¿IBM contra el Open Source?

¿IBM contra el Open Source?
7 de abril, 2010

Curioso el titular del blog FOSS Patents, que indica que “IBM rompe el tabú y traiciona su promesa a la comunidad FOSS”. Unos cuantos artículos más van en esa misma línea que ponen a IBM como el malo de la película y que parecen revelar que IBM no es más que otra empresa oportunista más. El escándalo ha surgido por la demanda legal que IBM ha interpuesto contra la empresa TurboHercules SAS, que desarrolla el llamado Hercules Mainframe Emulator. Este software utiliza de forma ilegal patentes Open Source de IBM en sus mainframes Z-Series.

 

O al menos eso es lo que alega IBM, que de este modo parece convertirse en una de esas empresas que simplemente parecen aprovecharse de la filosofía Open Source para sus propios propósitos, para luego demandar a quien se atreva a trastear con su propiedad intelectual. ¿Es tan oportunista IBM como parece? Pues como indican en un análisis mucho más interesante y profundo de CNET, la respuesta en opinión de nuestros compañeros de MuyLinux -y en la de ellos- es un rotundo no.

El pasado 11 de marzo de 2010 Mark Anzani, vicepresidente y CTO de la división de negocio de los mainframes System Z de IBM, mandó a TurboHercules una carta de ‘cease and desist‘ en la que les exigía que dejaran de utilizar patentes que IBM había registrado hace años, y que de hecho TurboHercules debería haber sabido que no podía usar:

 

“Su sugerencia [de esta empresa] de que TurboHercules no sabía que IBM tenía derechos de propiedad intelectual en este área es sorprendente. IBM ha invertido varios años y varios millones de dólares desarrollando su arquitectura Z y su tecnología, y es muy conocida por tener derechos de propiedad intelectual en este área…

Según sus declaraciones, su producto emula porciones significativas de la arquitectura del conjunto de instrucciones propietario, e IBM tiene varias patentes que por lo tanto, habrían sido violadas…

Aparte de los problemas que genera el uso no autorizado de información propiedad de IBM por parte de uno o más de los contribuyentes a TurboHercules, IBM tiene por lo tanto también problemas acerca de la violación de tecnologías patentadas de IBM.”

Como explican en CNET, TurboHercules demandó a su vez a IBM a finales del mes pasado a la Comisión Europa, acusando a IBM de vender de forma ilegal software propio ligado a su hardware, sin dar oportunidad a que se incluyan otros tipos de alternativas. El contraataque no parece tener mucho sentido ya que no tiene mucho que ver con la demanda anterior, y simplemente va por otro lado, acusando a IBM de un comportamiento similar al que Microsoft tenía con Windows e Internet Explorer. Es una demanda coherente, pero de nuevo, no tiene nada que ver con lo que defiende IBM. 

Algunos defensores del Open Source creen que IBM podría ahora situarse en un frente contrario a esta filosofía, y por ejemplo Glyn Moody, de ComputerWorld, indica que “esto demuestra que el amor de IBM por el software libre y Open Source termina donde comienzan sus intereses empresariales“.

 

¿Es eso malo? En absoluto.

 

IBM defiende sus intereses, como cualquier otra empresa. Lo mismo podría decirse de otras grandes del software libre como Red Hat o Canonical. Como indican en ese interesante artículo de CNET, seguro que Red Hat también demandaría a cualquiera que se aprovechara de sus patentes o su propiedad intelectual, por muy Open Source que fuera.

 

Obviamente habría que tener en cuenta qué tipo de licencias han sido aplicadas a esos desarrollos sobre los que versa la disputa, pero lo que está claro es que IBM no es más oportunista que cualquier otra empresa del mundo. La diferencia es que la contribución de IBM al mundo del Open Source es impresionante. Lo suficiente para que por lo menos le concedamos el beneficio de la duda… y para que no nos dejemos llevar por esos titulares sensacionalistas que abundaron ayer en los medios acusando a IBM de traidora al Open Source.

 

  • Share This