Total



9
  • Especificaciones
  • Pantalla
  • Portabilidad
  • Diseño
  • Autonomía

La renovación de la familia de portátiles MacBook Pro de Apple en la esperada keynote del pasado 27 de octubre generó mucha más controversia que la que seguramente deseaban en Cupertino, aunque estoy convencido de que sabían perfectamente que la decisión de eliminar todos los puertos habituales y optar por cuatro únicos Thunderbolt 3 compatibles con USB-C iba a ser una de esas apuestas estratégicas que no dejan indiferente a nadie.

Y así fue, porque además de desaparecer el conector MagSafe, responsable, por lo menos en mi caso, de que el MacBook Pro no se me haya caído al suelo más de una vez por haberme tropezado con el cable, y eso que ahora como punto a favor es posible cargar el equipo desde cualquiera de los cuatro puertos mencionados, hay que optar por llevar encima varios conversores (para dispositivos HDMI, para conectar un iPhone o un iPad, o incluso para conectar una simple llave USB), algo que no se corresponde con el objetivo de máxima portabilidad de este equipo, sin olvidar que obliga a un desembolso extra de dinero.

Además, aunque se trata de un equipo que va a responder a todas las necesidades de la mayoría de los usuarios gracias al procesador Intel Core i5 de doble núcleo a 2,9 GHz (Turbo Boost de hasta 3,3 GHz) con 4 MB de caché de nivel 3 compartida y a la memoria LPDDR3 de 8 GB de capacidad, hay un porcentaje de posibles compradores que no entienden por qué Intel no ha proporcionado los micros Kaby Lake, de nueva generación, frente a los Skylake, y por qué el máximo de memoria RAM que admite es de 16 GB y además de tipo DDR3, cuando su evolución, la DDR4, ya lleva un tiempo demostrando su fiabilidad.

El MacBook Pro de 13 pulgadas con Touch Bar y Touch ID más “normalito” incluye, por 1.999 euros, un procesador Intel Core i5 de doble núcleo a 2,9 GHz, RAM de 8 GB y SSD PCIe de 256 GB, pero si lo subimos a 512 GB de SSD el precio aumenta a 2.199 euros, mientras que si queremos echar “la casa por la ventana” y optamos por un micro Intel Core i7 de doble núcleo a 3,3 GHz, 16 GB de memoria RAM y un SSD PCIe de 1 TB, el equipo se pondrá en 3.279 euros.

Apple MacBook Pro con Touch Bar, análisis

Muchas novedades

A pesar de haber comenzado comentando los detalles que tienen enfadados a los críticos del nuevo MacBook Pro de 13 pulgadas con Touch Bar, lo cierto es que se trata de un equipo excepcional en el que Apple ha incluido muchas novedades. Como suele ser habitual, hablaré primero de sus cambios exteriores.

El nuevo portátil es un 18% más delgado y su volumen es un 23% menor que la generación anterior. Sus medidas de 1,49 x 30,41 x 21,24 cms (alto x ancho x fondo) y 1,37 kilos de peso justifican que Apple haya dejado de apostar por el MacBook Air, que todavía resiste en su modelo de 13 pulgadas, aunque ya veremos el tiempo que lo hará. También me ha gustado mucho que además del tradicional color plata, ahora se pueda adquirir el MacBook Pro en color gris espacial, una tonalidad que estoy seguro será mayoritariamente elegida por los compradores porque está muy conseguida.

macbookpro_touchbar3

En cuanto al nuevo teclado retroiluminado, incluye un mecanismo de mariposa de segunda generación que resulta muy agradable al tacto incluso para alguien, como es mi caso, acostumbrado al de un modelo anterior de MacBook Pro que tiene más recorrido. Y otra novedad que llama la atención nada más ver el nuevo portátil de Apple es el espacio dedicado al trackpad Force Touch, que ahora es el doble de grande.

Por otra parte, aunque no se trate de un cambio externo, Apple ha rediseñado por completo los altavoces consiguiendo el doble de rango dinámico y hasta un 58% más de volumen, con unos bajos 2,5 veces más potentes. Ahora están conectados directamente a la alimentación del sistema y alcanzan hasta el triple de potencia máxima, ubicándose a ambos lados del trackpad, en los laterales del equipo.

Y por fin llegamos a la novedad más importante del nuevo MacBook Pro, la sorprendente Touch Bar. Ubicada donde siempre han estado las teclas de control y de función del equipo, se trata de una pantalla de cristal con 2.170 x 60 píxeles de resolución que puede mostrar millones de colores. Por supuesto, sustituye a las teclas de control habituales, pero no se queda ahí.

