Web Analytics
Conecta con nosotros

Análisis

Kindle Fire HD

Publicado el

Kindle Fire HD, el tablet más ambicioso que Amazon hizo su aparición en nuestro país hace un mes y desde entonces se ha posicionado como una de las ofertas más atractivas para los usuarios que quieren adquirir un tablet de calidad sin invertir demasiado dinero. Y es que por 199 euros, vamos a conseguir un buen tablet de 7 pulgadas, con una gran resolución de pantalla (1280 x 800) y unos altavoces que superan en calidad a la mayoría de los tablets del mercado.

Ficha técnica

Pero si tenemos en cuenta que Google comercializa su Nexus 7 por 249 euros, sin duda muchos se preguntarán si merece la pena apostar por el producto de Amazon que entre otras cosas, no lo olvidemos, ni siquiera ofrece todos los contenidos de Google Play, sino una selección reducida de sus contenidos. En MuyComputer hemos analizado Kindle Fire HD y os contamos si merece la pena hacerse con el producto estrella de Amazon.

Siete pulgadas de calidad

Kindle Fire HD es, si tenemos en cuenta exclusivamente su hardware, una de las mejores tablets de siete pulgadas del mercado. Sorprende especialmente por una pantalla excepcional. Con una resolución de 1280 x 800, supera a rivales como el iPad mini (1024 x 768) e iguala a del Nexus 7 de Google. Además según afirma la propia Amazon, incluye un filtro polarizado y tecnología antirreflectante que mejora la visión en exteriores y aumenta el ángulo de visión.

Nuestra experiencia en cambio es que la visión en exteriores bastante similar a cualquier otra pantalla de alta calidad (es decir sólo para usos muy puntuales) aunque si que es cierto que la visión mejora en interiores, incluso a contraluz. En cuanto al ángulo de visión está a la altura de las mejores, sin nada que podamos objetar en este punto.

Amazon presume además que su Kindle Fire HD es la única que ofrece Wifi de doble antena y doble banda para descargas, agilizando así la reproducción de contenidos en streaming. En nuestras pruebas no hemos notado una gran diferencia con respecto a las velocidades que podemos obtener con un tablet como el iPad y aunque es cierto que el streaming de contenidos es bueno, tampoco nos ha parecido que ofrezca una diferencia notable con respecto a lo que encontramos en otros productos. Sí que es cierto que esto puede ser diferente en Estados Unidos, país en el que Amazon ofrece sus propios contenidos de vídeo. Es posible que si en un futuro próximo llegase a España Amazon Instant Video, notásemos cierta diferencia.

Donde sí que tenemos que darles la razón es cuando nos dicen que ofrecen «Audio Dolby exclusivo con un sistema de altavoces de dos vías para un sonido envolvente virtual», lo cual se traduce en realidad en dos pequeños-grandes altavoces situados a ambos lados de la pantalla. Frente al sonido «enlatado» que escuchamos incluso en productos como el iPad de Apple, la calidad y la potencia de sonido que ofrece Kindle Fire HD es más que notable. Desde nuestra experiencia se trata probablemente de la única tablet del mercado en la que merece la pena escuchar una película sin necesidad de conectar unos auriculares.

Por lo demás, encontramos un procesador de doble núcleo de 1,2 GHz y una tarjeta gráfica Imagination PowerVR 3D, que sin grandes alardes mueven con facilidad todo el sistema operativo, exceptuando por supuesto aquellos juegos y aplicaciones que por su exigencia en recursos no han sido incluidas en la Amazon Appstore, pero que sí están presentes en Google Play. Es un punto que aunque a muchos les pueda incomodar, tiene sus ventjas: Amazon garantiza que las apps que ofrece en su tienda, funcionan.

El conjunto se completa con una cámara frontal HD, un puerto micro USB, puerto HDMI y conexión Jack para nuestros auriculares. En cuanto al diseño, encontramos una apuesta minimalista que no siempre acaba de funcionar. Aunque es sin duda un tablet elegante, no ayuda en nada ofrecer botones completamente planos, que cuesta localizar incluso mirando detenidamente   el lateral de la pantalla ya que pasan casi desapercibidos al tacto. Por otro lado también nos ha parecido un tanto pesado en comparación con otros tablets de siete pulgadas y desde luego la sensación al tacto no es tan agradable como la del iPad mini ni tan ligera como la que ofrece Nexus 7. Finalmente también resulta interesante la vida de su batería, que Amazon sitúa en las 11 horas (algo menos si «abusamos» de vídeo y de juegos).

En la nube de Amazon

Kindle Fire HD no es un tablet al uso. Está pensado por y para Amazon. Y si es cierto que los tablets son dispositivos pensados sobre todo para consumir contenidos (especialmente los de siete pulgadas) en el caso del producto de Amazon esta premisa se lleva hasta sus últimas consecuencias.

La capa de software que construye sobre Android es desde luego toda una declaración de intenciones. Y que no se nos entienda mal: estamos de acuerdo. Es una interfaz por y para consumir contenidos y para hacerlo de forma inteligente. Desaparece la «vieja» idea de tener una pantalla llena de iconos y entra en acción un bonito carrusel que nos muestra el último libro que estamos leyendo, la película que hemos dejado a medias o ese disco que tanto nos gusta escuchar.

