Web Analytics
Conecta con nosotros

Análisis

Opel Combo Life, compenetrado

Publicado el

«Lo haremos como si no tuviéramos nada que perder» Danny, Rusty (Ocean’s Eleven, 2001)

No, no y mil veces no. No estamos cocinando hamburguesas a la plancha mis pobres y torpes alumnos, estamos intentando crear arte, pero no ese arte pobre y simplón que se conforma con seducir groseramente a la vista o el oído, tenemos que entrar en otra dimensión, subir un escalón más, llegar a la mismísima alma de las personas a través también del olfato, del tacto, del gusto. Y si alguna de estas cosas falla estáis escupiendo a la cara al arte de la cocina, os estáis riendo de miles de años de evolución desde que las especias sirvieran para tapar el olor a podrido de la carne almacenada en las cuevas hasta la última tecnología, la impresión 3D, el nitrógeno líquido…

Si no lo sentís dejad los delantales aquí mismo para que yo los pisotee con desprecio, porque habréis renunciado al desafío de vuestras vidas por unas pocas horas de sueño, por unas estúpidas crisis de ansiedad. No quiero lágrimas en esta cocina así que el que quiera irse que lo haga ahora mismo sin mirar atrás. Mejor así, marchaos todos, no os necesito. No quiero tener rémoras en mi cocina, los mediocres que se junten con los mediocres para hacer alimentos mediocres. Espero no encontrame con vosotros el una cocina porque vuestra comida sabrá a mediocridad. Esperad… esperad un momento, abrid la puerta hay un fuerte olor a gas. ¿Nadie me escucha?

Cuando tenemos necesidades de movilidad otros muchos factores entran en la ecuación a la hora de decidirnos por la compra de un vehículo y en este sentido cuantas más opciones encontremos en el mercado mucho mejor. Últimamente los fabricantes (en concreto y principalmente el grupo PSA) están ofreciendo un formato de coche, al que corresponde el modelo de Opel que hemos podido probar, que auna por un lado gran cantidad de espacio interior y de carga, una excelente habitabilidad y acceso a las plazas y al mismo tiempo ciertas capacidades de conducción fuera del asfalto que se salen de lo que podemos encontrar habitualmente.

Ficha técnica

Se trata de modelos que en vez de basarse en monovolúmenes, todoterrenos o turismos han escogido como punto de partida el concepto de furgoneta, con un aspecto algo más espartano que otras opciones algo más «glamurosas» pero que ofrecen algunas indudables ventajas y que por otro lado adoptan tecnología y acabados procedentes de la línea de producción de turismos para ofrecer todas las ventajas que podemos encontrar en una berlina de calle tradicional además de ciertas características heredadas de los SUV más propensos a salir del asfalto.

¿Una furgoneta?

El aspecto exterior del Opel Comblo Life que pudimos probar es un claro ejemplo del planteamiento que comentamos: el planteamiento del diseño externo de este modelo es el mismo que el de la furgoneta de carga Opel Combo con formas rectas, gran portón trasero, puertas correderas para las plazas traseras y en definitiva aspecto de vehículo profesional suavizado por algunos detalles estéticos como llantas de turismo, molduras laterales y algunas piezas plásticas en color negro en la parte frontal como la toma de aire inferior. La versíon que probamos contaba además con cristales traseros oscurecidos.

Los toque todoterreno también están presentes con las barras portaequipajes o la protección de la parte delantera pero en realidad no hay más elementos que puedan llevar a pensar que el Combo Life esté pensado para salir del asfalto. El frontal acoge una gran parrilla de color negro con el logotipo de Opel en el centro, los faros tienen un diseño con aire de familia de los turismos de la marca. Una de las características más sobresalientes son las amplias superficies acristaladas, partiendo del propio parabrisas, que otorgan gran visibilidad y luz natural al interior del vehículo.

En el interior el Combo Life es muy amplio, impresiona sobre todo la altura disponible y la accesibilidad tanto de las puertas delanteras como las traseras, que son correderas (aunque no motorizadas). En la parte delantera el salpicadero aunque más vertical que un turismo o incluso un SUV normal tiene un diseño que se aleja de la estética espartana de las furgonetas con una palanca de cambio colocada en posición natural, volante multifunción, una gran pantalla táctil de ocho pulgadas, visor HUD que proyecta información frente al parabrisas…

Materiales algo espartanos

Donde se nota la herencia del vehículo industrial del que deriva es en los materiales y acabados, aunque más por robustos que por dar una impresión de mala calidad. En general la sensación es buena y como decimos el interior tiene el aspecto de estar diseñado para aguantarlo todo. Otra característica sobresaliente es el gran número y generoso tamaño de los espacios portaobjetos. Incluso hay una especie de pequeño y discreto espacio de carga accesible mediante puertas correderas detrás de las plazas traseras y desde el exterior abriendo la luneta que está colocado sobre el maletero y tiene una capacidad de 36 litros.

Otro elemento llamativo en el interior es que bajo el amplio techo solar por encima de la cabeza de los ocupantes hay una especie de barra que recorre todo el habitáculo que también permite almacenar objetos y que sirve como elemento de iluminación mediante luces LED. Los asientos delanteros son cómodos, aunque no sujetan tanto en curva como los de un turismo o un todoterreno. Las plazas traseras son amplias e individuales pero no se pueden desplazar para modificar el espacio del maletero. Existe una opción de una tercera fila de asientos que resta espacio en el maletero.

