Web Analytics
Conecta con nosotros

Análisis

Remnant: From the Ashes, análisis: un diamante en polvo

Publicado el
Análisis Remnant from the ashes Reviews

De la mano de Gunfire Games y el equipo de Perfect World responsable de Darksiders III, nos llega Remnant: From the Ashes, un juego de acción y supervivencia cooperativa que nos enfrenta a criaturas de otra dimensión.

Tratando de distanciarse de los ya recurrentes shooters de zombies, este juego de acción, rol y supervivencia en tercera persona nos trasportará a un mundo postapocalíptico infestado de criaturas monstruosas, muertos vivientes, robots asesinos, y un sin fin de hordas y criaturas que amenazarán nuestra existencia.

Lo primero de todo, mencionar que esta prueba ha sido realizada con una copia gratuita para PC a través de Steam, cedida amablemente desde TNPR. Así pues, aprovechamos también para hacer un pequeño repaso a los requisitos mínimos y el equipo con el que hemos realizado la prueba.

Requisitos mínimos Remnant: From the Ashes

  • Sistema Operativo: Windows 7 (64 bit)
  • Procesador: Intel Core i3-7350K (4.20 GHz) o equivalente AMD
  • Memoria: 8 GB de RAM
  • GPU: AMD Radeon RX 470 o equivalente NVIDIA
  • Sonido: DirectX 11 y tarjeta compatible
  • Almacenamiento: 30 GB

Requisitos recomendados Remnant: From the Ashes

  • Sistema Operativo: Windows 10 (64 bit)
  • Procesador: Intel Core i5-4590 (3.70 GHz) o AMD FX-8320 (3.5 GHz) o superior
  • Memoria: 8 GB de RAM
  • GPU: NVIDIA GeForce GTX 970 o AMD Radeon R7 370 o superior con mínimo 2 GB de VRAM
  • Sonido: DirectX 11 y tarjeta compatible
  • Almacenamiento: 40 GB
  • Otros: conexión a banda ancha

Opciones y requisitos mínimos

En nuestro caso hemos podido jugar a Remnant: From the Ashes sin ninguna incidencia, usando en todo momento la configuración máxima permitida con unas tasas estables entre los 55 y 70 FPS, y unos picos mínimos siempre superiores a los 40 FPS.

Equipo utilizado para el análisis

  • Sistema Operativo: Windows 10 (64 bit)
  • Procesador: Intel Core i7-4790K (4.00 GHz)
  • Memoria: 16 GB de RAM
  • GPU: NVIDIA GeForce GTX1060
  • Sonido: DirectX 11 y tarjeta de sonido compatible
  • Almacenamiento: +1 TB libre
  • Otros: Mando DualShock 4 por cable, conexión simétrica por fibra óptica a 400 Mbps

Además, aunque en nuestro caso nos hemos limitado a probar la versión para PC, cabe recordar que los desarrolladores anunciaron que el juego será capaz de correr de forma estable bajo resoluciones 4K a 30 FPS tanto en PlayStation 4 Pro como en Xbox One X.

Historia principal

«A finales de la década de 1960, unos científicos de la Tierra descubrieron una piedra grabada con unos extraños símbolos. Al descifrar estas runas, consiguieron abrir un portal a otros mundos. Pero había algo acechando al otro lado… una fuerza maligna de seres aterradores conocidos como los Vástagos que invadieron la Tierra y diezmaron su población«.

La trama principal resulta bastante simple, y aunque trata de ridiculizar en cierta medida a las típicas historias del héroe destinado a salvar al mundo, finalmente acaba convirtiéndose en una de ellas. Así pues, nuestro viaje comienza comienza ochenta años después de la invasión, tras haber perdido el contacto con el verdadero héroe y vernos obligados a tratar de seguir sus pasos y terminar sus hazañas pendientes.

