Discos duros irrecuperables

Las empresas de recuperación de datos aseguran que es muy difícil o casi imposible hacer que un disco duro no sea recuperable, pero se está demostrando que la tradicional sobreescritura con ceros es un método efectivo para lograrlo. Si quieres hacer que los datos de tu disco duro nunca más estén al alcance de nadie, la reescritura recursiva de ceros es un método muy seguro, como demuestra The Great Zero Challenge. 

 

Este proyecto está orientado a demostrar que para hacer que los datos de un disco duro sean irrecuperables basta con sobreescribir todo él con ceros. Las empresas tradicionales de recuperación de datos aseguran que es casi imposible no poder recuperar datos de un disco dañado o sobreescrito, pero The Great Zero Challenge pretende confirmar lo contrario: que una simple reescritura a cero impide la recuperación de datos.

 

Los expertos han recomendado durante años prácticas extremas para borrar los datos del disco, como la reescritura con datos aleatorios (hay varios programas dedicados específicamente a esto), o medidas más extremas como pasar un imán por el disco duro para desmagnetizarlo… o incluso incendiar la unidad. Estas medidas a menudo dejan el disco duro tan dañado que no puede ser reaprovechado, pero los responsables de esta idea creen que no hace falta ser tan exagerado.

 

 

Por el momento ninguna empresa de recuperación ha aceptado el reto, pero si lo hacen y logran recuperar los datos de un disco sobreescrito con ceros ganarán un premio de 500.000 dólares. Para sobreescribir el disco con ceros lo único que es necesario es ejecutar un sencillo comando de Linux (dd if=/dev/zero of=/dev/sdb bs=10MB conv=noerror, sync) , y a partir de ahí le dejan a la empresa el disco tal cual para que traten de recuperar un par de datos concretos. Lo mejor de todo es que este método garantizaría que esta sencilla operación dejaría el disco sin datos recuperables, pero preparado para un posterior uso.

 

 

  • Share This