Web Analytics
Conecta con nosotros

A Fondo

Seis descompresores de archivos que debes conocer

Publicado

el

descompresores de archivos

Los descompresores de archivos son un tipo de software especializado en el manejo de archivos comprimidos. Un tipo de archivo que para entenderlo de manera sencilla agrupan a otros en su interior. Tienen el objetivo principal de ahorrar espacio aplicando distintos grados de compresión, pero también permite mejorar su distribución en Internet y su organización.

Hay que empezar diciendo que el almacenamiento de datos informáticos es responsabilidad de lo que se conoce como archivos o ficheros. Son los equivalentes digitales a los almacenados físicamente en una oficina y existen de muy distintos tipos, identificados (en sistemas Windows) con caracteres añadidos después de su nombre en lo que se conoce como extensión del archivo.

Todos los archivos informáticos son una secuencia de bits y ocupan muy distintos tamaños. Desde solo unos cuantos bytes (como un archivo de texto simple .txt), hasta prácticamente el infinito siempre que pueda ser manejado por el sistema operativo y almacenado por un disco duro o SSD. Como no suele sobrar espacio en nuestros discos, hay aplicaciones que permiten agrupar archivos en uno solo reduciendo su tamaño final. Es uno de los objetivos de los archivos comprimidos, pero no el único.

Otro muy importante es el de organizar mejor el almacenamiento de nuestros datos, al incluir 10, 100, 1000, 10.000 archivos y/o carpetas en un solo fichero comprimido. También permiten hacer lo contrario: dividir un archivo de gran tamaño y difícil manejo en otros más pequeños. Sea agrupar o dividir, son muy útiles para almacenarlos mejor, para enviarlos por correo electrónico, para subirlos a servicios de almacenamiento en nube o para compartirlos en redes P2P o servidores de descarga.

descompresores de archivos

Descompresores de archivos

El manejo de estos archivos necesita aplicaciones especializadas que permiten tanto descomprimirlos como comprimirlos. También pueden incluir capacidades avanzadas como automatizar y programar las funciones de compresión; asegurar los archivos con cifrado; transferirlos usando el protocolo FTP directamente desde la interfaz; grabarlos en medios ópticos o enviarlos por correo electrónico.

Existen aplicaciones que realizan este tipo de funciones totalmente gratuitas y algunas son de código abierto. Otras son de pago y/o de código cerrado. Además de ello, otras diferencias son su capacidad de soportar los tres principales formatos de archivos comprimidos, ZIP, RAR y TAR, además de la velocidad a la hora de comprimir/descomprimir o la usabilidad de su interfaz. Te dejamos con seis de los mejores, gratuitos y de pago.

7-Zip

Software libre y de código abierto, es la gran referencia para los que buscan una aplicación de este tipo totalmente gratuita. Usa su propio formato de archivos ‘7z’ por defecto, aunque soporta otros como ZIP y RAR tanto para la descompresión como la compresión. Como sucede con la mayoría del resto, puede descomprimir archivos RAR, pero no crearlos. 7z usa una variedad de algoritmos de compresión como bzip2, LZMA y LZMA2, tiene capacidad de auto extracción, soporte para arrastrar y soltar y un potente administrador de archivos.

7-Zip está disponible para sistemas Windows de 32 y 64 bits, donde puede integrarse con sus menús contextuales. También cuenta con versiones para macOS y Linux y puede funcionar en línea de comandos. Su interfaz no es la más intuitiva, pero si buscas descompresores de archivos libres y gratuitos no encontrarás nada mejor.

WinZip

El gran clásico del formato .zip comenzó como una interfaz gráfica de usuario para PKZIP, pero que se terminó convirtiendo en un producto comercial para Windows. Bajo una interfaz atractiva y con un poderoso asistente, ofrece un montón de las funciones esperables en descompresores de archivos: cifrado AES de 256 bits, grabación directa a DVD, vista en miniatura, auto extracción, selección automática de compresión, entre muchas otras. Maneja cualquier característica en ZIP y admite otros formatos como ARC, ARJ y LZH con programas externos. También soporta formatos 7z, TAR y extracción de archivos RAR. A destacar su manejo también para audio con una compresión mejorada de archivos WAV.

WinZip ofrece prueba gratuita para Windows (desde 7 a 11), pero es software comercial y se vende en un solo pago (desde 36 euros) en varias versiones, para Mac, para empresas o como suite para consumo. Si usas mucho este formato hay que reconocer que no hay nada mejor para manejar el formato ZIP en Windows, aunque Microsoft ha añadido funciones básicas para manejar archivos .zip en el explorador de archivos de las últimas versiones de Windows.

WinRAR

El gran nombre en torno al formato RAR, una gran alternativa al formato ZIP, pero cerrado. Ofrece increíbles niveles de compresión (mejores que zip), velocidades rapidísimas al comprimir o descomprimir y una herramienta de cifrado AES de 128 bits bastante buena. Además de ser la única aplicación capaz de crear archivos en este formato, puede manejar prácticamente todas las demás, zip, 7z, TAR, iSO y un largo etc. También puede crear archivos auto-extraíbles (EXE) para los cuales no es necesario otro software de descompresión.

WinRAR es software comercial y se distribuye para Windows de 64 bits en varias versiones para uso personal o profesional desde 36 euros con pago único. Se ofrece prueba gratuita durante 40 días, mientras que la variante UNRAR (solo para descomprimir este formato) está liberada para otros sistemas y está integrado o se puede instalar en distribuciones GNU/Linux.

Zip Archiver

Si la usabilidad es importante para tí, aquí hay una buena opción gratuita a considerar porque tiene una interfaz muy bien diseñada para acoger a los usuarios que se acerquen por primera vez a los descompresores de archivos. Maneja los principales formatos y cuenta con funciones avanzadas como arrastrar y soltar, conexión con los servicios Cloud y creación de enlaces para compartir.

Zip Archiver solo está disponible para Windows, 7, 8 y 10.

PeaZip

Una solución gratuita y de código abierto que aporta una interfaz más atractiva y usable para el consumidor de a pie que la que ofrece 7-Zip en la que está basado por su distribución de software libre. Permite comprimir y descomprimir en 200 formatos como 7z, Tar y Zip, mientras que puede descomprimir RAR y también comprimir aunque para ello tengas que tener instalado WinRAR por separado. Cuenta con un administrador de archivos potente y completo para editar, ver, navegar y buscar archivos, con un amplio conjunto de funciones de seguridad de datos con cifrado fuerte AES, administrador de contraseñas cifradas, autenticación opcional de dos factores, eliminación segura y herramientas de hash de archivos.

PeaZip está disponible para Windows, Linux, BSD o ARM de 32 y 64 bits. Si buscas un 7-Zip con interfaz de usuario moderna y atractiva, esta aplicación es para tí.

B1 Free Archiver

El menos conocido entre los descompresores de archivos, usa un formato nativo de código abierto «B1» y la aplicación es totalmente gratuita, aunque es privativa. Con una interfaz atractiva (también funciona en línea de comandos), permite comprimir/descomprimir formatos como B1 y Zip, pero solo descomprimir otros como RAR. Ofrece archivos protegidos con contraseña y cifrados con algoritmo AES de 256 bits.

B1 Free Archiver está disponible para Windows, macOS y Linux, y también cuenta con versión on-line.

Lo más leído