Comité de la UE recomienda el cifrado de extremo a extremo y la prohibición de puertas traseras

Comité de la UE recomienda el cifrado de extremo a extremo y la prohibición de puertas traseras
19 de junio, 2017

El Comité de Libertades Civiles, Justicia y asuntos interiores del Parlamento Europeo ha dado a conocer una propuesta que debe ser la base para un nuevo reglamento sobre privacidad y comunicaciones electrónicas.

Mientras que algunos gobiernos proponen eliminar el cifrado y devolvernos a la edad de piedra tecnológica, poniendo en riesgo el comercio, banca electrónica, transporte y la multitud de sectores que se apoyan en esta herramienta de seguridad, por fin llega un organismo oficial con criterio para poner las cosas en su sitio.

El Comité recomienda una regulación que aplique el cifrado de extremo a extremo en todas las comunicaciones electrónicas y la prohibición expresa de las puertas traseras, para proteger derechos fundamentales de los ciudadanos de la Unión Europea, como el de la privacidad, dispuesto en el artículo 7 de la Carta de los Derechos Fundamentales de la UE.

“El principio de confidencialidad debe aplicarse a los medios actuales y futuros de comunicación, incluido el acceso a Internet, las aplicaciones de mensajería instantánea, correo electrónico, llamadas telefónicas o mensajes a través de Internet desde la redes sociales”, añaden.

El comité del PE considera que el cifrado tiene que ser utilizado para proteger la información sensible de los ciudadanos de la UE, sean experiencias personales o emocionales, condiciones médicas, preferencias sexuales o puntos de vista políticos. La divulgación de esta información podría dar lugar a un daño personal y social, así como a pérdidas económicas.

“La protección de la confidencialidad de las comunicaciones es también una condición esencial para el respeto de otros derechos y libertades fundamentales relacionados, tales como la protección de la libertad de pensamiento, de conciencia y de religión y la libertad de expresión e información”

El comité también estima que no solo hay que proteger el contenido de la información sino también los metadatos asociados con ella. Teniendo en cuenta que las comunicaciones electrónicas son por lo general datos personales, significa que también deben ser protegidos por la reciente aprobación del Reglamento General de Protección de Datos, ofreciendo garantías complementarias para la confidencialidad de las comunicaciones.

La actualización de la legislación sobre privacidad y comunicaciones electrónicas se aplicaría a los proveedores de servicios de comunicaciones, fabricantes y proveedores de software. También se prohibirían las puertas traseras y “los estados miembros no podrían imponer obligaciones a los proveedores de servicios de comunicaciones electrónicas que puedan resultar en el debilitamiento de la seguridad y el cifrado de sus redes y servicios”, dice el comité en esta propuesta que es un soplo de aire fresco razonable entre tanto intento disparatado para debilitar el cifrado y la seguridad electrónica.

Nuevo Reglamento sobre privacidad y comunicaciones electrónicas | Propuesta Comité del Parlamento Europeo

  • Share This