Web Analytics
Conecta con nosotros
Opel Karl, el utilitario Opel Karl, el utilitario

Análisis

Opel Karl, utilitario con espíritu urbanita

Probamos a fondo el coche Opel Karl, disponible con un motor de gasolina de tres cilindros, 1.0 y 75 caballos de potencia.

Publicado el

Hace tres meses tuve la oportunidad de probar la quinta generación del Opel Corsa, en concreto el modelo 1.0 Turbo 115 CV, una versión que me gustó mucho por su facilidad de conducción, la excelente respuesta de su motor gasolina de tres cilindros y por incluir el sistema de información y entretenimiento IntelliLink.

En esta ocasión he estado una semana con el Opel Karl, un «hermano menor» del Opel Corsa que no tiene tantas opciones de configuración como su «hermano mayor» ya que sólo está disponible con motor de gasolina 1.0 de tres cilindros y 75 caballos de potencia, muy parecido al motor 1.0 ECOTEC Turbo de 116 CV de modelos como el Corsa o el ADAM, pero eliminando en este caso la sobrealimentación y optando por la inyección directa.

 

Opel Karl

El precio del Opel Karl comienza en unos 11.000 euros, que tras pasar por el descuento habitual y el Plan PIVE se queda en unos 9.000 euros. Hablamos de un modelo con motor 1.0 y 75 CV, cambio manual de 5 velocidades, cinco puertas y la versión «Selective» (la única que hay). También hay un modelo con cambio automático de 5 velocidades que incrementa el precio en unos 600 euros.

Opel Karl, el utilitario

Dentro de su equipamiento de serie encontramos luz antiniebla trasera, llantas de acero 14x 5.0 J con tapacubos completos, neumáticos 165/65 R 14 SL 79T BW, dos llaves plegables, asiento del conductor regulable en cuatro direcciones, cierre centralizado, control de velocidad de crucero, elevalunas eléctricos delanteros, ordenador de a bordo, tapicería de tela, faros halógenos, retrovisores exteriores ajustables eléctricamente, dirección asistida eléctricamente, ESP con asistente de salida en cuesta, frenos de disco delanteros y de tambor traseros, volante ajustable en altura, airbags de conductor y copiloto (frontales, laterales y cortina), isofix en plazas traseras externas, sensor de presión de neumáticos, aire acondicionado con filtro antipartículas, así como Bluetooth con USB y conexión AUX-in disponible en radio R300 BT que cuenta con mandos al volante para controlarla.

Opel Karl, a prueba

Como podéis ver, un equipamiento de serie sin grandes pretensiones, pero más que suficiente para un coche con el precio que tiene el Karl. De manera opcional, se puede elegir el «Pack Selective Plus» que incluye por 450 euros el avisador de cambio involuntario de carril y los faros antiniebla, así como el «Pack Techno», que por 490 euros más aporta Opel OnStar (que ofrece una app para el control remoto del coche, asistencia en caso de robo del vehículo, respuesta automática en caso de colisión, diagnósticos del vehículo, descarga del itinerario o conexión WiFi en todo el coche) y el sistema R 4.0 IntelliLink (del que ya hablamos en su día al analizar el Opel Corsa 1.o Turbo 115).

Opel Karl, el utilitario

Si no se opta por el «Pack Techno», las opciones de infoentretenimiento del Opel Karl se ven reducidas a la Radio R300 BT, que como principal función de conectividad permite conectar el smartphone vía Bluetooth, USB o mediante la entrada auxiliar de audio para disfrutar de la música que lleves en él. Además, incorpora un sintonizador de radio digital DAB+ con información del tráfico.

Opel Karl, a fondo

En movimiento

Como he comentado, el Opel Karl sólo está disponible con el motor de gasolina de tres cilindros 1.0 y 75 caballos de potencia, suficientes para circular por ciudad y vías de circunvalación con mucha comodidad, ofreciendo una respuesta más que adecuada para un utilitario de sus características. Justo en este ambiente urbano es donde su suspensión, dirección asistida y tamaño reducido hacen que nos movamos con agilidad sorteando obstáculos típicos de las ciudades como son los coches en doble fila o las siempre inoportunas obras.

Y ya que una de las mayores preocupaciones de los conductores urbanitas es encontrar aparcamiento y realizar las maniobras con la mayor facilidad posible, la función «City» (disponible apretando un botón) del Opel Karl facilita al máximo el momento de aparcar.

Obviamente, en cuanto se sale a carretera, se nota que el Karl abandona su hábitat natural y que su motor no tiene ni mucho menos la potencia del Corsa 1.o Turbo 115 CV que tuvimos ocasión de probar. Eso sí, tanto en ciudad como fuera de ella, los consumos de su motor de gasolina son muy aceptables, en línea con otros competidores como el Suzuki Celerio, el Fiat Panda o el Seat Mii. Hablamos de consumos entre 5,6 y 5,4 l/100 km en ciudad y de 4,5-4,3 en carretera.

OPEL_KARL6

OPEL_KARL9

OPEL_KARL8

OPEL_KARL10

Pequeño por fuera, grande por dentro

Una de las ventajas del Opel Karl son sus cinco puertas. Aunque hablamos de un coche de pequeño tamaño exterior (largo/ancho/alto: 3.675/1.876/1.476 mm), su habitáculo está muy bien aprovechado y el acceso a las plazas traseras a través de sus correspondientes puertas se agradece mucho.

Si bien se vende como un vehículo de cinco plazas, como podéis ver en las imágenes, a duras penas cabe el quinto ocupante en la parte de atrás. Eso sí, gracias al sistema isofix de los asientos traseros exteriores, una familia con dos hijos que vayan en sus correspondientes sillas enganchadas al isofix viajarán con total comodidad.

Lo que no está tan claro es el equipaje que podrá llevar esa familia, ya que el maletero de 215 litros de capacidad es de los más pequeños de su categoría. Está claro que en Opel han optado por sacrificar espacio en el maletero para ganarlo en los asientos, y no me parece una mala apuesta, sobre todo porque el Karl obviamente no es un coche familiar.

Ficha técnica

Notas finales

6Nota

Prestaciones4

Diseño6

Consumo9

Confort5

Sistema de infoentretenimiento3

Lo más leído