Web Analytics
Conecta con nosotros

Noticias

Stardew Valley saltará de la pantalla a la mesa

Publicado el
Stardew Valley saltará de la pantalla a la mesa

Si eres de las personas que han disfrutado con Stardew Valley en el PC, seguramente esta noticia te suponga una enorme alegría. A mí me ha pasado. Y es que Pueblo Pelícano, ese idílico lugar alejado de la sociedad moderna, de las prisas y del ruido, y que hasta ahora solo existía en las partidas de sus jugadores, nos ha sorprendido saltando al mundo analógico, con un juego de mesa que, si bien no podrá reproducir todas las dinámicas del juego para ordenador, sí que nos ofrece otras interesantes y divertidas posibilidades.

El lanzamiento del juego de mesa de Stardew Valley ha sido una sorpresa. Se ha hecho público hace solo unas horas y ha sido anunciado en Twitter por Eric «ConcernedApe» Barone, su creador. La adaptación del juego ha sido un trabajo en equipo entre Barone y Cole Medeiros, un reconocido creador de juegos de mesa con muchos títulos ya publicados y, según podemos leer en su página web, han dedicado más de dos años y medio para lograr una adaptación lo más fiel a Stardew Valley, pero que al tiempo se adapte a las particularidades de los juegos de mesa.

Si no conoces Stardew Valley, hablamos de un juego publicado en 2016 para Windows, y posteriormente para MacOS X y Linux, en el que empiezas siendo un trabajador más en la gran ciudad, con un trabajo gris y una vida que no te satisface. Cansado de la rutina, un día decides romper con todo y trasladarte a una vieja y ruinosa granja, propiedad de tu abuelo. A partir de ese momento tu vida cambiará por completo, pues tendrás que asumir todas las responsabilidades de un granjero que cuida sus cultivos, restaura la granja y, además, tiene que cuidar sus relaciones con el resto de lugareños para encajar en Pueblo Pelícano.

Explicado así, Stardew Valley puede parecer sencillo, y en realidad no es un juego con una curva de aprendizaje compleja ni mucho menos, pero sí que es tremendamente rico en posibilidades, tanto en lo relacionado con la gestión y explotación de la granja, como en lo referido a las relaciones interpersonales, en las que se pueden dar un sinfín de roles que tendrás que saber gestionar. Más allá de un entorno adorable, gran parte de la magia del juego radica precisamente en esa riqueza.

Trasladar todo eso desde el PC hasta un juego de tablero no es tarea fácil, más aún cuando lo que se pretende es crear una experiencia de juego coherente en ambas plataformas, pero que no sacrifique la diversión en pro de la fidelidad al original. Cuesta poco, por lo tanto, suponer que buena parte de esos dos años y medio de trabajo para llevar Stardew Valley a la mesa se hayan dedicado a establecer las mecánicas de juego adecuadas, preservando el espíritu del juego.

Esto da lugar, como ha explicado el propio Barone, a que sea un juego «diseñado para tener cierta profundidad y complejidad«, lo que podemos traducir como que llevará un cierto tiempo familiarizarse con la mecánica del juego, es decir, que no ofrece un modelo de juego casual. La parte buena es que, una vez dominadas las reglas de juego, la versión de mesa de Stardew Valley ha sido diseñada para poder modificarlas y adaptarlas a las preferencias de los jugadores en cada partida.

Su precio es de 55 dólares y la peor noticia es que, al menos de momento, solo puede ser comprado en Estados Unidos, si bien en la tienda podemos leer que ya están trabajando para hacer posible su compra más allá de las fronteras estadounidenses. Así, es probable que todavía tengamos que esperar un tiempo hasta que la versión de tablero de Stardew Valley llegue oficialmente a España, pero poder hacer que  Joja Corporation tenga que abandonar Pueblo Pelícano también en tablero hace que, sin duda, la espera merezca la pena.

Si me dieran una cana por cada contenido que he escrito relacionado con la tecnología... pues sí, tendría las canas que tengo. Por lo demás, música, fotografía, café, un eReader a reventar y una isla desierta. ¿Te vienes?

Lo más leído