Bajo el carrusel principal encontramos un segundo que nos ofrece «productos recomendamos» relacionados con el anterior. Si estamos leyendo un libro, se nos ofrecerán títulos relacionados y que podemos comprar en Amazon y lo propio hará con música y aplicaciones e imaginamos que también llegará en un futuro al terreno del vídeo. Puede que para para algunos resulte un tanto molesto, pero lo cierto es que Amazon demuestra una vez más que sabe utilizar el Big Data como pocos y casi el 100% de las veces las recomendaciones que recibimos son apetecibles, por lo que no se trata de una auténtica intrusión, sino casi de la misma recomendación que nos haría nuestro «mejor amigo».

Otro punto angular para comprender cómo funciona Kindle Fire HD es su nube Amazon Cloud Drive, que se integra estupendamente en todo el sistema operativo. No sólo es estupendo que nada más encender nuestro Kindle tengamos a nuestra disposición todo lo que hemos comprado, sino que de la misma forma, todo lo que hemos almacenado en Cloud Drive está disponible para el usuario de forma totalmente transparente, sin que tengamos que navegar entre archivos y carpetas.

Su única limitación es que por defecto, Kindle únicamente reproduce vídeos MP4, por lo que si subimos otro tipo de formato a Cloud Drive, nuestro dispositivo no los leerá. Lo mismo ocurrirá si almacenamos los vídeos en su disco duro, pero en este caso sí que podemos contar con aplicaciones como VLC para reproducir el contenido.

La buena noticia es en cambio que Amazon al igual que Google, ofrece 5 GB de espacio gratuito en su nube, pero a diferencia del gigante de Internet, ofrece planes de precios realmente atractivos. En este sentido, podemos contratar 20 GB por 8€/año, 50 GB por 20€/año, 100 GB por 40€/año, 200 GB por 80€/año, 500 GB por 200€/año y 1000 GB por 400€/año.

Y hablando de nube, no podemos olvidarnos de Silk, el navegador que integra por defecto. Aunque ha progresado con respecto a la versión que se presentó hace un año en el Kindle Fire original, Silk sigue siendo un navegador que está lejos de lo que puede ofrecer un buen navegador. La carga de las páginas no es demasiado rápida y el renderizado de las mismas falla más de lo deseable. Esto por supuesto no sería un problema si pudiésemos instalar otro de los muchos navegadores presentes en Google Play…algo que como veremos a continuación, Amazon ha vetado.

El jardín cerrado, muy cerrado, de Amazon

Cuando pensamos en un ecosistema cerrado, a todos nos viene a la mente un nombre: Apple. Y sin embargo, pocos hablan abiertamente de que el ecosistema creado por Amazon en torno a sus productos en mucho más cerrado de lo que hace Apple con los propios.

La mejor prueba para entender esto es ver cómo funciona su Amazon Appstore. Aunque la compañía de Jeff Bezos afirma que la existencia de su tienda es un esfuerzo para que haya aplicaciones de calidad, en realidad esto sólo es una excusa para acabar con su competencia, cuando no ejercer simple y llanamente la censura. Entendemos por ejemplo que Silk sea el navegador que por defecto se ofrece en Kindle Fire HD, como entendemos que Safari sea el propio de iOS o incluso Chrome el de Android.

Lo que no podemos entender es que Amazon se niegue a la posibilidad de que se utilice otro. A diferencia de otras tiendas de aplicacionesm en Amazon no vamos a encontrar Chrome, ni Ópera ni muchos otros. Sencillamente, no existen. Lo mismo nos va a ocurrir con la gestión del correo y en general con cualquier producto que choque con las líneas estratégicas de Amazon.

No vamos a poder instalar ningún producto de Google (ni siquiera algo tan inofensivo como Google Maps o Google+), no vamos a poder instalar lectores de eBooks alternativos de cierta calidad, no vamos a poder instalar aplicaciones para leer revistas (Zinio, Kioskoymas), no vamos a poder instalar los lectores de comics más populares en Google Play.

Lo mismo ocurre con «la nube». Como Amazon apuesta todo a su Cloud Drive, el resto de opciones han sido expulsadas: nada de Dropbox, nada de Google Drivem, nada de Skydrive, etc.

Pero hay más. Como Amazon ofrece su propia tienda de aplicaciones, si por ejemplo hemos comprado una app para nuestro smartphone Android y queremos instalarla en nuestro nuevo tablet (en el caso de que esté disponible), deberemos volver a pagar por ella. Es decir las aplicaciones de pago Android las pagaremos por duplicado, algo que por supuesto no ocurre si disponemos de un smartphone Android y cualquier otra tablet del mercado basado en Android.

Es cierto que hay formas de abrir este jardín y que si tenemos conocimientos técnicos y seguimos algunos tutoriales en Internet, podemos llegar a instalar Google Play en Kindle Fire HD, pero es un proceso que desde luego, no está al alcance de todos y sobre todo, es ilegal.

Conclusiones

Sin lugar a dudas Kindle Fire HD es un buen tablet, un gran tablet incluso. No obstante sólo tiene sentido para los amantes de Amazon. Si estamos dispuestos a confiar completamente en el buen criterio de Amazon, este sin duda es nuestro tablet. Si todo lo que queremos es consumir contenidos, leer libros, ver películas, escuchar música y navegar por Internet de forma puntual, es una muy buena opción de compra, porque además el trabajo de integración y sincronización de contenidos es sobresaliente.

Pero si queremos algo más, si no queremos tener las limitaciones que nos impone Amazon, aconsejaríamos que por 50 euros más hacernos con otro gran producto como es Nexus 7.

Top 5 Cupones

Lo más leído