En la parte trasera, además de viajar con amplitud (más que en un SUV o todoterreno medio) tenemos a nuestra disposición unas mesitas plegables y otros elementos como ventilación independiente y tomas USB para la carga de dispositivos. El interior en definitiva no solamente es cómod en ruta sino que es «vivible», es decir, puede utilizarse como espacio en excursiones o acampadas como zona de esparcimiento protegida de la interperie amplia y de fácil acceso.

Un gran maletero

El maletero es otro de los protagonistas del Combo Life. El acceso es mediante un gran portón lo que impide que podamos abrirlo si aparcamos cerca de otro coche de cierta altura o de una pared. Esto se ha solucionado en parte gracias a que la luneta es practicable y permite el acceso al interior aunque éste es limitado ya que por la altura del portón es difícil acceder a objetos pequeños que se encuentren en el suelo del maletero. Para paliar en parte este inconveniente el vehículo dispone de una cortinilla cubreequipajes que puede colocarse en dos alturas y soporta objetos hasta un peso total de 25 kilos.

La capacidad es muy grande, 597 litros en esta versión corta y hasta 850 litros en la versión larga. Es un espacio totalmente aprovechable gracias a que al abrir el portón tenemos un acceso completo a todo el espacio de carga y no hay obstáculos en la parte inferior que impidan el proceso de carga. En caso de ser necesario los asientos de la segunda fila son abatibles y aumentan el espacio de carga hasta los 2.126 litros. Además el asiento del acompañante también se puede abatir lo que permite transportar objetos de hasta tres metros en el interior del vehículo.

Al volante

En el apartado del comportamiento del coche hay que tener primero en cuenta de que estamos ante un vehículo basado en un modelo de transporte por lo que ni la aerodinámica ni el chásis están preparados para la conducción más dinámica por mucho que la motorización y el peso del vehículo pueda permitirlo. En nuestro caso hemos tenido a nuestra disposición un Combo Live con motor 1.5D con 130 caballos con una buena cifra de par por lo que las prestaciones no son un problema sobre el papel.

La primera impresión es que la posición del conductor es muy cómoda y la visibilidad excelente, cona ayuda además de unos retrovisores laterales de tamaño generoso. Esto, con el añadido de las múltiples ayudas a la conducción que ha incorporado Opel en esta versión como las cámaras de aparcamiento, hacen de este Opel un coche muy cómodo para conducir por ciudad a pesar de su tamaño. Además la buena cifra de par hace que podamos seguir y adelantarnos al ritmo del tráfico sin mayores problemas.

Una vez en carretera el Combo Life desvela una personalidad tranquila. Las suspensiones están más pensadas para el confort y la insonorización es bastante buena, aunque es algo inferior a la que se consiguen en otros modelos más sofisticados. Esto es debido además a que el diseño de la carrocería es menos aerodinámico por lo que el aire provoca un nivel de ruido mayor que con otro tipo de diseños.

Para una conducción más alegre por carreteras viradas la altura del coche se hace notar con cierto balanceo que aunque no resulta peligroso sí que resta algo de sensación de seguridad y provoca algo de incomodidad en los pasajeros. Tampoco se puede decir que el cambio sea ágil o que las reacciones de la dirección sean inmediatas por lo que la impresión es que en todo momento el coche transmite que prefiere viajar tranquilo por autopista o por ciudad. Cuando se lleva el Combo Life fuera del asfalto se nota algo de altura adicional con respecto a un monovolumen medio, pero menos que un SUV por lo que sus habilidades para desenvolverse fuera de la carretera nos son especialmente buenas.

Conclusiones

Si lo que se necesita es espacio interior por encima de otras consideraciones el Opel Combo Life es un candidato muy cualificado a tener en cuenta con mucha amplitud interior para cinco adultos de cualquier estatura y espacio de carga de sobra unido a una gran cantidad de huecos y espacios de almacenamiento adicionales. Nos ha gustado el equipamiento, con sistemas de auyda a la conducción a la altura de cualquier otro modelo y también las grandes superficies acristaladas y una buena insonorización por lo que la vida a bordo es realmente agradable.

Los acabados no son lo más sobresaliente de este Opel, pero este detalle es coherente con la filosofía de un coche robusto para el tiempo libre. No es un vehículo para divertirse en carretera pero su confort de marcha nos ha gustado mucho, así como su versatilidad y su facilidad de manejo en ciudad. En definitiva un coche diferente que puede convencer a los más hambrientos de espacio.

Valoración final
7 NOTA
NOS GUSTA
Gran espacio interior
Gran maletero
Confort notable
A MEJORAR
Acabados algo espartanos
Poco ágil en trayectos rápidos sinuosos
RESUMEN
Un verdadero campeón en lo que respecta al espacio interior con un buen confort de marcha algo torpe en carreteras con curvas y con acabados un poco justos
Prestaciones6.5
Diseño6
Consumo7
Confort7.5
Sistema de infoentretenimiento8

 

 

Top 5 Cupones

Lo más leído