Controla a tus hijos con un GPS

Controla a tus hijos con un GPS
14 de enero, 2009

Cuando los niños empiezan a ir solos al colegio, a eso de los diez años, a los padres se nos hace un nudo en el corazón por los riesgos que entraña. Por eso, la aplicación de técnicas GPS en este terreno tiene un futuro importante. Con ellas podemos saber en todo momento, el punto exacto donde se encuentra el niño: casa, colegios, cine… Obviamente, esto no es óbice para que los peligros continúen, pero ayuda bastante.

Soluciones de control de geoposicionamiento de personas hay y muchas. Pero hasta ahora estaban limitadas a casos específicos de personas con orden de alejamiento, presos, etc. Obviamente, estas soluciones son eficaces pero caras. Ahora una empresa británica viendo por un lado cómo la tecnología GPS es totalemente asequible (los chips en volumen han caído por debajo de los 5 euros) y por otro, cómo los hábitos de la sociedad del siglo XXI hace que nuestros hijos estén la mayoría de su tiempo sin control, ha diseñado una solución completa y para casi todos los bolsillos.

El producto de Lok8u, the Num8, consiste en un atractivo -y voluminoso- reloj digital que lleva integrado un chip GPS con antena. Es a prueba de chaparrones y golpes y tiene una autonomía de 100 horas. Vamos, diseñado para críos. El Num8 permite localizar al crío desde un teléfono móvil o por supuesto, desde un PC con el software propietario diseñado. En este caso, utilizando Google Maps, vemos en todo momento donde se encuentra nuestro hijo reflejado con un icono.

El Num8 tiene medidas de seguridad específicas. Por ejemplo, si el chaval se quita el reloj, el sistema manda automáticamente un SMS al padre indicando la incidencia y el punto donde se lo ha quitado. Este producto, del que se esperan bofetadas por conseguirlo en los grandes almacenes, estará disponible en marzo a un precio de unas 149 libras (unos 160 euros al cambio actual). El negocio está en la suscripción mensual que habrá que contratar para disfrutar de servicios de valor añadido: unas 5 libras mensuales.

Ya hay voces críticas por la paranoia que significa este marcaje a nuestros hijos. ¿Cuándo les quitamos el reloj chivato? ¿A los quince años? ¿Y tú qué opinas?

  • Share This