Web Analytics
Conecta con nosotros

Noticias

Tres razones por las que recomendaría un smartphone Android

Publicado el

Seguro que habrás leído una entrada de mi compañero Isidro Ros titulada «Tres razones por las que me cuesta recomendar Android». Un artículo de opinión personal, interesante y razonado, al que no intentaré dar respuesta punto por punto pero ante el que pretendo mostrar otro punto de vista, con razones que -a mi juicio- sí existen para recomendar la compra de un smartphone Android.

Vaya por delante que comparto algunos de los argumentos de Isidro, como los relacionados con la fragmentación y la seguridad de la plataforma. La última versión de Android, 5.x Lollipop, no alcanzaba en el mes de mayo al 10 por ciento de cuota de mercado de terminales Android, frente al 80 por ciento que tenía la última versión para iPhones, iOS 8. El anuncio de un Windows 10 “actualizado gratuitamente durante toda la vida del dispositivo” (también móviles) va a mostrar las «verguenzas» de Android en este punto si Google no da un cambio de rumbo.

Pero, cuidado, que aquí la mayor responsabilidad la tienen los fabricantes. Google actualiza sus Nexus de inmediato en cuanto está disponible una nueva versión de Android mientras que los fabricantes tardan meses en hacerlo o directamente no lo actualizan en un hardware con solo un par de años de antiguedad. El hardware no es impedimento y los motivos para no actualizar son simplemente comerciales. En cristiano, los fabricantes quieren que vuelvas a pasar por caja y compres un nuevo terminal.

En cuanto al tema seguridad, es patente que Android se ha convertido en el gran receptor de malware en plataformas móviles, registrando una nueva pieza cada 17,6 segundos No sorprende que los ciberdelincuentes hayan puesto su punto de mira en la plataforma de Google de forma similar como enfocan la creación de malware para Windows en escritorios informáticos, por su altísima cuota de mercado.

Una parte de la infección por este malware está directamente relacionado con el uso del usuario (igual que el Windows de escritorio o cualquier otro sistema) pero otra se relaciona directamente con Google, porque una parte del malware ha salido precisamente de la tienda de aplicaciones oficial, Google Play. Algo que simplemente no debe suceder.

Google ha mejorado la seguridad base de Android desde Lollipop y «ha tirado de las orejas» a sus socios por la fragmentación excesiva de la plataforma pero es indudable que son son dos aspectos importantes a cuidar. Con todo lo expuesto ¿se puede seguir recomendando un smartphone Android? Por supuesto que sí aunque ello no quiere decir que el resto de plataformas no sean igual de recomendables y que tengan virtudes propias del agrado del usuario. Ahí van tres razones que en mi opinión justifican su compra.

Oferta en hardware

La oferta de terminales Android que ofrece la industria es apabullante y no tiene comparación posible en el resto de plataformas. No siempre «mucho» es «más» pero en este caso la oferta permite a cualquier usuario acomodar la compra a sus necesidades y presupuesto. En Android tienes móviles inteligentes grandes y pequeños, baratos y caros, de todos los fabricantes.

Los tope de gama están a la altura de lo mejor del mercado en calidad y prestaciones, la gama media es enorme y la gama de entrada tiene precios tan bajos que cualquiera puede pagar. Por otro lado, Intel lleva años trabajando con Google en Android para mejorar el soporte x86 en la plataforma, lo que abre alternativas al monopolio de la arquitectura RISC de ARM en movilidad, concretado en nuevos terminales como los últimos ZenFone de ASUS.

Note5

Frente a la enorme oferta Android, Apple apuesta completamente por lo contrario, muy pocos modelos. Y le va muy bien, no cabe duda. Sin embargo, la oferta se limita en cada generación a un par de modelos de gama premium que obliga a desembolsar una suma importante de dinero que no todos quieren/pueden pagar. En los últimos años, Apple está impulsando la venta de terminales de generaciones anteriores como fórmula para completar su catálogo pero aún así su precio sigue siendo muy elevado.

Windows Phone tampoco alcanza la oferta Android. Tiene bien cubierta la gama baja-media, con terminales muy económicos de gran optimización de código para trabajar con bajos recursos, pero se echan en falta terminales premium y modelos distintos de otros socios que soporten la plataforma más allá de la propia Microsoft con los Lumia. En el anuncio de reestructuración de la división de móviles, Nadella prometió la comercialización de terminales propios «aportando valor» y en varios segmentos, incluyendo topes de gama. Pocos modelos -pero buenos- de forma similar a la estrategia en tablets con Surface y con Windows 10 Mobile como revulsivo.

