Web Analytics
Conecta con nosotros

Prácticos

Cinco consejos para optimizar tu red WiFi

Publicado el

El rendimiento y el correcto funcionamiento de una red WiFi depende de una gran cantidad de factores, entre los que podemos destacar por ejemplo la velocidad y la calidad de nuestra conexión a Internet, el router que estemos utilizando y la ubicación y la configuración del mismo.

Esto quiere decir, en resumen, que para sacar todo el partido a nuestra red WiFi debemos tener una configuración equilibrada y optimizada. En este sentido es imprescindible contar con una buena conexión a Internet, utilizar un router de calidad y colocarlo y configurarlo correctamente, ya que de lo contrario tendremos problemas que pueden llegar a afectar de forma considerable nuestra experiencia de uso.

En este artículo os vamos a dejar cinco consejos sencillos que os ayudarán a optimizar vuestra red WiFi. Esos consejos forman un núcleo central básico pero muy importante que puede llegar a marcar una gran diferencia, así que os recomendamos seguirlos punto por punto. Si tenéis dudas podéis dejarlas en los comentarios.

1.-Haz una puesta a punto de tu router

Es un paso básico pero muy importante. Es recomendable buscar actualizaciones de firmware, ya que pueden ayudarnos a mejorar el rendimiento, integrar funciones nuevas y potenciar la seguridad y la protección del router.

También es recomendable revisar los ajustes del router. Deberíamos tener activados los siguientes puntos:

  • Control parental en caso de que tengamos hijos o menores en casa.
  • QoS (Quality of Service), que prioriza el tráfico a tareas concretas (juegos, vídeo en streaming).
  • Cifrado WPA2-PSK AES.

2.-Cuida la colocación de tu router

Es algo fundamental para cualquier red WiFi, ya que afecta tanto al rendimiento como a la calidad, a la estabilidad y al alcance de la señal inalámbrica.

Cualquier red WiFi tiene un alcance limitado. A medida que éste se reduce va perdiendo calidad y rendimiento hasta que se agota. Cuando esto ocurre se producen las llamadas zonas muertas, que son aquellas a las que no es capaz de llegar.

Los obstáculos, como muros y puertas cerradas, y los electrodomésticos pueden reducir su alcance de forma considerable, así que debemos intentar ubicarlo lejos de éstos y en posiciones cercanas a donde queremos recibir la señal.

3-Recurre a medidores de señal WiFi

Encontrar la mejor colocación del router puede ser complicado, pero podemos apoyarnos en herramientas de medición de señal para encontrar el punto óptimo y mejorar el alcance y la calidad de la señal WiFi.

AVM cuenta con aplicaciones como FRITZ!App WLAN, que muestra las redes WiFi que hay a nuestro alrededor y sus detalles más importantes. También permite realizar pruebas de estabilidad y de rendimiento, lo que la convierte en un gran apoyo para encontrar puntos de mejora en nuestra red doméstica. Es totalmente gratuita.

4.-Cambia los canales por defecto y utiliza WiFi AC

Los routers vienen configurados de casa para utilizar una serie de canales por defecto (1, 6 y 11 en la mayoría de los casos). Dado que buena parte de los usuarios no altera la configuración de serie que trae su router esos canales suelen estar muy saturados.

Cambiar de forma manual la configuración de los canales por defecto puede ayudarnos a mejorar de forma notable el rendimiento del router. Los modelos de gama alta que traen un sistema operativo propio con interfaz gráfica, como la serie FRITZ!Box, nos permiten hacerlo de una manera sencilla e intuitiva.

Por otro lado debemos asegurarnos de que estamos utilizando el estándar WiFi AC, ya que ofrece un rendimiento superior al estándar WiFi N. La mayoría de los routers modernos trabajar de forma automática y vinculan cada dispositivo al estándar correspondiente, pero es buena idea echar un vistazo.

5.- Controla la seguridad del router

Mantener el router protegido es fundamental para mantener el rendimiento y al calidad de nuestra red WiFi. Las carencias en materia de seguridad pueden facilitar la entrada de intrusos, algo que debemos evitar a toda costa.

