Web Analytics
Conecta con nosotros

Noticias

La Comisión Europea acusará a Google por abuso de posición dominante

Publicado el

Margrethe Vestager

La Comisión Europea prepara una demanda contra Google por abuso de posición dominante para beneficiar sus propios servicios. Fuentes anónimas de los diarios The New York Times y The Wall Street Journal confirman que Margrethe Vestager, comisaria de Competencia, anunciará en las próximas horas el inicio de las acciones legales contra el gigante de las búsquedas en Internet.

Europa tiene indicios de que Google ha aprovechado su posición dominante en el mercado de las búsquedas (estrictamente no se puede considerar un monopolio) para priorizar los resultados de sus productos y servicios frente a los de la competencia. De prosperar esta demanda, la empresa norteamericana se enfrentaría a una cuantiosa multa (se habla de unos 6.000 millones de euros) y tendría que afrontar cambios importantes en el algoritmo de su buscador para seguir funcionando en la UE.

Tras la presentación del pliego de cargos, Google tendrá diez semanas para hacer alegaciones, preparar su defensa o solicitar una audencia en la que convencer a los usuarios que no existe abuso de posición dominante en sus prácticas. En este escenario, se perfilan cambios importantes en el mercado de las búsquedas en Internet y en el acceso a servicios que usan millones de usuarios como GMail o Google Maps, por ejemplo.

¿Es Google un monopolio?

Simplificando, podemos definir un monopolo como el escenario en el que existe un solo productor (en este caso proveedor de servicios) que posee un gran poder de mercado y es el único que posee un producto o servicio (de nuevo, en nuestro caso las búsquedas) determinado y diferenciado. Además, es necesario que en ese mercado no existan productos sustitutivos, esto es, que el consumidor no tenga alternativas para elegir.

google-1

Con una cuota de más del 90% del mercado de las búsquedas en España (entre otros países) es evidente que Google goza de una posición de poder, pero no se puede considerar como un monopolio. El usuario tiene otros buscadores a un clic, no hay barreras de entrada (se pueden lanzar nuevos buscadores) ni salida y existe competencia en el mercado. Son los usuarios los que eligen sus servicios de manera masiva, pero dentro de un mercado libre. El problema de fondo y lo que ataca la demanda de la UE es el abuso de esta posición para favorecerse a sí mismo.

Aunque no conviene establecer paralelismos, la situación guarda cierta analogía con la que vivió Internet Explorer hace unos años; Microsoft fue acusada de abusar de posición dominante de su navegador y terminó con una multa millonaria y la famosa Ballot Screen instalada en millones de PC. Y vosotros ¿pensáis que Google abusa de su posición? ¿Debe la UE actuar contra esta tipo de situaciones para garantizar un mercado libre?

Más información | WSJ

Foto | Jens Dresling

Me encargo de traer innovación y nuevo negocio al grupo TPNET. Además colaboro en varios de nuestros sitios como MC y MCPRO.

Lo más leído