Web Analytics
Conecta con nosotros

Noticias

Los clientes de streaming también pagarán el nuevo canon digital

Publicado

el

nuevo canon digital

El nuevo canon digital español también se extenderá a los clientes de servicios en streaming como Netflix o Spotify, de acuerdo con el borrador del mismo al que ha tenido acceso la Asociación de Internautas.

Como sabes, el gobierno español está trabajando en un nuevo Canon Digital una vez que el Tribunal de Justicia de la Unión Europea declaró ilegal el último, con cargo a los Presupuestos Generales del Estado. Una vuelta al sistema anterior basado en la “compensación equitativa por copia privada” que también fue derrumbado con la sentencia del caso Padawan en el Tribunal de Justicia de la UE.

Se trata del mismo «impuesto revolucionario», injusto y arbitrario contra el que llevamos peleando muchos años y que gravará soportes, equipos informáticos, medios de almacenamiento, teléfonos móviles y un largo etc. Y no poca cuantía, porque un disco duro o SSD costará 12 euros más. Sobre el papel, serán los fabricantes los «sujetos deudores» pero nadie duda que terminarán pagándolo los usuarios como explican desde la Asociación de Internautas:

«Se abona el clásico argumento de las sociedades de gestión en el sentido de que el canon no lo paga el ciudadano sino el fabricante, argumento propio de ignorantes -o de quien toma a los usuarios por ignorantes- de cómo funciona una cadena de valor».

La última barbaridad conocida sobre el canon digital es hacer pagar un canon a los servicios en streaming cuando éstos son la clave para resolver el «gran problema» del que se llevan quejando las organizaciones de derechos de autor durante décadas, la piratería.

La idea es disparar a «todo lo que se mueva», incluso a los servicios legales de distribución de contenido. En el caso de los servicios en streaming pagarían por su capacidad de «descarga» off-line. Una facilidad para que el usuario visione el contenido cuando no tiene conexión a Internet que es tomado por los autores del canon como una forma de copia privada, simplemente para saciar la voracidad recaudatoria de las sociedades de gestión (denunciadas por prácticas monopolísticas y tarifas abusivas) porque no va a ser usado -obviamente- para copiar material protegido.

Si ello te asombra debes saber que también hay gravamen para los CDs que se aplica incluso a los medios que no puedan ser grabados…. ¿Por qué hay que compensar por una función que no puede realizarse?

La Asociación de Internautas tiene clara que la intención gubernamental es quitarse de encima la presión de las sociedades de gestión de derechos de autor a costa del bolsillo de los ciudadanos, sea a través de los Presupuestos Generales del Estado, sea a través de un impuesto de hecho, un canon, arbitrario, desproporcionado e injusto:

«Después de una larga cadena de sentencias de tribunales españoles y europeos que abofetearon por todas partes el sistema de remuneración por copia privada establecido y que después de meter la pata llevando el canon a los Presupuestos Generales del Estado, evaluándolo, además, como les dio la gana, hayan cedido nuevamente e igual que hace va para catorce años, a las exigencias del lobby autoral -del que de nuevo tendremos que volver a hablar- constituido por las entidades de gestión de derechos de autor, un oligopolio inamovible e insoslayable, según parece, que sigue dictando a gusto y ganas sus exigencias al Gobierno de la Nación y que sigue logrando que éste agache la testuz ante las insaciables apetencias económicas de este grupo de presión».

Y luego dirán que aumenta la piratería…

Lo más leído