LG W2363D

LG W2363D
9 de septiembre, 2010

LG pone en el mercado un monitor especialmente diseñado para mostrar contenidos en 3D en alta definición. Con una diagonal de 23 pulgadas y 120 Hz, es un dispositivo perfecto para combinarlo con NVIDIA 3D Vision, una plataforma que ya analizamos con todo detalle en el laboratorio técnico de MuyComputer. Analizamos el nuevo LG W2363D, la propuesta de la firma asiática para usuarios avanzados que quieren disfrutar de lo último en tecnología 3D.

Ficha técnica

Recibimos el monitor en un completo pack que indica su compatibilidad con NVIDIA 3D Vision con una leyenda en el embalaje. Además del panel y la peana, incluye el cable de alimentación, un conector DVI-D y un breve manual de instrucciones.

El  LG W2363D presenta un diseño moderno en color negro y una construcción robusta, utilizando plásticos de alta calidad con refuerzos metálicos en determinadas zonas. La instalación se reduce a insertar la peana (se puede orientar de -5º/15º) y asegurarla con un tornillo en su base. En la parte posterior encontramos una toma DVI y dos HDMI situados en un lateral, junto a las entradas y salidas de audio.

 

Los conectores HDMI se han desplazado a un lateral.

 

La pantalla de 23 pulgadas ofrece una resolución nativa de 1.920 x 1.080 píxeles (Full HD), con 16,7 millones de colores y un ratio de contraste real de 1.000:1. Su nivel de brillo son 400 cd/m2 y el ángulo de visión declarado alcanza los 170ºH/160ºV. Una característica fundamental para mostrar contenidos en 3D en sistemas estereoscópicos como NVIDIA 3D Vision es tener una frecuencia de actualización de, al menos, 120 Hz (60 Hz para cada ojo), condición que cumple el producto que analizamos.

 

 

Probamos el monitor junto un kit de NVIDIA 3D Vision con resultados excelentes. Las imágenes se muestran con gran nitidez, y gracias a su bajo tiempo de respuesta (3 milisegundos en modo juego) no hay problemas de estelas con videojuegos o en trancisiones rápidas de imágenes. Al activar el modo 3D el brillo se limita a 55, posiblemente para evitar “efecto fantasma” en los juegos.

 

Desde este menú podemos activar el Tru-mode manualmente.

 

Uno de los aspectos que más nos ha convencido respecto a propuestas similares es el escaso retardo en la entrada de imágenes gracias a Thru-mode. Como comentamos en nuestro artículo sobre NVIDIA 3D Vision, el sistema envía 120 imágenes por segundo que son las que se muestran en el monitor frame a frame, mientras que el sistema de obturación de las gafas 3D se encargan de que veamos 60 por ojo. Por ello, tener el menor lag posible en la entrada de vídeo es vital para conseguir una experiencia jugable satisfactoria y disminuir en lo posible la fatiga visual.

 

 

LG orienta este monitor a la reproducción de contenidos multimedia y videojuegos, terreno donde se desenvuelve con notables resultados. Así el panel instalado, de tipo TN, no ofrece la fidelidad de color suficiente para usos más profesionales y el ángulo de visión real sin distorsiones no supera los 140 grados. En cualquier caso, -y como solemos recomendar- conviene realizar un calibrado manual para sacar el máximo partido del aparato que, por otra parte, ofrece prestaciones suficientes para el uso lúdico al que va destinado.

 

Esquema de una instalación básica un sistema NVIDIA 3D Vision.

Entre las características adicionales destaca la incorporación de un sistema de iluminación ambiental Tru-Light, instalado en el marco inferior de la pantalla y que se sincroniza con el sonido para mejorar la inmersión en el juego. Además, LG ha instalado un sistema de altavoces SRS Tru-surround HD que muestran un comportamiento aceptable si no somos exigentes, aunque el público objetivo de este equipo probablemente ya disponga de un sistema de sonido multicanal en su ordenador.

 

 

 

Conclusiones

El mercado de monitores con soporte para tecnología 3D se va ampliando, aunque de momento no hay mucha oferta dónde escoger. En el laboratorio de MuyComputer ya probamos el Syncmaster 2233RZ -uno de los primeros en salir al mercado- y en unos días publicaremos una review del ASUS VG236H, otra opción muy interesante en este rango de precios. Cuando los tengamos todos analizamos, haremos una comparativa completa de los 3 modelos.

El producto de LG nos parece una opción muy interesante que funciona especialmente bien en su terreno natural: los contenidos 3D. El bajo retardo en la entrada y un precio ajustado (teniendo en cuenta que hablamos de tecnología de última generación) nos empujan a recomendarlo a los usuarios que busquen el complemento para su sistema NVIDIA 3D Vision.

El LG W2363D ya está disponible en todos los distribuidores autorizados por 379 euros, en tamaño único de 23 pulgadas y color negro.

  • Share This