Web Analytics
Conecta con nosotros

Noticias

Chrome OS Flex ya no es beta

Publicado

el

Chrome OS Flex ya no es beta

Cinco meses han pasado desde que Google liberó Chrome OS Flex, una versión especialmente liviana y portable de Chrome OS que aquí te contamos cómo emplear. Y ahora, solo cinco meses después, la compañía del buscador considera que el desarrollo del mismo ya está lo suficientemente pulido como para quitarle el apellido de beta, por lo que ya estaría en disposición plena de ser utilizado en sistemas de producción sin riesgos.

Como te contamos en su momento, una de la principales utilidades de Chrome OS Flex es dotar de nueva vida a ordenadores, tanto PC como Mac, que ya han quedado obsoletos para emplear las versiones actuales de los principales sistemas operativos, pero que por seguridad no se quieren mantener en uso con versiones anteriores que ya no reciben soporte técnico ni actualizaciones de seguridad. Y es que, con sus bajas exigencias en lo referido al hardware, las versiones más actuales de Chrome OS Flex se pueden emplear sin problemas en sistemas antiguos.

En el momento de liberación de la versión beta, Google afirmó que Chrome OS Flex contaba con soporte para 250 modelos de dispositivos (aunque, claro, se puede emplear en muchos más). Ahora, cinco meses después, ese número habría ascendido hasta 400, que puedes consultar aquí, en una lista que podemos esperar que siga creciendo en el futuro. Y no obstante, si tienes un equipo antiguo que no aparece en esa lista, aún así puedes hacer la prueba, pues es posible que funcione correctamente.

Chrome OS Flex ya no es beta

Google afirma que, además de aumentar la sostenibilidad al dar nueva vida a ordenadores antiguos, el sistema operativo protege a los usuarios de las amenazas de ransomware y malware, y se actualiza en segundo plano para que los usuarios no tengan que enfrentar el tiempo de inactividad. En particular, Chrome OS Flex se encuentra en el mismo ciclo de lanzamiento que Chrome OS, por lo que recibe todas las actualizaciones de manera simultánea a su «hermano mayor».

«Al instalar ChromeOS Flex en su hardware existente, no solo obtiene una gran experiencia, sino que también contribuye a una causa importante. Cada año se generan 40 millones de toneladas de desechos electrónicos en todo el mundo, es como tirar 800 portátiles por segundo. Actualizar dispositivos a ChromeOS Flex en lugar de reemplazarlos por completo es una forma impactante de reducir el desperdicio y evitar este problema creciente. Y si realmente necesita que los ventiladores funcionen para mantenerse fresco, puede sentirse mejor sabiendo que los dispositivos que ejecutan ChromeOS Flex consumen un 19% menos de energía en promedio que otros dispositivos«, afirma Google en una publicación de blog. Todo son ventajas, ¿no?

Si me dieran una cana por cada contenido que he escrito relacionado con la tecnología... pues sí, tendría las canas que tengo. Por lo demás, música, fotografía, café, un eReader a reventar y una isla desierta. ¿Te vienes?

Lo más leído