Intel reciclará Xeon defectuosos

Intel reciclará Xeon defectuosos
16 de febrero, 2009

En pocas semanas tendremos con nosotros los procesadores Intel Xeon con arquitectura Nehalem de 45 nm, es decir, la versión servidora de los actuales Intel Core i7, que llegarán a tener 8 núcleos por procesador e HyperThreading. Sin embargo, habrá una particularidad para estos micros, ya que Intel rescatará aquellos modelos defectuosos para convertir, por ejemplo, chips de 8 núcleos en chips de 6 núcleos. Buena idea. 

 

De hecho, la estrategia es similar a la que plantea AMD con sus procesadores Phenom X3 y Phenom II X3. Estos micros con tres núcleos son en realidad chips con cuatro núcleos que han salido defectuosos de fábrica y que AMD reutiliza desactivando el núcleo defectuoso para producir un procesador más barato pero interesante para muchos usuarios que quieren pasar a soluciones más potentes que los tradicionales dual-core.

 

 

Intel hará lo propio con su técnica “cache and core recovery“, presentada la semana pasada durante las conferencias IEEE International Solid-State Circuits Conference (ISSCC), en las que se habló de los futuros modelos de los Intel Xeon con arquitectura Nehalem y proceso de fabricación de 45 nanómetros. Habrá modelos de 6 núcleos, habrá también modelos centrados en la eficiencia energética, pero también tendremos con nosotros a la joya de la corona, el Intel Xeon de 8 núcleos y un TDP de 130 W.

 

Durante la presentación de esos modelos Intel introdujo algunas novedades muy interesantes de estos nuevos modelos, que tendrán tres “dominios” distintos de voltajes y frecuencias de reloj: la región de núcleo, la región externa al núcleo, y la región de Entrada/Salida (E/S). Las características de estas tres regiones podrán variarse en tiempo real para que hagan uso de características aisladas que se ajusten a las necesidades en cada momento. De es modo podremos desactivar uno o más núcleos para que se aprovechen sólo los núcleos necesarios y se ahorre energía, por poner un ejemplo.

 

Pero esa técnica también hará posible el reciclado de los procesadores Xeon de Intel de 8 núcleos que salgan defectuosos de fábrica, algo que es una realidad pero que no provocará que dichos chips vayan directos a la basura. Mediante la reutilización de la caché o de la frecuencia de los núcleos dispondremos de procesadores Intel Xeon con 6 núcleos (un micro octo-core con 2 núcleos defectuosos) o con más memoria caché. Ese reciclado no implican ningún tipo de aumento del consumo en estos microprocesadores, y realmente resulta una forma muy curiosa de poder aprovechar al máximo los recursos de estos desarrollos.

 

  • Share This