Web Analytics
Conecta con nosotros

Noticias

Mozilla concluye que el botón «no me gusta» de YouTube apenas influye en las sugerencias

Publicado

el

YouTube

Una investigación realizada por Mozilla muestra que el botón de “No me gusta” y otros controles de YouTube se muestran inefectivos cuando un usuario quiere que el algoritmo de la plataforma deje de sugerirle ciertos tipos de vídeo. La fundación responsable de Firefox ha concluido que dichos controles “previenen menos de la mitad de las recomendaciones algorítmicas no deseadas”.

Para realizar la investigación, en la que han participado 22.722 voluntarios, Mozilla ha utilizado los datos recopilados a través de RegretsReporter, su extensión que permite a los usuarios “donar” de forma voluntaria sus datos de recomendaciones para la realización de estudios como este. Con tantos voluntarios participando, la fundación ha logrado que su informe se base en millones de vídeos recomendados, a los cuales se suman otros informes anecdóticos de miles de personas.

Mozilla puso a prueba la efectividad de cuatro controles diferentes presentes en YouTube: el botón de “no me gusta”, que es el clásico pulgar hacia abajo y del que por defecto no se muestra el contador desde hace tiempo; “no me interesa”; “no recomendar el canal”; además de “eliminar el historial de reproducciones”. Los investigadores vieron que tenían distintos grados de efectividad a la hora de dejar de sugerir ciertos contenidos, pero que a niveles generales el impacto era “pequeño e inadecuado”.

Profundizando en los datos, el más efectivo fue “no recomendar este canal”, que evitó el 43% de las recomendaciones no deseadas. En el extremo opuesto está “no me interesa” con una pírrica efectividad del 11%. El clásico botón de “no me gusta” no es que ande mucho mejor con el 12%, mientras que la eliminación del historial de reproducciones mejora las prestaciones para lograr una efectividad del 29%.

Aparte de mostrar la más bien inefectividad de los controles de YouTube, el informe de Mozilla también expone que los usuarios están dispuestos a hacer esfuerzos para evitar las recomendaciones no deseadas empleando métodos como el cierre de la sesión y ver contenidos a través de una VPN. Desde la fundación destacan que la plataforma de vídeos debería de explicar mejor sus controles y brindar formas más proactivas para que los usuarios puedan definir lo que quieren ver.

Mozilla comenta que YouTube y plataformas similares dependen de una gran cantidad de datos que recopilan de forma pasiva para inferir en las preferencias de los usuarios. Ante eso, la institución responsable de Firefox cree que dicha forma de proceder es un tanto paternalista debido a que son las plataformas las que toman al final las decisiones sobre los contenidos, cuando lo que se tendría que hacer es preguntar a los usuarios qué quieren hacer en la plataforma.

El informe de Mozilla sobre YouTube no es fruto de un arrebato, sino que va a rebufo de la mayor preocupación que hay en torno a los algoritmos que emplean las grandes plataformas. En la Unión Europea hay una Ley de Servicios Digitales que requiere a las plataformas explicar cómo funcionan sus algoritmos de recomendación y abrirlos a investigadores externos, mientras que en Estados Unidos se están impulsando iniciativas similares, aunque no necesariamente igual de ambiciosas.

En resumidas cuentas, que la actividad del usuario, al menos cuando toma la decisión de rechazar, no impacta mucho en las recomendaciones que al final le hace YouTube. Mozilla lo único que ha hecho ha sido poner números y datos concretos a algo que posiblemente hayan percibido la inmensa mayoría de los usuarios de YouTube.

Apasionado del software en general y de Linux en particular. El Open Source, la multiplataforma y la seguridad son mis especialidades.

Lo más leído