El secreto del éxito de WP7

El secreto del éxito de WP7

Apple ha marcado el camino del éxito en el mercado de los smartphones: un buen hardware o un entorno intuitivo se quedan en nada sin buenas aplicaciones que hagan del teléfono una herramienta útil y una eficaz plataforma de ocio. Microsoft ya ha dado los primeros pasos para conseguir el éxito con Windows Phone 7 a través de su propia App store, pero también con importantes maniobras para conseguir el apoyo de los desarrolladores: un buen SDK y que desarrollen sus propios empleados.

 

El mercado de los smartphones está que arde, y es un mercado que está en pleno crecimiento y que será una de las estrellas del sector tecnológico en los próximos años. Microsoft es consciente y no quiere perder el tren, por eso ha puesto una gran cantidad de recursos en marcha para conseguir que su nuevo sistema Windows Phone 7 sea un éxito.

 

 

Una de las claves para que una plataforma móvil triunfe, además de contar con un buen hardware y un entorno fácil de utilizar y eficaz, es la disponibilidad de aplicaciones. Apple ya ha demostrado con su App Store para iPhone la gran importancia de que los usuarios tengan a disposición un catálogo extenso de programas tanto para aplicaciones más serias como para el ocio.

 

 

 

Es clave para aprovechar características como la cámara, el localizador GPS y otras que existan aplicaciones que les puedan sacar partido. Microsoft es muy consciente de ello y con Windows Phone 7 quiere comenzar con los deberes hechos. En primer lugar ha anunciado que existirá una tienda de aplicaciones, a imagen de la App Store de Apple y de Android, como único medio para descargar e instalar aplicaciones, a diferencia de anteriores versiones de Windows Mobile.

 

La segunda asignatura es el catálogo de aplicaciones. Para ello Microsoft cuenta por un lado con sus propios desarrollos. Dentro de Windows Phone 7 encontraremos Office Mobile, navegador Internet Explorer, reproductor Zune el buscador Bing o el reconocimiento de voz TellMe. Pero para que Windows Phone 7 tenga éxito el factor clave será la presencia de aplicaciones de terceros.

 

 

Como ya se viera en el MIX10, Redmond se están sucediendo importantes reuniones con las empresas de desarrollo para que el parque de aplicaciones sea el más extenso posible, pero a la vez Microsoft está haciendo todo lo posible por atraer a su plataforma a un elemento clave que la compañía conoce muy bien: los desarrolladores. Con el lanzamiento de la versión beta del SDK de Windows Phone 7 Microsoft ha puesto una piedra importante para facilitar el trabajo de los programadores.

 

 

Gracias a su larga experiencia en herramientas de desarrollo, Microsoft ha lanzado un kit potente y fácil de utilizar que los expertos empiezan a valorar muy positivamente. Hemos encontrado artículos en los que se comparan las herramientas de desarrollo de Windows Phone 7 con la de Apple para el iPhone o la de Google para Android y lo cierto es que en facilidad de uso y potencia Microsoft parece tener las de ganar.

 

 

Otro elemento interesante y que hemos conocido gracias a un artículo del periodista Edd Bott es el de convertir a los empleados de Microsoft en desarrolladores. La letra pequeña de la noticia en la que se anunciaba que todo empleado de Microsoft iba a tener un Windows Phone 7 es que la empresa anima e incentiva a sus empleados a que desarrollen aplicaciones para la plataforma.

 

Como apunta Bott, Microsoft tiene en nómina a un gran número de brillantes programadores que no es la primera vez que realizan y publican programas para plataformas de Microsoft. Aunque quizás no sea un factor decisivo en la batalla por recuperar su puesto en el mercado de los smartphones, los desarrollos de sus empleados pueden ser interesantes, pero sobre todo es una iniciativa que revela la importancia que está dando Microsoft al lanzamiento de Windows Phone 7.

 

  • Share This