Web Analytics
Conecta con nosotros

Noticias

2022 será un buen año para las tablets

Publicado el
2022 será un buen año para las tablets

Parece que fue ayer cuando Apple inauguró el mercado de las tablets con su iPad, un tipo de dispositivo que algunos esperaban con los brazos abiertos, al tiempo que otros se preguntaban si tendría utilidad o sentido alguno. Y sí, sé que antes del iPad, mucho antes, existieron los tablet PC (que en su momento me fascinaban) o incluso, si queremos hacer historia, también podemos recordar el Cambridge Z88, del que te hablamos en el obituario de Sir Clave Sinclair. Con todos esos antecedentes, no obstante, es indudable que fue Apple quien definió el concepto que tenemos actualmente de las tablets.

Aquel sonado lanzamiento se produjo en 2010 y, aunque en aquel momento podía parecer que las tablets se iban a comer el mundo, lo cierto es que nunca han llegado a dar el tirón que tantos esperaban. Recuerdo haber escuchado en aquel momento algunas voces que apuntaban a que las tablets venían a firmar la muerte del PC. Sin embargo, más de una década después, el PC sigue estando bastante vivo y es la tablet la que ha tenido que reinventarse en más de una ocasión para sobrevivir.

Sin embargo, poco a poco parece que hay cierta reversión en la tendencia, algo que ya se pudo ver tímidamente en 2020, de manera un poco más acusada este 2021, y que según algunos datos se incrementará aún más en 2022. Y podemos encontrar algunos datos muy interesantes al respecto en este artículo de PhoneArena. Datos de entre los cuales destacamos que Samsung espera, para 2022, un crecimiento del 6% en venta de tablets con respecto a 2021. Un crecimiento que dobla al que ya ha experimentado entre 2020 y 2021, con un crecimiento del 3%.

Apple también ha experimentado un importante crecimiento: durante su segundo trimestre fiscal 2021 ha visto crecer los ingresos por sus iPad un 79%, pasando de 4.37o millones a 7.810 millones de dólares.

2022 será un buen año para las tablets

Muchas voces coinciden en que la pandemia, los confinamientos, el teletrabajo y la teleformación han sido factores clave en este crecimiento. Sin embargo, aunque evidentemente esta es la razón principal, no debemos descuidar otra que también tiene bastante peso, y es que parece que finalmente los fabricantes han decidido apostar más fuertes por el mercado de las tablets. Y es que, salvo honrosas excepciones, las opciones que llegaron al mercado durante toda la década pasada fueron escasas y poco atractivas.

Por un momento, casi dio la impresión de que el mercado de las tablets se dividía entre Apple, con sus dispositivos de gama alta, y posteriormente una plétora de dispositivos de gama de entrada o como mucho de gama media, con muy poca (por no decir nula) personalidad, tan clónico entre sí que en más de una ocasión te hacían dudar sobre si la única diferencia entre unas y otras no era más que el logotipo impreso en las mismas.

Este mercado llevaba mucho tiempo necesitando algo de oxígeno, que solo podía llegar de la mano de los fabricantes, con nuevos y atractivos modelos que crecieran en funciones y que plantaran cara a la supremacía de los de Cupertino (algo bastante parecido a lo que viene ocurriendo en el campo de los smartwatches). Ahora parece que los fabricantes han despertado y, en consecuencia, las tablets vuelven a resultar atractivas. ¡Bien por ellos!

Si me dieran una cana por cada contenido que he escrito relacionado con la tecnología... pues sí, tendría las canas que tengo. Por lo demás, música, fotografía, café, un eReader a reventar y una isla desierta. ¿Te vienes?

Lo más leído