Mejorar de forma notable la seguridad de nuestra conexión WiFi es bastante sencillo y que además no nos llevará demasiado tiempo, ya que basta con llevar a cabo estos cuatro ajustes:

  1. Cambiar la contraseña por defecto: para cambiarla debemos entrar en la configuración de nuestro router (introduce 192.168.1.1 en el navegador) y seleccionar la opción correspondiente. También es buena idea cambiar la contraseña y el usuario que nos permite entrar a dicho menú de configuración.
  2. Activar el cifrado WPA2-PSK AES: si utilizamos dicho cifrado acompañado de una contraseña fuerte pondremos las cosas difíciles a los intrusos que quieran intentar acceder a nuestra red inalámbrica.
  3. Listas blancas de filtrado MAC: este tipo de listas son las más efectivas, ya que solo una selección de dispositivos que hemos reflejado como autorizados podrá acceder a nuestra red WiFi. El resto serán bloqueados.
  4. Desactivar el broadcast SSID y cambiar el nombre de red: así evitamos que la misma pueda ser vista por otros dispositivos circundantes. Si una persona no conoce directamente el nombre que hemos puesta a la red no podrá identificarla, lo que añade un plus importante de seguridad.

Contenido ofrecido por AVM FRITZ!

Editor de la publicación on-line líder en audiencia dentro de la información tecnológica para profesionales. Al día de todas las tecnologías que pueden marcar tendencia en la industria.

Prácticos

Cómo iniciar el modo seguro en Windows 10

Publicado el
modo seguro en Windows 10

Cualquier usuario de Windows se habrá tenido que enfrentar a problemas de funcionamiento en el sistema. Pantallazos de la muerte BSOD, malware, problemas con aplicaciones instaladas o controladores, pueden impedir el arranque normal del sistema o no realizarlo en las debidas condiciones. O simplemente borrar ficheros rebeldes o desinstalar software y drivers que un arranque estándar no nos permite realizar.

Como herramienta de solución de problemas, hace tiempo que Microsoft implementó una herramienta que puedes conocer como “modo seguro”, “inicio a prueba de errores”, “arranque a prueba de fallos” o “arranque avanzado” donde el sistema carga una interfaz minimalista, solo con los servicios esenciales y los controladores mínimos para su funcionamiento.

Muy útil (y a veces imprescindible) ante problemas en la carga de la versión completa del sistema, hasta Windows 7 acceder a este modo seguro era tan sencillo como pulsar la tecla ‘F8’ cuando arrancamos la computadora y antes del inicio del sistema. La llegada de Windows 8, la implementación de las UEFI y el auge de las unidades de estado sólido para almacenamiento que ofrecen un arranque rapidísimo, impiden el acceso en muchos equipos por esta vía.

Modo seguro en Windows 10 (Windows 8 / 8.1)

Por supuesto hay otros métodos para acceder a este modo especial a prueba de errores en los últimos sistemas operativos de Microsoft. Repasamos todos los conocidos, dando por seguro que cualquier usuario de Windows tendrá que usarlo más pronto que tarde.

Msconfig

Una de las opciones es utilizar la herramienta de configuración del sistema ‘msconfig.exe’ , bien con la aplicación ‘ejecutar’ del panel de control, mediante la combinación de teclas Windows + R o utilizando el asistente Cortana.

Una vez en el configurador del sistema, ve a la pestaña ‘Arranque’ y activa el ‘arranque a prueba de errores’ con las opciones que necesites, como la básica ‘mínimo’.

La aplicación te ofrecerá el reinicio del sistema y cuando lo hagas ya entrarás automáticamente en el modo seguro de Windows 10.

Mayúsculas + Reinicio

Otra forma de acceso es aún más sencilla porque se consigue a golpe de clic pulsando la tecla mayúsculas en el reinicio del sistema. Abre el menú de inicio y pulsa sobre el botón de apagado. Con la tecla mayúsculas pulsada haz clic sobre el botón de reinicio.

Accederás a otra pantalla de configuración que te permitirá acceder al modo seguro, mediante “Solución de problemas-Opciones avanzadas-Configuración de Inicio”. 

Reinicia el sistema y accederás a una pantalla que te permitirá inicio en modo seguro, con funciones de red, con símbolo del sistema, etc.

Mayúsculas + F8 (No funciona en todos los equipos)

Es el método más rápido para arrancar en modo seguro en Windows 10, pero no funciona en la mayoría de equipos con UEFI y SSD. La rapidez de las nuevas BIOS UEFI sumadas a la de una unidad de estado sólido no dejan tiempo para interrumpir el proceso de arranque normal y entrar en el modo seguro. Si usas discos duros suele funcionar.