Es la respuesta de Apple a todos aquellos que siempre pidieron un MacBook Pro con pantalla táctil, algo que no parece vaya a suceder por lo menos a corto plazo, ya que Phil Schiller, máximo responsable de marketing en Apple, comentó recientemente que habían probado sus equipos portátiles (y de sobremesa) con pantalla táctil y la experiencia de uso había sido mala.

macbookpro_touchbar4

Con Touch Bar podrás personalizar los comandos de tus aplicaciones preferidas para tenerlos más a mano, acceder rápidamente a los controles del sistema, contestar llamadas del iPhone o de FaceTime desde el teclado sin tener que mover el cursor, seleccionar una paleta de colores para añadir a textos y objetos en todo tipo de aplicaciones, mejorar tu experiencia de navegación en Safari, gestionar tu correo en Mail…

Aunque la funcionalidad de Touch Bar está integrada en MacOS y en aplicaciones como Pages, Numbers, Keynote o Final Cut Pro X, por ejemplo, hay una API disponible para que los desarrolladores puedan aprovechar Touch Bar; lo cierto es que cada día que pase tendremos más aplicaciones “Touch Bar ready”. A continuación, y a modo de ejemplo, podéis ver a Touch Bar cambiando de funcionalidad dependiendo del uso que la queramos dar:

Controles del sistema

Apple MacBook Pro con Touch Bar

touch_bar_control2

Mail

Apple MacBook Pro con Touch Bar

touch_bar_mail2

touch_bar_mail3

Mensajes

Apple MacBook Pro con Touch Bar

touch_bar_messages2

Photos

Apple MacBook Pro con Touch Bar

touch_bar_photos2

touch_bar_photos3

Safari

Apple MacBook Pro con Touch Bar

touch_bar_safari2

 

Otra importante novedad es el Touch ID que ya conocíamos en el iPhone y el iPad. Gracias a nuestra huella dactilar podremos desbloquear el equipo, acceder a los ajustes del sistema, abrir notas protegidas y cambiar de usuario. Y justo ahora que Apple Pay ya ha llegado a España, podremos realizar compras en la web con solo poner nuestro dedo sobre el sensor.

macbookpro_touchbar5

Una pantalla que deslumbra

Dejando a un lado la novedad de Touch Bar, merece un apartado especial su pantalla, la mejor que he visto nunca en un portátil de Apple. Los de Cupertino se han preocupado de aumentar el brillo (alcanza los 500 nits) de la retroiluminación por LED y el contraste (un 67% mayor), logrando negros más intensos y blancos más luminosos.

La resolución nativa de 2.560 x 1.600 a 227 píxeles se mantiene en una diagonal de 13,3 pulgadas, pero al ganar espacio en el marco (más reducido que en generaciones anteriores) se ha conseguido un equipo más compacto pero con el mismo tamaño de pantalla. Además, el MacBook Pro tiene una gama cromática P3 con un 25% más de colores que el estándar RGB para que seamos capaces de apreciar más matices de verde y de rojo. En definitiva, una pantalla de diez.

macbookpro_touchbar8

macbookpro_touchbar6

macbookpro_touchbar9

macbookpro_touchbar10

macbookpro_touchbar7

Estas imágenes merecen un comentario. Podemos ver cómo el nuevo MacBook Pro de 13 pulgadas con Touch Bar presume del nuevo color gris espacial, es más delgado que su predecesor y tiene un volumen menor. También apreciamos sus puertos Thunderbolt 3 y el cable de carga.

producto-recomendado-muy_computer-359x450-1-1

Conclusiones

La nueva familia MacBook Pro se compone de un modelo de 13 pulgadas sin Touch Bar y Touch ID, el de 13 pulgadas analizado y también de un modelo de 15 pulgadas con Touch Bar y Touch ID que en lugar de contar con un motor gráfico Intel Iris Graphics 550 incluye una Radeon Pro 450 con 2 GB de memoria y el procesador es un Intel Core i7.

El modelo de 13 pulgadas analizado, que durante los 30 días que he estado usándolo me ha permitido mantener una jornada laboral completa (unas ocho horas) sin que la carga de la batería se agotara del todo, es el sustituto perfecto de mi actual MacBook Pro, un genuino representante de los portátiles de Apple que lleva dos años conmigo y todavía va a estar mucho más.

Reconozco que no me ha gustado perder el conector MagSafe, que la apuesta de los cuatro puertos Thunderbolt 3 es un poco arriesgada y que Apple debería haber optado por los micros Kaby Lake de Intel, pero incluso con estos detalles y teniendo en cuenta que es un equipo que no está al alcance de muchos presupuestos, es el portátil que me compraría sin dudar, totalmente recomendable.

Ficha técnica

  • Share This
    • isorfe

      Es un equipo poco compatible y el doble de caro que sus rivales de Asus, Lenovo y HP. No discuto que en generaciones pasadas fuesen mejores competidores o buenas opciones, pero esta renovación los ha sacado de mercado. Y los comparo solo con dispositivos tipo el HP spectre o Lenovo Yoga, que son sus competidores directos.

    • Aguante la Surface Book!!!

    • Deivy Mazariegos

      Solo un verdadero fanático de Apple se compraría este nuevo macbook pro, puedo comprar 4 equipos mejores por lo que vale este con el plus que esos cuatro equipos si van a ser compatibles con HDMI y USB.
      Y si quieren algo realmente bueno allí está la surface de Microsoft que le gana por goleada a cualquier equipo de los de Apple en todos los aspectos.

    • Axe

      Cierto! también te podrías comprar 2 o 3 con Floppys, DVD y salidas EGA

    • Aarón GonHerreros

      La competencia por casi la mitad de precio se los come, y con mejor RAM, lo increíble es la secta de fanáticos que lo comprará.

    • herz

      Con estos portátiles Apple se queda fuera de mercado para cualquier comprador responsable. Las ventas de este terminal, caro para lo que ofrece y con limitaciones en interfaces que no tienen ninguna justificación técnica aceptable, podrá dar una idea de la cantidad de fanboys que tiene esta sobrevalorada empresa.