Un camino que nos lleva a embarcarnos en la búsqueda de la conocida como «Torre del Dragón», un sitio donde antaño se dice habitaban estas criaturas fantásticas, y que se ha convertido ahora en el foco de una plaga de extrañas criaturas que amenazan a una ya reducida población humana.

Tras un corto pero suficiente tutorial, seremos rescatados y llevados a la Base 13, uno de los pocos lugares seguros donde se esconden los refugiados, y lugar desde donde se trató de investigar y hacer frente a «La Raíz», foco y origen de las criaturas a las que combatimos.

Si bien el resto de la historia se irá desarrollando de forma lenta a medida que vayamos completando las misiones, es de agradecer la extensa cantidad de contenidos añadidos y lore oculto a través de todos los escenarios gracias a los que, después de dedicarles unos cuantos minutos y esfuerzo, podremos obtener una visión mucho más global de lo que realmente ocurrió en este mundo postapocalíptico.

No todos los héroes actúan igual

Pasaremos así a la selección de clase, o más bien arquetipos. Y es que si bien podremos apreciar una diferencia en las habilidades especiales del personaje, la jugabilidad de las tres clases será prácticamente igual salvo por el hecho de centrarnos más en los combates a distancia y armas de fuego, o los combates cuerpo a cuerpo.

Sin embargo, aquí es donde destaca la presencia del llamado Exsectario, un personaje que combinará ambos estilos de juego y que basará sus habilidades principales en el apoyo del resto de miembros grupo.

Aunque no podamos revertir la selección de clase salvo creando un personaje nuevo, lo que sí podremos será comprar y adquirir las armas específicas de las otras dos, que si bien no nos garantizarán casar por completo con el estilo de combate nuestro personaje, no contarán con ningún tipo de restricción.

Acción al estilo Souls con un toque muy rolero

Con hasta tres tipos de armas centradas en el combate cuerpo a cuerpo y dos distancias, el combate por lo general se centrará más en el apartado de shooter, siendo de gran utilidad para limpiar el mayor número de enemigos de cada ola para finalmente rematarlos a melé.

Tal y como os adelantábamos, en Remnant: From the Ashes podemos apreciar una gran influencia del género Souls, principalmente presente el el combate, donde más allá del propio equipo será importante saber cuándo atacar y cuándo evadir, o nuestra capacidad para saber aprovechar el escenario a nuestro favor.

Además de los clásicos bailes de esquiva y ataque cronometrados, resulta más que evidente la presencia de otros elementos que se asemejan a esta saga, como el llamado Corazón de Dragón: un pequeño objeto con tres cargas que, después de unos segundos de uso que ralentizará a nuestro personaje, nos curará una gran porción de nuestra salud.

Y otros elementos todavía más obvios como los puntos de guardado, unas piedras flotantes apiladas a modo de hoguera en la que nuestro personaje se sentará para recargar todos sus objetos y munición, y que nos servirá como puntos de guardado rápido.

Sin embargo, se nota que Remnant: From the Ashes busca aportar algún matiz que lo defina como algo diferente del resto de estas entregas. Es por eso por lo que contaremos con varios NPC’s especializados en la fabricación y mejoras de armas y equipo defensivo, así otra persona que nos venderá algunas nuevas habilidades según vayamos subiendo de nivel y derrotando a ciertos enemigos especiales. Para ello, tendremos que tratar de destruir tanto objetos y enemigos como se nos interpongan para tratar de reunir materiales.

Un punto curioso es que, además de la propia barra de vida, contaremos con un complejo sistema de vulnerabilidades y estados degenerativos, con sus consiguientes formas de tratarlos. Pero lo que más me ha llamado la atención aquí es la enorme lógica que han seguido los desarrolladores: si estás envenenado, tomas un tónico; si sangras, usas las vendas; y si estás en llamas, deberás rodar o buscar agua para extinguirlo.

Dicho esto, dada la gran influencia que supone el equipo a la hora de realmente poder superar algunos retos, contaremos también con una pequeña ayuda que nos permitirá comprar directamente (y sólo disponibles cada cierto tiempo de juego) algunos de los materiales básicos para realizar estas mejoras.