USB / DVD Recovery Drive

En Windows 8 / 8.1 podemos crear un disco óptico CD/DVD de recuperación del sistema mediante aplicaciones incluidas como Windows File Recovery o un medio de recuperación del sistema arrancable desde un pendrive o disco duro externo USB, mediante la herramienta Recovery Media Creator. De la misma forma podemos crearlo en Windows 10 mediante la herramienta “Unidad de recuperación”.  

Una vez creado el pendrive para recuperación del sistema, arrancamos el equipo desde él. Estos medios de recuperación incluyen varias herramientas y entre ellas, la posibilidad de acceder al modo seguro de Windows 10, activando “Solución de problemas-Opciones avanzadas-Configuración de Inicio”. 

Cómo facilitar el uso del modo seguro en Windows 10 (Avanzado)

Este “inicio a prueba de errores” no es un método que un usuario de a pie vaya a utilizar habitualmente, pero si te interesa tenerlo lo más a mano posible, también lo puedes añadir al menú de arranque de Windows 10 (funciona de la misma manera en Windows 8 y Windows 8.1) lo que facilitará el acceso en cada reinicio del sistema. Hay que hacer varios pasos, de la siguiente manera:

  • Lo primero es crear una entrada que contenga los parámetros de carga del sistema operativo. Al instalar Windows, se crea una entrada de inicio estándar por defecto que se carga cada vez que se inicia el equipo. Si esa entrada de inicio es única el equipo se carga automáticamente. Si tiene varias, como cuando instalamos otros sistemas operativos Windows, mostrará un menú con las distintas opciones de arranque.

Windows7y10

  • Para añadir las correspondientes al modo seguro necesitamos la consola de Windows. Entra en el símbolo del sistema (como administrador) haciendo clic derecho sobre el botón de inicio o con la combinación de teclas “Windows + X”.
  • Copia y pega el siguiente comando y pulsa enter: bcdedit /copy {current} /d “Windows 10 Modo Seguro” (puedes poner el nombre que quieras entrecomillado. Ese será el que veas en el menú de arranque. 
  • Adicionalmente, y con el mismo comando, puedes crear otras entradas permitidas en el modo seguro, por ejemplo para acceder mediante el símbolo del sistema sin interfaz gráfica. Añadimos otra entrada como prueba de ello: bcdedit /copy {current} /d “Prueba Modo Seguro MuyComputer” 

Hasta ahora solo hemos creado las entradas para el menú de arranque por lo que si no las configuramos no veremos ningún efecto. Lo haremos con la herramienta de configuración del sistema.

  • Haz clic derecho sobre el botón de inicio o con la combinación de teclas “Windows + R” para entrar en la función ejecutar. Escribe msconfig.

  • Ve a la pestaña Arranque y como verás, ya tendremos disponible las dos nuevas entradas añadidas en el paso anterior junto a la entrada estándar por defecto creada en la instalación de Windows.

Modoseguro3

  • Pulsa sobre la que henos creado para “Modo seguro” y configúrala según tus necesidades. En esta caso marcamos la opción “Arranque a pruebas de errores” en su opción “Mínimo” y activamos la opción “Convertir en permanente toda la configuración de arranque”.

Modoseguro4

  • Pulsamos sobre la segunda entrada añadida y la configuramos de la misma manera. Por ejemplo con Shell alterno, solo con funciones de red o con los parámetros que te interesen.

Modoseguro5

  • El configurador del sistema también permite configurar el “Tiempo de espera” en segundos para arrancar, establecer la entrada predeterminada que normalmente será la creada en la instalación o acceder a las opciones avanzadas donde podremos asignar el número de procesadores o la cantidad máxima de memoria.

Modoseguro6

  • Si posteriormente no las necesitas, para eliminar cualquiera de las entradas creadas solo necesitas seleccionarlas y pulsar sobre el botón eliminar.

Una vez configuradas todas las entradas solo nos resta aplicarlas recibiendo la correspondiente advertencia de los cambios. Para comprobar lo que hemos hecho solo nos resta reiniciar el equipo. Verás que el sistema nos muestra un menú de arranque con la posibilidad de seleccionar las tres entradas, así como la posibilidad de cambiar los valores predeterminados de ellas o elegir otras opciones.

Modoseguro7

Para no perder tiempo, puedes seleccionar simplemente un par de segundos como tiempo de espera y la entrada creada en la instalación de Windows como predeterminada. De esta forma siempre arrancará el sistema por defecto sin seleccionar ninguna, pero también tendremos acceso a otros métodos de inicio como este modo seguro, siempre que lo necesitemos y de forma muy sencilla.

