Web Analytics
Conecta con nosotros

Noticias

Se acabó la fiebre del oro de las aplicaciones móviles

Publicado el

aplicaciones móviles

El número de aplicaciones móviles disponibles se cuenta por centenares de miles pero ¿merecen la pena? ¿se usan? ¿dan beneficios a los desarrolladores?

Una gran encuesta de VisionMobile con participación de más de 10.000 desarrolladores muestra que sólo una parte ínfima son rentables.

Los datos del informe muestra que la distribución de ingresos está fuertemente sesgada en la parte superior. Tanto, como para mostrar un dato espectacular: el 98,4 por ciento de todos los beneficios están en mano de sólo el 1,6 por ciento de desarrolladores. 

Por contra, la mitad de los desarrolladores de aplicaciones no superan los 100 dólares de ingresos mensuales o no obtienen ingreso alguno, confirmación de su falta de uso.

El problema reside en su número. Bajo una estrategia donde las grandes plataformas móviles han fomentado la cantidad sobre la calidad, iOS supera el millón de aplicaciones disponibles, Android no anda lejos y Windows Phone supera las 200.000 aplicaciones. La inmensa mayoría de ellas son perfectamente prescindibles aunque sean gratuitas, con otra buena parte de ellas duplicadas.

«Parece muy poco probable que el mercado pueda sostener el nivel actual de los desarrolladores mucho tiempo más», explican desde VisionMobile. Ante la inmensidad de aplicaciones, toca al usuario separar el grano de la paja y parece que lo está haciendo. La fiebre del oro de las aplicaciones móviles llega a su fin si es que alguna vez existió y sólo una pequeña parte ofrece rentabilidad.

Coordino el contenido editorial de MC. Colaboro en medios profesionales de TPNET: MCPRO, MuySeguridad, MuyCanal y Movilidad Profesional.

10 comentarios
  • Uno de los motivos por los cuáles siempre he dudado de apuntarme al desarrollo para móviles es debido a la gran burbuja que se ha creado en torno a ello.

    Es increíble ver como compañías que se han dedicados a hacer remakes de juegos como Colums o Puzzle Bubble valgan más que multinacionales que invierten millones en investigación y tecnología como por ejemplo Red Hat, que ni aparece entres las treinta marcas más valiosas, o que la empresa tras Candy Crash valga tres veces más que Attachmate y Red Hat juntas, es de locos.

    Si algún día se me da por los móviles, lo tengo claro, Qt a muerte, porque al menos me da más salidas, puedo volver al desktop sin despeinarme y hasta lo que cree para plataformas móviles me puede servir para desktop, ya que el código es directamente recompilable, pero ir nativamente con Android e iOS, como que no me da confianza.

    Los smartwatch y otros gadgets, así como el Internet de la Cosas, no son más que inventos para prolongar esta burbuja que está generando peces globo a montones.

  • robertolopez

    La cantidad de basura en las plataformas móviles es alarmante. También malware, cuidado. Personalmente, me sobran con un par de decenas y supongo que serán las mismas que usan cualquier usuario. Es normal que solo unas pocas ganen dinero. Hay alguna joya escondida pero son contadas y pasan desapercibidas. No sabía que había un millón en iOS. Qué barbaridad

  • Xbit

    Era evidente que era una burbuja que acabaría explotando, como el de las tablets. Todo gracias a Google y a las empresas telefónicas que han modernizado y hecho barato el acceso a internet.

  • Gonzalo Nandez

    Yo creo que la verdadera utilidad de las app sera brindando prestaciones de servicios sobre todo a y de empresas.

    Cuando esta etapa termine las app seran tomadas mas en serio y el sector de desarrollo se centrara en app utiles aunque persistira alguna tonteria por ahi.

    Por supuesto el sector de juegos siempre presistira pero aparte de eso es necesario que el desarrollo de app deje de ser «novedad» para que los programadores de juguete dejen de hacer inutilidades que solo queman la experiencia final del usuario y hacen que muchas veces se vea al smartphone como un un lujo innecesario y pase a ser una herramienta rentable para el usuario final que ofresca servicios que permitan facilitar la vida del usuario final.

    Claro que todo esto es un «deseo» y punto de vista personal.

  • Lucas

    También hay que tener en cuenta la inmensa cantidad de aplicaciones que no buscan ganar con la aplicación en sí, sino con un producto accesorio. Particularmente me tocó desarrollar 5 aplicaciones gratuitas, sin ads, y sin fines de lucro, pero que deben ser utilizadas con productos físicos que el usuario debía comprar. El negocio no siempre está en la App, a veces la app es sólo una forma de integrar un producto obsoleto a las nuevas tecnologías. Por ejemplo un libro, en vez de hacerlo interactivo con botones, porque no hacerlo digital y con infinidad de interacciones?

  • imparcial

    Hombre, si optas por Android y estas en el mundo del desarrollo Java como yo, si es una buena opción, ya que no te supone un drama la formación o adaptación al sistema (de hecho por eso Google prefirió Java y por eso acertó).
    Ahora bien, si que es cierto que esto no había por donde cogerlo, si uno se fija en las aplicaciones que realmente se usan se pueden contar con los dedos de una mano, salvo excepciones claro…

  • roader

    Eso es de que acerto es discutible …

  • imparcial

    No, no lo es, hay mas de 1000 millones de dispositivos Android activados, es un acierto brutal.

  • roader

    Que rinden como el culo . Lo mas popular no siempre es lo mejor , simplemente tuvieron suerte y fueron rapidos .

  • imparcial

    No he dicho que sea lo mejor, he dicho que acertaron, su estrategia funcionó. Hoy en día es el sistema operativo que domina la movilidad (y con Android L aún lo harás mas).
    Muchas veces un producto no triunfa por ser «lo mejor» triunfa por ser suficiente, por cumplir con sus objetivos, esa es la descripción del termino «calidad».
    Podemos discutir sobre si el sistema es mejor o peor respecto a otros, yo además siempre he defendido que el sistema es lo de menos, lo importante son los servicios (maps, gmail, play, etc), y en eso Google fue muy por delante. Lo que no se puede discutir es que acertó en su estrategia, y en la elección de la tecnología, su posición dominante lo confirma.

Lo más leído