Walkman vs. iPod según un chaval

Walkman vs. iPod según un chaval
29 de junio, 2009

Hace aproximadamente tres décadas Sony revolucionó el mercado de la música con un producto que permitía llevar contigo tus canciones. Se trataba del Sony Walkman, que reproducía cintas de casete y funcionaba a pilas. Desde la web de la BBC han realizado una original prueba, cambiándole a un chaval de 13 años su iPod por un Walkman de Sony durante una semana para conocer posteriormente su impresión de esta tecnología, "abuela" de los actuales reproductores MP3 y de otros formatos multimedia.

¿Cómo podemos comparar la tecnología de antaño con la actual digital sin hacer uso de prejuicios morales y de la nostalgia? Desde BBC UK se han hecho la misma pregunta y han querido comparar la tecnología actual de música portátil con la que nació hace 30 años con el Sony Walkman. Para ello le han cambiado el iPod por un Walkman durante una semana a un chaval de 13 años llamado Scott Campbell.

Podéis leer las impresiones de Scott en la página oficial de la BBC, pero desde MuyComputer os vamos a traer unos cortos extractos como, por ejemplo un sorprendente comentario respecto al funcionamiento de las cintas de audio: "tardé tres días en darme cuenta de que las cintas tenían otra cara" u otro con una idea ingeniosa del joven: "Conseguí crear una característica de shuffle improvisada sujetando el botón rebobinar y soltándolo aleatoriamente."

La verdad es que la reproducción de música portátil ha avanzado mucho en calidad, comodidad de uso, tamaño y eso es algo que Scott refleja en sus opiniones. También se quejó de la poca autonomía, unas 3 horas con dos pilas. Sin embargo un punto positivo es que la unidad que probó disponía de doble salida de auriculares, por lo que podría compartir la música con otra persona sin necesidad de adaptadores externos.

Aún recuerdo los tiempos con Walkman, mis primeras pilas recargables, y las horas de rebobinar cintas con el lapicero o bolígrafo de turno. Las últimas unidades que salieron al mercado ya integraban una interesante característica: autoreverse, que evitaba que tuvieras que sacar y meter la cinta en el Walkman cuando se acababa una de las caras. ¡Qué tiempos aquellos!

  • Share This