Plataforma abierta – ROMs y personalización

Android es la única plataforma entre las tres grandes bajo desarrollo de código abierto y licenciada bajo Apache y GNU GPL 2. No es tan abierta como a los más puristas les gustaría y ha habido un gran debate al respecto. La versión de Linux en la que se basa Android contiene binarios que no son libres y tampoco el firmware utilizado en las bibliotecas o determinados controladores de cada uno de los fabricantes. Por otro lado, Google mantiene una toma de decisiones unilateral sobre Android con escasa participación de partes externas o de los miembros de la Open Handset Alliance, un conglomerado de fabricantes y desarrolladores de hardware, software y operadores de servicio que soportan Android.

Cierto. Android es de lo menos abierto que podemos encontrar en proyectos de software libre pero a la vez es la única plataforma (entre las grandes) desarrollada bajo software libre Open Source y la más abierta frente a las plataformas cerradas iOS de Apple y Windows Phone/Mobile de Microsoft.

Ello tiene algunos inconvenientes (como vimos en materia de seguridad y fragmentación) pero múltiples ventajas. A muchos usuarios, con Google incluido, no les termina de gustar las capas a modo de interfaz de usuario y aplicaciones que ofrecen los fabricantes. Pero a otra parte de usuarios sí les agradan, están bien implementadas y no penalizan en exceso el rendimiento, abriendo en alto grado las posibilidades sobre el Android puro que ofrece Google, Android Open Source Project (AOSP). 

CyanogenMod

Más aún, las posibilidades de personalización de Android no tienen equivalencia en iOS o Windows Phone. Hay disponibles centenares de ROMs, kernels, MODs, lanzadores, temas, iconos y un larguísimo etc que puedes descargar e instalar desde grandes portales como xda developers. Los desarrollos de CyanogenMod son los más publicitados aunque no los únicos, soportando más de 80 modelos de smartphones y tablets con el sistema operativo móvil de Google.

Firmwares no oficiales de uso gratuito que ofrece mejoras y características sobre lo que entregan los fabricantes de equipos originales y que -importante- son la mejor manera de salvar la fragmentación de Android manteniendo actualizados terminales más antiguos que los fabricantes no actualizan.

Android Lollipop – Android M – Material Desing

Google introdujo cambios y mejoras a todos los niveles con el lanzamiento de Android 5.0 Lollipop sentando las bases de lo que será la versión 6 (Android M). Una versión con la que Google entró en la era de los 64 bits  soportando arquitecturas RISC de ARM y también chips x86 de 64 bits con Intel como gran valuarte.

Android 5.0 incluye la función ART (Android Runtime), un nuevo tiempo de ejecución que según Google mejora el rendimiento hasta en cuatro veces en algunos escenarios, suaviza la interfaz de usuario en aplicaciones complejas y el funcionamiento de aplicaciones base. El nuevo tiempo de ejecución es compatible con aplicaciones Java de 64 bits y las tres principales arquitecturas de chips: ARM, MIPS, y x86.

Atención especial a Material Desing, el concepto empleado para renovar la interfaz gráfica de usuario de Android, mejorar la experiencia de uso, optimizar el sistema y dotarlo de un diseño consistente para uso en cualquier dispositivo. Una interfaz minimalista a base de capas y sombras, más simple y clara, con transiciones más fluidas (hasta 60 cuadros por segundo) y que Google quiere que se utilice como lenguaje de diseño en cualquier aplicación y dispositivo que ejecute esta versión de Android. Funciona muy bien y permite una base consistente para futuros desarrollos.

Android5

Lollipop también ofrece mejoras importantes en materia de seguridad, como el cifrado por defecto de todos los datos del dispositivo; la inclusión de la característica Security-Enhanced Linux para disminuir el riesgo de entrada de malware en las aplicaciones y obtener mayor seguridad en todo el ecosistema Android; la función Factory Reset Protección para impedir a terceros un restablecimiento de fábrica en terminales robados o perdidos o la mejora del modo invitado para usos por múltiples usuarios.

Notas finales

Android no es perfecto pero ninguna plataforma móvil lo es. Aún teniendo en cuenta los problemas reseñados para mí son tres razones por las que recomendaría la compra de un smartphone Android. Eso sí, no compraría ningún terminal por debajo de Lollipop o para el que el fabricante no hubiera publicado una versión con su actualización.

Del resto de alternativas ya hemos hablado. Apple con sus iPhones para el que quiera gama alta y Windows Phone en gamas bajas-medias a la espera que Microsoft (o sus socios) aumenten la oferta. Fuera de las tres grandes tenemos modelos disponibles basados en Linux, como los últimos bq de Ubuntu, algún Samsung con Tizen, Firefox OS o lo que pueda llegar de Sailfish.

Coordino el contenido editorial de MC. Colaboro en medios profesionales de TPNET: MCPRO, MuySeguridad, MuyCanal y Movilidad Profesional.

Lo más leído