Así pues, nuestro personaje también contará con una barra de experiencia propia que acumulará experiencia de los enemigos y jefes derrotados, incluso si somos derrotados en mitad de alguna de nuestras expediciones. Algo que si bien facilita enormemente la tarea de subir de nivel, podría ir acompañado de una ligera penalización que nos hiciese ir con más cuidado.

Aunque realmente el mayor foco de experiencia serán los tomos especiales que iremos encontrando repartidos por los mapas, y que nos otorgarán un punto de nivel automático al encontrarlos. Y es que más allá de ofrecernos una pequeña mejora en nuestras estadísticas, la subida de nivel nos servirá sólo para mejorar algunas características concretas de nuestro personaje como la vitalidad, la resistencia, e incluso un medidor para aumentar la experiencia recibida (muy recomendable para agilizar los primeros niveles).

La jugabilidad depende de quiénes jueguen

Sin embargo, pese a que los desarrolladores claman que podremos disfrutar de toda la experiencia y la historia principal en el modo par un jugador, la verdad es que hemos notado un gran desbalanceo en muchos momentos al jugar en solitario, pareciendo casi más que la aventura esté pensada para jugarla necesariamente con otros aliados en los planteados equipos de hasta 3 jugadores simultáneos por partida.

Y es que se puede apreciar una curvatura de dificultad demasiado acentuada a los pocos minutos de avanzar en el juego, con muchos enemigos y campeones que nos supondrán un reto casi imposible de afrontar sin invertir unas cuantas horas de más en el refuerzo de nuestro personaje.

Aun con todo, la trama principal no nos llevará más de 20 horas, incluso contando con el farmeo de experiencia y materiales. Y es que una vez completa, si rejugamos la historia con un personaje de nivel alto, podremos ser capaces incluso de reducir este tiempo a la mitad, e incluso un poco menos en el caso estar acompañados de otro jugador.

Aunque los propios desarrolladores aseguran haber cread una experiencia de “aventura infinita” al no permitirnos disfrutar de todo el potencial del juego con una única partida completa. Concretamente se estima que al terminarlo, tan solo habremos disfrutado de un 45% del contenido total que esconde el juego, aunque las partidas posteriores no nos mostrarán necesariamente aquellos detalles que hemos perdido, asegurándonos así una rejugabilidad mayor.

Remnant: From the Ashes está disponible desde hoy mismo para su compra en su web oficial por 39,99 euros, pudiendo encontrar dos versiones diferenciadas para los usuarios de PC a través de las plataformas de Steam o Arc Games, así como una tercera versión a través de la Microsoft Store, que también nos proporcionará el acceso al juego para la Xbox One.

Sin embargo, aunque su llegada a PS4 esté confirmada, parece ser que el juego llegará con cierto retraso a la consola de Sony.

Valoración Final
8 NOTA
NOS GUSTA
Una enorme cantidad de historia y lore.
Gran rendimiento a resoluciones máximas.
El balance entre acción, habilidad y rol.
A MEJORAR
Desarrollo del personaje muy lento.
Cierta dependencia del modo multijugador.
Fácilmente monótono.
RESUMEN
Esta combinación de survival horror, rol, shooter, y una clara influencia del Darksiders y el género Souls nos deja una sensación agridulce a la hora de jugarlo. Y es que si bien la jugabilidad y la historia resultan lo suficientemente buenas como para atraparnos, la excesiva lentitud de mejora del personaje o la dependencia del modo cooperativo multijugador nos puede hacer caer en una monótona repetición de algunos tramos.
Gráficos y sonido8
Jugabilidad8
Rendimiento9
Duración7

Gran fan de la industria del videojuego, también me considero bastante techie, por lo que trato siempre de estar al día sobre toda la información tecnológica.

Top 5 Cupones

Lo más leído