Web Analytics
Conecta con nosotros

Guías

Cómo obtener Windows 10 gratis después del 29 de julio

Publicado

el

El programa de actualización gratuito a Windows 10 desde equipos con licencia válida de Windows 7 o Windows 8.1 finalizará el próximo 29 de julio, como recordó recientemente el vicepresidente de Microsoft, Yusuf Mehdi.

Si la estrategia no cambia, para conseguir Windows 10 a partir del 30 de julio habrá que pasar por caja (119 dólares) o comprar un equipo nuevo con el sistema preinstalado. Oficialmente, porque hay otros métodos que nos permitirán conseguir Windows 10 gratis después del 29 de julio y seguir de momento con Windows 7 u 8.1 si así lo decides.

Todos los métodos pasan por realizar antes del 29 de julio una especie de «reserva» de Windows 10. Para entenderlo, hay que recordar cómo activa Microsoft las licencias del sistema. Al actualizar desde Windows 7 o Windows 8.1 el equipo que se actualiza recibe «derechos digitales». Es decir, los servidores de activación de Microsoft comprueban que existe una licencia válida de Windows 7 o Windows 8.1 y registra el equipo en cuestión como actualizable a Windows 10.

A partir de ahí, Windows 10 se activa automáticamente en ese equipo en particular. Desde ese momento, cada vez que instales Windows 10 el equipo se comunicará con los servidores de Microsoft y volverá a activarse automáticamente. Lo he probado personalmente media docena de veces en un equipo que tenemos para realizar las distintas pruebas que os venimos ofreciendo y funciona perfectamente.

Una vez que el equipo está activado en Windows 10, «lo estará para siempre» aunque como es nuestro caso, lo hayamos eliminado para instalar Windows 7, 8 o Linux, y de nuevo hemos vuelto a instalar Windows 10.

Aclaraciones antes de continuar

Antes de continuar conviene realizar dos aclaraciones. La primera es que este método funciona ahora mismo (antes del 29 de julio) pero no sabemos si Microsoft lo modificará en el futuro. Creemos que no, pero si después no consigues activar Windows 10, ya sabes, corre bajo tu responsabilidad.

La segunda aclaración es conocida y fue reconocida por Microsoft. Si cambias sustancialmente el hardware de tu equipo los servidores no serán capaces de activarlo. Creemos que afecta únicamente cuando realices un cambio de la placa base. En estos casos, deberás solicitar la activación a Microsoft. Hablamos de licencia OEM, es decir la que viene preinstalada en un equipo nuevo. Las copias retail de Windows 10 podrás instalarlas en cualquier equipo compatible. Legalmente, solo en el número de equipos para los que tengas licencias.

Cómo obtener Windows 10 gratis después del 29 de julio

Dicho lo anterior, los métodos para poder instalar y activar Windows 10 en tu equipo después del plazo oficial de actualización gratuita son los tres que vamos a comentar.

Actualización y vuelta atrás

Consiste en actualizar a Windows 10 antes del 29 de julio y realizar la vuelta al sistema anterior aprovechando el mes de prueba que ofrece Microsoft.

Actualizas desde Windows 7 o Windows 8.1 y cuando el equipo esté activado con Windows 10, utilizas la «marcha atrás» disponible en la herramienta de Configuración – Actualización y seguridad – Recuperación – Volver a una compilación anterior.

Windows 10 gratis

Es el método más sencillo porque no requiere formatear manualmente ni tocar las particiones y conserva archivos personales y configuraciones de usuario. No es 100% seguro porque Windows 10 no actualiza todas las aplicaciones (las no soportadas) y en una actualización siempre hay un pequeño riesgo de perder archivos. haz copia de seguridad de tus archivos principales por si acaso.

Cuando decidas (después del 29 de julio) que es hora de dar el salto a Windows 10, podrás instalarlo mediante una instalación limpia dando por sentado que el programa de Windows 10 gratis ya habrá acabado. Como ya tenías registrado tu equipo, obtendrás la activación de Windows 10.

Creación de Imagen

El segundo método es similar al anterior, algo más complicado pero más seguro. Consiste en crear una imagen completa de tu sistema (Windows 7 o Windows 8.1) antes de actualizar.

Podemos utilizar la herramienta interna del sistema o mejor, una aplicación de terceros de clonación como la versión gratuita de Macrium Reflect Free. Una vez realizada la imagen completa del sistema en medios ópticos o disco externo USB, ya podremos actualizar a Windows 10.

Windows10_gratis_2

Una vez comprobado que tenemos Windows 10 activado, solo nos queda restaurar la imagen de Windows 7 u 8.1 para volver al sistema anterior, pero con la reserva que podremos retomar Windows 10 posteriormente, mediante una instalación limpia. Si manejas este tipo de programas de clonación, también puedes optar por crear imágenes de Windows 10 y restaurarlo sin tener que instalar.

Instalación limpia

El tercer método consiste en utilizar instalaciones limpias, en la mayoría de ocasiones más rápido que actualizar, aunque toque volver a instalar aplicaciones. El objetivo es el mismo. En Windows 7 u 8.1 realiza copias de seguridad de los archivos que quieras conservar.

Una vez hecho, sigue alguna de nuestras guías para instalar Windows 10 desde cero con la descarga y creación del medio oficial de Microsoft.

Windows10_gratis_3

 

Como en los casos anteriores y una vez instalado comprueba que Windows 10 está activado. A partir de ahí, vuelve a instalar desde cero y con tu licencia Windows 7 o Windows 8.1. Cuando desees retomar definitivamente Windows 10 lo instalas de la misma manera.

Conclusiones y opinión

Vuelvo a insistir que estos métodos funcionan ahora pero no se garantiza que lo hagan una vez superado el plazo del programa de actualización gratuita, el 29 de julio.

Por lo demás, llevo probando Windows 10 desde hace muchos meses y actualizando múltiples equipos y mi opinión personal desde que publiqué las «10 razones para actualizar a Windows 10» no ha cambiado. Lo que veo en desarrollo en la versión Insider me gusta y creo que la versión Anniversary va a terminar de pulir un sistema cada vez más estable, con mejor soporte tanto de Microsoft como de terceros y que funciona igual de bien en equipos de última generación como en otros más antiguos.

No todo es positivo. Trabajando en un PC de sobremesa me deja frío el menú de inicio y en general todo lo relacionado con Modern UI, que no utilizo para nada. Pero funciona perfectamente en equipos con pantalla táctil, en PCs ha mejorado en su integración con el escritorio y se puede personalizar bastante, con funciones internas o de terceros.

Y siendo pragmático. Microsoft no va a mejorar para nada Windows 7 y 8.1, limitándose a lanzar parches de seguridad, hasta 2020 en el primer caso. Todo el desarrollo está destinado a Windows 10. Faltan mejoras en Edge, en Continuum, en Cortana, hacer más atractivo el escritorio y no tan plano o esperar a la llegada de juegos para DirectX 12 pero si apuestas por Windows como plataforma, el futuro está claro por donde va.

Coordino el contenido editorial de MC. Colaboro en medios profesionales de TPNET: MCPRO, MuySeguridad, MuyCanal y Movilidad Profesional.

Lo más leído