Windows y Linux, pareja de baile

Windows y Linux, pareja de baile
19 de mayo, 2009

Microsoft y la Fundación Linux han formado una inusual pareja de conveniencia, con una carta conjunta relativa a un nuevo proyecto de Ley sobre contratos de software en Estados Unidos. La norma promovida por el American Law Institute contempla exigir garantías ante vicios ocultos de producto de software, lo que ha logrado unir dos filosofías y modelos de negocio tan enfrentados como el del gigante del software propietario y el defensor del software libre.

El American Law Institute es una organización privada formada por jueces, abogados y personal académico, de gran prestigio y autoridad, que recopila jurisprudencia de distintos temas y prepara en este caso normativa respecto al software. Sin embargo, la redacción inicial ha logrado poner de acuerdo a dos partes enfrentadas que han firmado una carta que muestra "nuestra preocupación por el proyecto de la ley de contratos de software, ya que no reflejan la legislación vigente y podría perturbar el buen funcionamiento del mercado del software para empresas y consumidores y crear incertidumbre a los desarrolladores de software", dicen.

La referencia de la propuesta de la ALI a una "garantía implícita ante vicios ocultos del producto" es uno de los aspectos polémicos ya que "podría provocar una enorme cantidad de litigios innecesarios, lo que socavaría el intercambio de tecnología", explican.

Destacados bloggers tampoco están de acuerdo con el proyecto, explicando que "la industria del software podría estar sujeto a una norma que no se aplica a otra industria. ¿Por qué discriminar a una de nuestras pocas industrias florecientes?", se preguntan

Desde Microsoft, el vicepresidente corporativo Horacio Gutiérrez (el mismo que asegura que Linux viola 235 patentes de Microsoft) se mostró encantado con ir de la mano de la Fundación Linux: "El simple hecho que la Fundación Linux y Microsoft hayan unido sus fuerzas, puede ser visto por algunos como sorprendente, habida cuenta de que nuestras diferencias reciben mucho más atención pública que cuando nuestros intereses convergen", dijo. "Espero que esto representa sólo una de las muchas oportunidades para colaborar con la Fundación Linux y otros en el futuro". "Podemos hacer muchas cosas juntos", recalcó el ejecutivo, un mes más tarde de la demanda contra TomTom involucrando al kernel Linux.

  • Share This