Aunque no tan rápidas como el popular ‘F8’ acceder al modo seguro de Windows 10 no solo es posible sino que sus funciones han aumentado. Acuérdate de ello porque seguro que tendrás que utilizarlo en más de una ocasión al ser un método que a veces se torna imprescindible para recuperar el buen funcionamiento de Windows.

Continuar leyendo

Prácticos

Guía de configuración básica de Ubuntu 18.04 LTS

Publicado el
Ubuntu 18.04 LTS

Continuamos nuestra guía de instalación de Ubuntu con otra guía, la de postinstalación, configuración básica, primeros pasos, cosas que hacer después de instalar … Da igual cómo la llames, siempre que te sirva. Y es que instalar Ubuntu o ponerla a punto es muy sencillo, pero si prefieres que alguien te lo dé mascado, para eso estamos.

En esta guía te explicamos lo mínimo que debes hacer nada más has instalado Ubuntu, paso a paso, de la manera lo más concisa y simple posible, pero con apuntes adicionales para mayor información. Sin embargo, antes de comenzar te recomendamos leer con detenimiento:

Leer artículo completo

Continuar leyendo

Prácticos

Cómo activar el modo oscuro en las aplicaciones más populares

Publicado el
Modo Oscuro

WhatsApp está desarrollando un modo oscuro que será implementado en próximas versiones estables de la app móvil del cliente de mensajería instantánea líder del sector.

El modo oscuro es un tema gráfico que mejora la visualización en algunos entornos, protege los ojos del usuarios en ambientes con poca luz y también algunas pantallas, especialmente OLED, más propensas a problemas debido al aumento del contraste que emplea esta tecnología.

Cómo activar el modo oscuro

WhatsApp no será de los primeros en sumarse a este tipo de modos visuales y por ejemplo, su máximo rival, Telegram, lo tiene desde hace tiempo. La opción se extiende en sistemas operativos como Windows 10 y Android 9, navegadores u otras aplicaciones, aunque no todas están igual de conseguidas ni gustan a todos los usuarios.

Aprovechando la próxima implementación en WhatsApp, repasamos la forma de activarlo en algunas de las aplicaciones más populares.

Windows 10

De las mejores implementaciones que puedes probar. Se ve genial en ambientes oscuros y también en otros con más luz, pero se limita a la herramienta de configuración. Se activa en Configuración > Personalización > Colores.

Modo Oscuro

Para conseguir este modo oscuro en las aplicaciones del sistema se puede utilizar las opciones de accesibilidad activando las opciones de alto contraste en Accesibilidad > Contraste alto. No es un modo oscuro nativo y se ve bastante peor que en la configuración.

Edge

También bien implementado con modo nativo. Se activa en Menú > Configuración y es independiente del que uses para Windows 10:

Modo Oscuro

La opción de Edge solo cambia la interfaz. Si quieres cambiar las propias páginas web, puedes utilizar extnsiones como Turn Off the Lights, disponible en la Microsoft Store.

Gmail

Se activa desde la herramienta de Configuración > Temas y sirve para el antiguo y nuevo cliente de mensajería:

Modo Oscuro

Firefox

Puedes habilitar el modo oscuro en Firefox en cualquier sistema operativo y sin instalar ningún tema de terceros. Esto funciona en Windows 7, Windows 10, macOS y Linux. Se activa en Menú > Complementos:

Chrome

El navegador de Google no cuenta todavía con un tema oscuro incorporado, pero puedes obtenerlo con unos cuantos clics e incluso aplicar un tema oscuro a cada página web que visitas. Recomendamos Morpheon Dark, uno de los temas más populares. Este tema convierte en oscuro la barra de pestañas, la barra de título, la barra de herramientas y la página Nueva pestaña:

Modo Oscuro

Si no te gusta puedes revertirlo en Menú > Configuración > Aspecto > Restablecer valores predeterminados

Telegram

Como decíamos, el máximo rival de WhatsApp tiene su modo oscuro desde hace tiempo. Se activa directamente desde el menú:

Modo Oscuro

 

Son unos ejemplos. Hay muchas aplicaciones con este modo oscuro que se está extendiendo cada vez más como opción de visualización, si bien no todos están tan logrados. La solución de futuro será seguramente dotar de soporte directo a los modos implementados por Microsoft o Google en Windows 10 y Android 9. No es la panacea, no gusta a todos los usuarios que prefieren modos de visualización más claros ni ofrecen los mismos beneficios según los entornos o aplicación.

Continuar leyendo

Top 5 Cupones

Lo más leído