Web Analytics
Conecta con nosotros

Noticias

Google Assistant se compromete a no guardar mensajes de voz por defecto

Publicado el
Google Assistant

Que se “sorprendiera” a algunos gigantes tecnológicos recurriendo a escuchas humanas de las conversaciones que mantienen sus usuarios con los asistentes digitales se ha convertido en uno de los grandes escándalos a nivel de privacidad del año, hasta el punto que en Google Assistant y Siri tuvieron que suspenderlas para evitar posibles represalias.

Con el fin de generar más confianza de cara a los usuarios, el gigante de Mountain View ha anunciado que protegerá mejor la privacidad cuando se use Google Assistant y ha confirmado que no guardará por defecto las grabaciones de voz. Este esfuerzo por mejorar la privacidad del asistente personal digital llega acompañado de unas disculpas públicas: “Está claro que no cumplimos con nuestros altos estándares al facilitar la comprensión de cómo se utilizan sus datos, y nos disculpamos”, publicó la compañía en su blog oficial.

Google ha sido tradicionalmente una compañía muy señalada por los defensores de la privacidad, situación que posiblemente la haya obligado a mostrarse más transparente y a tomar medidas, al menos en apariencia, más contundentes que las de algunos competidores en este segmento: “También estamos actualizando nuestra política para reducir enormemente la cantidad de datos de audio que almacenamos. Para aquellos de ustedes que hayan optado por incluirse en la Actividad de Voz y Audio (VAA), pronto eliminaremos automáticamente la gran mayoría de los datos de audio asociados con su cuenta que tienen más de unos pocos meses. Esta nueva política llegará a VAA a finales de este año.”

Tras la aplicación de estos cambios anunciados para Google Assistant, en caso de que el usuario opte por activar la característica, se le pedirá que revise su configuración en el parámetro “Actividad de Voz y Audio”. También se mejorarán los filtros que tendrían que borrar los mensajes de voz hechos cuando el usuario no ha pronunciado “OK Google” o cualquier otra palabra de activación, además de permitirle ajustar el nivel de sensibilidad de la palabra de activación para evitar iniciaciones involuntarias.

Las escuchas humanas para mejorar los asistentes personales digitales y otros servicios se han convertido en uno de los mayores escándalos a nivel de privacidad de 2019. Mientras Apple y Google decidieron detenerlas hasta implementar ciertos ajustes, Microsoft y Amazon decidieron ofrecer más transparencia para facilitar al usuario la posibilidad de inhabilitar este mecanismo de recopilación y análisis de datos.

Lo más leído