desactivará la opción en el menú de inicio. Para volver a activarlo simplemente haremos la misma operación pero cambiando off por on.

 

7- Escritorio y barra de tareas en orden

 

Una limitación más: el tamaño y resolución de la pantalla. Un netbook dispone típicamente de una pantalla de unas 10 pulgadas con una resolución de 1024 x 600 puntos. Esto hace que en nuestro escritorio  no tengamos tanto espacio como en otros ordenadores. Para aprovechar al máximo el espacio es recomendable que mantengamos ordenado el mismo, con el menor número de iconos posible.

 

 

 

Además algo que podemos hacer, ya que la resolución vertical es la más reducida, es cambiar de orientación la barra de tareas. Para ello simplemente haremos clic en un lugar despejado de la misma y no soltaremos el botón del ratón. Luego desplazaremos la barra de tareas a uno de los dos extremos laterales de la pantalla para que aparezca en formato horizontal. Además haremos clic con el botón derecho, elegiremos Propiedades y seleccionaremos la opción Ocultar automáticamente la barra de tareas.

 

8- Cambia el fondo de pantalla

 

Una  de las limitaciones que más molestan a los usuarios de la versión Starter de Windows 7, es que no es posible personalizar el fondo de escritorio. Esta limitación puede superarse tal y como explicamos en un artículo práctico, gracias a una sencilla utilidad llamada Oceanis Change Background.

 

9- Optimiza planes de energía

 

Una de las características más valiosas de un netbook, dada su gran portabilidad, es su autonomía. Sin embargo esta no siempre es la ideal, sobre todo si hemos elegido un modelo con una batería con menor capacidad. Para paliar las limitaciones de duración de ésta, podemos optimizar al máximo el consumo de energía usando las herramientas de optimización que ofrece Windows 7.

 

En este artículo práctico podréis descubrir de qué forma realizar una auditoría del aprovechamiento de la energía por parte de componentes y aplicaciones. Solo queda actualizar los controladores de los componentes que realizan un gasto excesivo y desinstalar las aplicaciones que el informe señale como las que más gastan energía.

 

10- Aplicaciones portables y en la nube

 

Si queremos ahorrar espacio en el disco, podemos optar por utilizar aplicaciones portables y ponerlas en marcha desde una llave USB externa en vez de instalarlas en el ordenador. De esta forma además de ahorrar espacio y evitar que se instalen programas de inicio que ralenticen el arranque, podremos usar los mismos programas en distintos ordenadores sin necesidad de instalación. Podemos encontrar una gran cantidad de aplicaciones portables en la página de Portable Apps.

 

Otra solución para ahorrar espacio, y si disponemos de una buena conexión a Internet inalámbrica, es la de utilizar aplicaciones web como Google Docs o las herramientas Live de Microsoft. De esta forma no necesitaremos tener aplicaciones instaladas. También podemos optar por tener almacenados los documentos en las propias aplicaciones, evitando así ocupar espacio en disco y pudiendo editar los archivos desde cualquier ordenador con conexión.

 

11- Aplicaciones ligeras para tu netbook

 

Si no queremos abusar de los recursos de nuestro netbook y para trabajar cómodamente tendremos que tener en cuenta los requisitos de los programas que vamos a utilizar. Es más, si queremos utilizar más de un programa a la vez tendremos que tenerlo en cuenta a la hora de instalar programas. No nos hagamos ilusiones de que un Photoshop CS (por ejemplo) vaya a funcionar de forma fluida en un ordenador de esta clase.

 

 

 

Existen alternativas a los programas más completos que requieren menos recursos y que pueden ser recomendables a la hora de ser instaladas en un netbook. ya publicamos un artículo especial en el que mostrábamos una lista de aplicaciones ligeras que pueden ser ideales para su funcionamiento con un equipo de prestaciones reducidas. Aunque el objetivo del artículo eran ordenadores antiguos, bien valen para un netbook.

 

  • Share This