Microsoft anuncia grandes despidos y pérdidas en movilidad

Microsoft anuncia grandes despidos y pérdidas en movilidad
8 de julio, 2015

Microsoft ha anunciado planes para reestructurar su división de dispositivos móviles, incluyendo 7.800 despidos y asunción de importantes pérdidas, 7.600 millones de dólares en activos relacionados con la adquisición de la división de móviles de Nokia y 750 millones de dólares por cargos adicionales de la reestructuración de la división de dispositivos.

La semana pasada comentábamos el rumor del abandono por Microsoft de Windows Phone. Un asunto que como era predecible obtuvo el interés de nuestros lectores y porqué no decirlo, de críticas por comentar lo que era pura especulación.

En esa entrada citábamos una carta a los empleados del CEO de Microsoft, Satya Nadella, en la que indicaba que la compañía debía estar preparada “para tomar decisiones difíciles en áreas en las cuales las cosas no están funcionando”. Ya avisábamos que se estaba refiriendo al Windows Mobile y ahora llega la confirmación. Era fácil acertar. Que la plataforma móvil del primer productor de software mundial tenga una cuota de mercado por debajo del 4 por ciento era un dato más que suficiente.

El despido de Stephen Elop ya podía ser una señal. La compra de Nokia no ha funcionado. Comenzó con 18.000 despidos previos, ha acumulado constantes pérdidas y no hay previsiones que una división solo con Nokia pueda remontar en cuota de mercado. Además, una Nokia en Microsoft ha impedido que otros fabricantes se unieran a la plataforma como criticó en su día el responsable de marketing de Huawei, resumiendo el sentir general entre los antiguos aliados de Microsoft y hablando de Windows Phone de “ser un entorno cerrado que beneficia a Nokia”

¿Y ahora qué?

Nadella ha comentando que Microsoft no abandonará el negocio de la telefonía móvil aunque los despidos, pérdidas financieras y los comentarios del CEO dicen que la plataforma móvil de Microsoft cambiará su estrategia por completo:

“Estamos pasando de una estrategia para hacer crecer un negocio de telefonía independiente a una estrategia para crecer y crear un vibrante ecosistema de Windows, incluyendo nuestros propios dispositivos, con un catálogo más reducido y que mantenga las posibilidades a largo plazo en el área de movilidad”

En resumen y a nuestro juicio: Adiós a la aventura Nokia y a la división de dispositivos tal y como la conocemos. La apuesta no será vender terminales Lumia propios, sino apostar por el software, por ese esperanzador Windows 10 Mobile y por sus servicios. También por sus socios, imprescindibles para impulsar la plataforma bajo la misma estrategia empleada en escritorios informáticos.

  • Share This